La información económica de los líderes

Francisco Gómez: “Coepa debería presidirla una mujer”

2017-febrero-COEPA-Francisco Gomez-9

Francisco Gómez (Imágenes: Álex Domínguez)

Francisco Gómez, presidente de Coepa

Durante estos meses, Coepa está haciendo un gran esfuerzo para desarrollar su plan de viabilidad. Antes de finalizar 2017 se convocará una asamblea electoral para elegir a un nuevo presidente de la entidad. No se va, porque como presidente de la Asociación de la Empresa Familiar (Aefa) –le quedan tres años– le corresponde, por tradición, un puesto en la directiva de Coepa que seguirá ocupando, pero entiende que la patronal alicantina afronta una renovación que debe pilotar otra persona. Y si de Francisco Gómez dependiera, sería una mujer: “Ha llegado el momento”. En su directiva creen que “hay empresarios suficientes que podrían encabezar ese proceso, pero me gustaría que hiciéramos una prospección entre las muy valiosas empresarias que hay en Alicante y apostáramos porque una mujer presida Coepa”. Convencido de que implantar la paridad de género es necesario (en la junta directiva de Aefa hay siete mujeres y siete hombres), insta a las empresarias y profesionales a involucrarse. “Poner al frente de la Confederación a una empresaria potente y con ganas sería muy importante, porque romperíamos el modelo de que en el empresariado domina lo masculino”. Asegura que su presidencia no responde a una ambición personal: “No me presenté a unas elecciones; estoy aquí porque era vicepresidente cuando dimitió Moisés Jiménez, mi antecesor, y presido Aefa porque me lo pidió Manuel Peláez”. Por eso, desea dejar la casa ordenada, preparar los nuevos tiempos y echarse a un lado.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Le ha tocado a usted gestionar la travesía en el desierto de Coepa, ¿estamos cerca de ver la tierra prometida?

– Estamos más cerca de la patronal que los empresarios de la provincia de Alicante quieren. Una confederación sin ataduras, más libre, menos dependiente y más autónoma. Una entidad que vuelva a ser útil a los empresarios, pero también útil a la sociedad y a los trabajadores de los que dependemos para llevar a cabo nuestros negocios y empresas y que sea capaz de representar y defender los intereses de la provincia de Alicante y de sus empresas. Tenemos seis meses para dar cumplimiento a un plan de viabilidad establecido en el concurso de acreedores. Debemos pagar el 5 % de deuda ordinaria y nos queda la deuda privilegiada, que ya hemos negociado con Fogasa y extrabajadores.

 

– ¿Es seguro que Coepa podrá cumplir el plan?

– Yo creo que sí. Ya estamos llevando a cabo un plan de captación de nuevos socios, empresas importantes, que nos va a permitir un importe de cuotas adecuado para avanzar en la línea que nos hemos marcado.

– Cuando salga del quirófano, ¿en qué se va a parecer y en qué se va a diferenciar la nueva organización empresarial de Alicante a la Coepa anterior a la crisis?

– La Patronal que se está diseñando por muchas personas, de manera colectiva, debe ser integradora, forjadora de alianzas y de lazos de cooperación entre empresarios. Competir no tiene nada que ver con enfrentar, sino con establecer alianzas de mutuo acuerdo. En ese sentido, se parecerá a la Coepa de ayer; pero la Coepa de mañana será libre económica, ideológica y en su manera de actuar de los poderes políticos, de las administraciones o de cualquier interés ajeno al interés colectivo que defiendan los empresarios de manera mayoritaria. Hay que ser autosuficientes. El modelo de las subvenciones se ha acabado. Ya lo hemos hecho en la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (Aefa). Y queremos que sea así en Coepa y también en la Comunidad Valenciana. En Alicante hemos vivido una situación límite y hemos aprendido de ello, y nuestra experiencia puede servir en Valencia y Castellón.

– ¿Cómo se van a financiar? ¿Qué plantilla tendrán? ¿Mantendrán la sede actual? ¿A qué se van a dedicar en el día a día?

