La información económica de los líderes

Ricard Camarena: “Me da pena que proliferen las franquicias”

Al galardonado chef le gustaría que se legislara a quién se le da licencia y a quién no

Archivado en: 

“Me da mucha pena que proliferen las franquicias y desaparezcan los locales de toda la vida. Por ello, me encantaría que se legislara a quién se da licencia y a quien no”. De esta forma tan contundente se ha manifestado el prestigioso chef,  Ricard Camarena durante un desayuno con los medios de comunicación en su restaurante integrado en Bombas Gens.

En su opinión, “los políticos no pueden ser espectadores de lo que pasa, tienen que tomar decisiones”. Camarena también ha valorado la promoción que se está haciendo de la ciudad y ha concluido con que “no es mala pero es mejorable”. Ha comentado también que hay que tener en cuenta los recursos que tenemos porque al final, “no anem tots a una véu” (referiéndose a la campaña de la Generalitat). En cambio, sí que considera que las cosas se están haciendo bien en Alicante y ha destacado que desde su Diputación “se está aupando a sus estrellas para vender su destino, mientras que a mí no me ha llamado nadie para ser imagen de la ciudad de València”, ha recalcado y se ha ofrecido para ser el anfitrión de los cocineros que vengan a València. A este respecto ha añadido que “pasamos desapercibidos en el entorno. Somos parte del paisaje” pero ha reconocido que no cree que se le subestime de manera intencionada.

Sobre la masificación turística, ha reconocido también que “es cierto que la ciudad podría llegar a colapsarse y esto sería un problema para la ciudad. Sería lamentable convertirse en una segunda Barcelona”.

Reconocimiento al trabajo de los medios de comunicación y de su equipo

Ricard Camarena también ha tenido palabras para la prensa y para su equipo. “Este año hemos tenido dos reconocimientos internacionales (dos estrellas Michelin y Mejor Cocinero Internacional 2019 por Identità Golose) pero tenemos un reconocimiento local gracias a vosotros (refiriéndose a la prensa)”. De hecho, ha recalcado, “estamos en un momento que hace cinco años nadie soñaba”.

El prestigioso cocinero ha recordado que “en 2011 cerramos todos”. Cerró Ca Sento, Torrijos… “Fue una época masiva de cierres y parecía que no nos íbamos a recuperar”. Mientras que ahora, “se habla de València como una potencia gastronómica tanto a nivel nacional como internacional y llevamos quince años siéndolo y seguiremos siéndolo gracias a nuestra gastronomía, tursimo y talento”.

En esta misma línea también ha destacado que “en València no se ha comido nunca tan bien como ahora y esto es gracias al turismo que estamos recibiendo”.

Camarena ha comentado también que que el año que viene están previstas en España 1.400 aperturas de hostelería, un 13% en València. Él, por su parte, no ha confirmado que vaya a abrir ningún nuevo establecimiento. “Tengo muchas ideas pero depende del talento que tenga“. A su juicio, “falta gente capaz de liderar proyectos” y ha recalcado que “en València tenemos que desarrollar proyectos interesantes que no se fagoticen”. En este sentido, ha mostrado su preocupación por la falta de profesionales. También ha dejado claro que entre los profesionales del sector se respetan y “no nos robamos talento”. Igualmente, ha mostrado su preocupación porque el año que viene prevé que habrá un problema de personal.

En concreto, “en 2019 se va a dar la tormenta perfecta. Nos han dado dos estrellas Michelin y tenemos el reconocimiento de Identità Golose. Sabemos que es un año de muchas visitas de prensa internacional. Habrá una cantidad de medios que vendrán el año que viene y podrán hablar de València como capital gastronómica”.

Sobre Ricard Camarena Restaurante

Camarena ha afirmado que su restaurante en Bombas Gens ha funcionado desde que se abrió y ha ido evolucionando en su propuesta. De hecho, “generamos un ecosistema alrededor de la ciudad. Teníamos todos los ingredientes para llegar donde estamos. El local que teníamos en la calle Doctor Sumsi estaba funcionando, pero la velocidad nos la ha dado este local”. Ha explicado también que hace cuatro años un restaurante como este era impensable. Por lo tanto, “nuestra apuesta ha sido fuerte pero no descabellada”, ha recalcado.

En el restaurante que está integrado en Bombas Gens, Ricard Camarena cuenta con un equipo humano de 28 personas para dar de comer a cerca de 70 personas diarias por la mañana y por la noche con un tique medio 150 euros. Durante 2018 han pasado por su casa 12.000 clientes, lo que supone entre 1.100 y 1.300 clientes al mes. Teniendo en cuenta que el establecimiento está cerrado los domingos y los lunes y cinco semanas al año y no hay doble turno, Camarena ha calificado estas cifras de ocupación como “alta“.

¿Y qué papel juega Bombas Gens?

Para Ricard Camarena, “Bombas Gens va a revitalizar el barrio ya que su repercusión es internacional. He visto en otras ciudades internacionales reflorecer barrios por iniciativas como esta”. A este respecto también ha querido dejar claro que la existencia de Bombas Gens “al valenciano no le cuesta ni un céntimo”.

Suscríbete a nuestra newsletter