Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
¿Qué es una cadena de suministro?

Cadena de suministros: ¿Qué es y qué la diferencia de la logística?

Uno de los aspectos más importantes en cualquier sector económico es la cadena de suministros, ya que de la misma depende el precio de los productos. Básicamente se trata de todas las actividades que requiere un producto para llegar hasta el consumidor final. En este sentido, hay muchos elementos que influyen para que llegue de forma eficiente al punto de venta. Por otro lado, la principal diferencia entre cadena de suministros y logística es que esta última no cuenta el proceso de fabricación, mientras que la primera sí la contabiliza.

¿Qué es la cadena de suministros?

Los productos requieren de una serie de procesos que son indispensables para que lleguen hasta el cliente final. A esto se le denomina cadena de suministros y es uno de los elementos más importantes para cualquier negocio. Es por ello que al existir un mayor número de intermediarios en la cadena de suministros el precio del producto aumenta. Y esto en consecuencia genera una reacción en cadena. Es por ello que se requiere que las actividades involucradas sean lo más eficientes posible para que todos los sectores de la economía puedan funcionar en óptimas condiciones.

Para ello los gobiernos tienen el papel de crear las condiciones para que estas cadenas se comporten de la mejor manera. Y es que el consumidor final es quien se ve beneficiado o perjudicado por el funcionamiento de las cadenas de suministros y su logística. En este sentido, mientras más efectivo y rápido se pueda hacer todo el proceso será mucho mejor para todos. No podemos olvidar que hay muchos agentes que hacen vida en estas actividades y juegan un papel fundamental en llevar el bien o el producto hasta el consumidor.

¿Cuál es el objetivo de la cadena de suministros?

La cadena de suministros tiene como objetivo principal proveer los bienes y productos de la forma más eficiente posible. Por ello es que entregar los productos a tiempo y reducir las pérdidas al mínimo es una de las metas que persigue cualquier logística en el mundo entero. A su vez, manejar adecuadamente los inventarios según la demanda de los usuarios es fundamental para evitar la escasez temprana de productos. Este es uno de los problemas más grandes a los que se enfrenta una cadena de suministros, y puede prevenirse con un adecuado estudio de indicadores.

Por otro lado, los canales de comunicación son muy importantes para distribuir cualquier producto, así que la cadena se encarga de elegir el mejor para cada rubro. Esto requiere una coordinación de todos los agentes que forman parte de la logística para reducir los tiempos y costos. A su vez, está el de prevenir cualquier cambio que surja en la demanda, oferta o cualquier contratiempo que afecte la distribución del inventario. Por ello es que se necesitan profesionales cualificados que permitan una correcta gestión de los procesos.

Tipos de cadenas de suministro

Las cadenas de suministros se dividen en varios tipos. La primera de ellas es la tradicional y se caracteriza porque cada uno de los agentes implicados no se comunican entre sí. Por ende, al existir tanta autonomía los errores suelen acumularse rápidamente y es más difícil solventarlos. Por otro lado, está la cadena directa, que tiene hasta tres partes que intervienen en el proceso, así que todo es mucho más eficiente. Mientras tanto, la cadena estratégica planifica las actividades dependiendo de la ubicación del cliente de los productos.

Esto provoca que el procedimiento sea más económico, aunque toma más tiempo llevar la mercancía hasta el consumidor final. También se encuentra la cadena compartida, que es cuando las partes involucradas en la logística se coordinan entre sí para que el suministro sea más eficiente. La cadena sincronizada, por su parte, coordina con los diferentes agentes para poder atender los grandes volúmenes de demanda que existe por la mercancía. Esto suele verse en puertos principales, donde se requiere un movimiento muy grande de los bienes.

No podemos dejar de mencionar la cadena compleja, que puede encontrarse en grandes empresas con diferentes líneas de productos. Cada unidad requiere una cadena de suministros específica que debe manejarse de forma muy eficiente para que la empresa penetre el mercado rápidamente. Por lo tanto, la coordinación entre los diferentes proveedores es fundamental para tener éxito en las actividades. Todas estas cadenas pueden apreciarse en la economía y son indispensables en la entrega de cualquier producto o servicio.

Elementos propios de una cadena de suministro

Hay muchos elementos que intervienen entre sí para que la cadena de suministros funcione correctamente. Están los proveedores que abastecen todo lo que sea necesario para producir las mercancías que demanda la economía. Luego viene el transporte, que mueve los insumos y materias primas al lugar que sea necesario, por lo que es de vital importancia en la cadena. A su vez está la empresa, que se encarga de producir los bienes o distribuirlos al siguiente eslabón de la cadena. Finalmente están los clientes, que reciben los productos que necesitaban para sus actividades.

Diferencias entre cadena de suministros y logística

Una de las confusiones más grandes que existen es sobre las diferencias entre la cadena de suministros y la logística. El primero es tan grande que abarca una serie de actividades que forman parte de la logística. Por ello es que este último se puede definir como el conjunto de procesos que se encarga de que un producto llegue de forma óptima hasta el cliente. Esto abarca desde la fabricación, distribución, almacenaje, pago de impuestos y cualquier otra actividad que esté relacionada.

En este sentido, la logística debe manejarse por una serie de profesionales para garantizar el despacho de un bien. Esto no solo va ligado al transporte, sino que existen áreas tan críticas como la manipulación, atención al cliente, despacho de productos y mucho más. Además, para que la mercancía llegue a tiempo es necesario tener un sistema de transporte adecuado, teniendo que vigilar todo lo relacionado con el control de flota. Si uno falla todos los elementos en la cadena comenzarán a presentar deficiencias.

Todo esto da a entender la gran diferencia que existe entre la cadena de suministros y la logística. La segunda forma parte de la primera, pero la logística se extiende por todas las actividades y partes involucradas para que la cadena sea exitosa. En consecuencia, en la logística participan desde empresas, proveedores, puertos, puntos de venta, despachos de contadores, etc. Así que es un elemento que requiere de gran coordinación de todos los agentes para ser lo más eficientes posibles.

Ejemplo de cadena de suministro

Un ejemplo de cadena de suministro es el proceso que lleva la creación y distribución de un detergente. Para ello es necesario seleccionar las materias primas. Posteriormente, se adquieren y se llevan a la planta en la que se procesan cada uno de sus elementos según las exigencias legales. Una vez que el producto se culmina pasa a la sección de empaquetado y que puede ser realizado por algún proveedor. Luego se distribuye vía marítima, terrestre o área a las compañías mayoristas que lo distribuirán a los puntos de venta.

Vive-Costa-del-Sol-300x300
carretillas-elevadoras-still-300x300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.