– Solo puedo responder a cómo me gustaría que se financiara la patronal alicantina en el futuro: con las cuotas de sus miembros. Del resto de preguntas deberá ser la futura dirección –a la que no me presentaré como ya he dicho y sostengo– quién determine muchas de las cuestiones que usted plantea. El criterio que yo propondría es no ser más de lo que nos podemos consentir. En caso contrario, tarde o temprano seremos menos: menos útil a los empresarios y a nuestra sociedad alicantina.

– La gestión de la formación ha estado detrás de algunos conflictos patronales, ¿cree usted que todavía les queda jugar algún papel en ese ámbito?

– Creo que sí. Pero también pienso que no como se ha hecho en los últimos años. No se puede planificar la formación de trabajadores sin contar con los empresarios, que son quienes contratan y tienen necesidades concretas de formación de sus empleados. La formación debe ser participada por las administraciones, pero sin que sindicatos ni empresarios seamos ajenos. En caso contrario no funcionaría, porque es el mercado el que determina la formación de los trabajadores y no al revés como ha hecho alguna vez la Administración. La formación la deben hacer las asociaciones sectoriales, no Coepa. Coepa debe ser un órgano integrador de sus socios y coordinador de acciones y un órgano de representación social y su presidente el máximo representante del empresariado de Alicante, pero no vamos a tener estructura para otra cosa. El modelo antiguo pasaba de los asociados y en el futuro modelo ellos deben ser los protagonistas.

2017-febrero-COEPA-Francisco Gomez-8

– Hablaron de cambiar el nombre, ¿lo harán?

– Creo que no. Nos hemos dado cuenta de que al haber superado el concurso, la marca no ha quedado tocada, son 40 años de existencia. Quizá haya que hacer un restyling, pero no cambiar la marca.

– ¿Cómo se salva Cierval? ¿Le preocupa que un conflicto entre Valencia, Alicante y Castellón frene las posibilidades de contar con una patronal renovada, representativa y unida?

– Con interlocutores de determinado perfil se hace más fácil llegar a acuerdos. Con el actual interlocutor de Cierval no es fácil. No paso por que se culpara a Alicante de los males de Cierval, porque no es cierto. Con Alicante hay futuro; sin Alicante no lo habría. No se trata de conflictos entre las diferentes provincias, sino del respeto territorial que, en muchos casos y en muchos ámbitos, no se ha producido. Respeto medido en participación, inversión y búsqueda de representatividad de la Comunidad Valenciana. Para salvar Cierval es necesario un cambio de liderazgos para hacer frente a un proceso de transformación que ya ha hecho Coepa y que tendrán que hacer todas las entidades patronales de España. ¿Cómo? como he dicho antes: independencia económica, reducción de las estructuras, unificación de los empresarios y esfuerzos en lo que nos compete, es decir, en la defensa de nuestros asociados y del tejido empresarial. Política aparte e intereses propios a otro lado.

– Usted ha templado la tensión existente con organizaciones como Cepyme, ¿pero serán capaces de enterrar definitivamente la guerra entre patronales?

– A día de hoy, todos hemos entendido que ir separados, incluso enfrentados, es la mejor manera de no ir a ninguna parte. O los empresarios trabajamos juntos o cada día tendremos menos capacidad competitiva. En los territorios donde hay más unión las empresas son más fuertes, más punteras, más grandes y con más capacidad de conquistar más parte del mercado. La división nos lastra, de manera colectiva y de manera individual, a los empresarios, una lección que todos hemos aprendido. Por eso creo que dialogando y utilizando el sentido común, al final, todos convergeremos en un proyecto integrador que será la nueva Coepa. Desde que yo estoy, no hay guerra, nos hemos sentado y hemos coincidido en el 99 % de las cosas. Que a la otra parte le molesten personas de esta parte yo no lo puedo evitar. Debemos dejarnos de personalismos y de historias del pasado que no van a ninguna parte. Aquí hay que hablar del proyecto común que necesita Alicante. Por eso, las personas que tienen esa carga histórica negativa deberían hacer lo que hago yo, echarse a un lado.

– ¿Volverá Facpyme a Coepa?

– Yo siempre he sentido a Facpyme muy cerca de Coepa y creo que su sitio natural está aquí, pero no depende de mí. El futuro tiene que estar abierto a todo. Especialmente si es bueno para todos. Y cuantos más seamos mejor, más fuertes y mejor capacidad de reivindicar y defender lo que nos corresponde como empresarios. 

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter