Adela Cortina señala que la lucha contra la pobreza genera oportunidades para las empresas

La directora de la Fundación Étnor y catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universitat de València, Adela Cortina, ha inaugurado el XXVII Seminario de la Fundación Étnor hablando del primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): erradicar la pobreza. En su opinión, la solución de la pobreza pasa por “empoderar a los pobres, porque realmente la pobreza es falta de libertad. Tendríamos que conseguir que las personas, que son un fin en sí mismas, puedan llevar adelante sus planes de vida que es un deber moral y una exigencia de justicia”.

Adela Cortina entre Salvador Navarro (CEV) y Enrique Belenguer, presidente de Fundación Étnor

Adela Cortina entre Salvador Navarro (CEV) y Enrique Belenguer, presidente de Fundación Étnor

“El siglo XXI tiene que ser el siglo que acabe con la pobreza y para ello es necesario la colaboración de organizaciones, economía y empresas”, ha asegurado. De hecho, a nivel autonómica Adela Cortina ha planteado lo idóneo que sería que se crearan sinergias entre todas las instituciones que están trabajando para acabar con la pobreza en la Comunitat Valenciana. A nivel global, se muestra optimista, ya que “del mismo modo que en 2015 se logró en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir la pobreza a la mitad, ahora podríamos, trabajando juntos, reducir las desigualdades y superar las situaciones de vulnerabilidad”.

Cortina ha explicado que una de las grandes novedades que aportan los ODS es que pide a las empresas y a la economía que se impliquen y aprovechen las oportunidades de negocio que se derivan de éstos. De hecho, señala que pueden generar al menos 12 billones de dólares y 380 millones de empleo hasta 2030 por las oportunidades en áreas como alimentación, energía o medioambiente, y en acciones que mejoren la sociedad, porque “el futuro será social o no será”.

Para Cortina, “la renta básica de ciudadanía es un deber de justicia, pero junto a ello las empresas tienen que crear empleo, y ahí hay una oportunidad de negocio para ellas”. Para la catedrática de Ética, las empresas tienen que trabajar en tres niveles: el primero es desde su propio negocio y actividad, el segundo con el compromiso social y el tercero, sensibilizando y contribuyendo a que haya leyes justas.

Por su parte, el presidente de la Fundación Étnor, Enrique Belenguer, ha señalado que en el Seminario 2017-2018 se van a celebrar nueve sesiones bajo el marco de “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible como oportunidades de negocio y exigencias de justicia” a cargo de empresarios, economistas, profesores o consultores.

Suscríbete a nuestra newsletter