Qué es la economía de escala

¿Qué es la economía de escala y cómo afecta a la evolución de una empresa?

En microeconomía se entiende que la economía de escala son los costes-beneficios que las empresas obtienen de la escala de sus operaciones (generalmente, medida por la cantidad de producción generada), con el coste por unidad de producción disminuyendo al aumentar la escala. Según las economías de escala, puede haber factores técnicos, estadísticos, organizativos o relacionados para el grado de control del mercado. Cuando los costes promedio comienzan a disminuir con el crecimiento de la producción surgen economías de escala.

Las economías de escala se aplican a diferentes situaciones organizativas, comerciales y a diferentes niveles. Como la producción, la planta o la empresa en su conjunto. Algunas economías de escala, como los costes de capital para el equipo de producción y las pérdidas por desgaste en el transporte y el equipo industrial, tienen una base física o técnica. La capacidad de comprar insumos a un coste unitario más bajo si se compran en grandes cantidades también se considera economía de escala.

¿Qué es la economía de escala y para qué sirve?

Lograr mayores niveles de producción a la vez que se alcanza reducir los costes operativos es para las empresas un objetivo que se busca constantemente. Y esto es lo que se entiende por economía de escala. Incrementar al máximo los niveles de producción de un producto, abaratando el coste unitario por la producción de dicho producto. Dicho de la manera más simple posible: la economía de escala es producir más a menor coste por unidad producida.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Este es un modelo de producción muy atractivo para las empresas, ya que les permite mejorar su rendimiento. Así como poder ofertar sus productos con precios más competitivos. Mientras más se produce más bajan los costes unitarios. Esto posibilita a la empresa bajar sus precios de venta al consumidor y obtener mayores beneficios económicos aun cuando vende más barato. Este modelo económico es mucho más común en compañías grandes que cuentan con una gran capacidad de producción instalada.

¿Cuáles son los tipos de economía de escala?

Antes de hablar de los diferentes tipos de economía de escala debemos hacer un paréntesis para aclarar que, aunque muchas personas consideran que es lo mismo la economía de escala y la economía de alcance, esto es un error. Son diferentes. Mientras la primera busca estrategias para reducir los costes a través de los incrementos de producción de un producto, la segunda busca diversificar su línea de producción con dos o más productos para mantener o reducir sus costes operativos.

Ahora bien, la economía de escala la podemos dividir en dos tipos. La economía de escala interna va a depender directamente de todas las acciones que emprenda la dirección de la empresa de forma interna, con el fin de reducir los costes de producción de un producto determinado. Y según su resultado la podemos clasificar en economía de escala constante, positiva o negativa. El otro tipo es la economía de escala externa, que se produce por causas ajenas a la empresa.

¿Cuándo aparecen las economías de escala?

Las primeras nociones de las economías de escala las podemos encontrar en la obra del economista y filósofo británico escocés Adam Smith (1723 – 1790). Conocido como el padre de la economía moderna, la teoría de Smith se basa en la optimización de la producción. Es decir, mientras más unidades se produzcan y más rápido se haga menor es el coste unitario por unidad de producción. Y, por ende, mayor será el beneficio obtenido. Mientras mayor sean los niveles de productividad, menores serán los costes.

Sin embargo, no fue hasta inicios del siglo XX cuando se empezó a utilizar esta teoría de producción a mayor escala para reducir los costes. Y fue aplicada en las líneas de montaje utilizadas en la fabricación del famoso modelo T de Henry Ford. En este modelo implementado en sus fábricas, se asignaba a cada trabajador una tarea específica sin importar lo pequeña que fuera. Con esto logró mayores niveles de eficiencia y rendimiento con la especialización de la mano de obra.

¿Cuándo se da la economía de escala?

Podemos decir, sin lugar a dudas, que la economía de escala se da cuando la empresa logra incrementar sus niveles de producción reduciendo los costes de producción por cada unidad de producto producido. Esto significa que, a medida que la empresa crezca y las unidades de producción aumenten, tendrá más posibilidades de reducir sus costes. Cuanto más grande sea el negocio, más costes se ahorrarán. De esta manera, la economía de escala posibilita el crecimiento económico de las empresas.

Para efectos de la economía de escala el tamaño de la empresa en su conjunto es importante. Esto se debe a que mientras más grande sea la empresa y su producción, los costes se distribuirán entre un mayor número de bienes. Ahora bien, los costes pueden ser tanto fijos como variables. Los fijos, como su nombre lo indica, se mantienen inmutables sin importar el aumento de la producción. Mientras que los variables sí son influenciados por estos aumentos.

¿Qué diferencias hay con las deseconomías de escala?

Así como existen las economías de escala, también existen las deseconomías de escala. Estas se producen cuando las empresas han agotado todo su potencial de producción más allá de sus propias capacidades. Generando un decrecimiento en los niveles de rendimiento y, por ende, un aumento de los costes de producción por unidad producida. Es decir, es todo lo contrario de la economía de escala. En la deseconomía de escala el coste de producción por unidad aumenta con el incremento mismo de la producción.

Como podemos ver la diferencia entre estos dos modelos de producción salta a la vista. La economía de escala busca la manera de reducir los costes de producción a través del incremento de la producción misma. Mientras que la deseconomía de escala aumenta estos costes a medida que la empresa busca producir más. Lo que genera que muchas empresas tomen la decisión de no ampliar su producción por temor al incremento de sus costes, y la posible reducción de sus beneficios económicos.

¿Cómo las empresas evolucionan a partir de las economías a escala?

La reducción en sus costes de producción proporciona a las empresas múltiples posibilidades de crecimiento. Dicho de otra manera, si la empresa puede producir un mayor número de productos o servicios con una reducción de forma significativa del coste por cada producto podrá ser más competitiva en el mercado. De esta forma, puede ofertar el mismo producto que sus competidores a un precio menor para el consumidor. Además de una serie de ventajas que le permitirán un sano crecimiento.

La economía de escalas ayuda a la empresa a:

  • Crear una mejor y más sólida estructura interna.
  • Optimizar los procesos productivos.
  • Incrementar los niveles de rendimiento general de la empresa.
  • Reducir costes de publicidad y mercadeo.
  • Consolidar su marca en el mercado.
  • Acceder a financiamientos de una forma más fácil y económica.
  • Ahorrar en compras de materia prima e insumos.
  • Mejorar la experiencia de los trabajadores en el proceso productivo.
  • Conseguir un mayor nivel de calidad en sus productos.

¿Qué es economía de escala en el comercio internacional?

La economía de escala es un índice de beneficio integral que refleja el grado de desarrollo económico de una economía. En este caso, es relativo al índice de escala económica que refleja el modo de crecimiento del PIB. Macroscópicamente, las economías de escala se refieren al grado de desarrollo económico de una economía (generalmente un país) medido de manera integral por el índice de desarrollo humano, el índice de desarrollo social, el índice de bienestar social y el índice de felicidad de las personas.

Las economías de escala permiten un crecimiento en la producción, mientras que el comercio internacional genera que cada país produzca un número restringido de bienes y servicios diferenciados. De tal manera que la adaptación de las economías de escala en el comercio internacional da origen a una competencia imperfecta que rompe con las restricciones del mercado interno, y suministran un mercado más amplio. Así pueden contribuir al aumento en la variedad de bienes y servicios que consumen los países que realizan el intercambio comercial.

 ¿Qué es la economía de escala interna?

La economía de escala interna es aquella que se produce dentro de la misma organización. Como consecuencia de las acciones tomadas por la dirección de esta con el fin de reducir los costes y aumentar sus niveles de producción. Este tipo de economía se consigue gracias a un conjunto de medidas adoptadas por la empresa en las que se busca optimizar el nivel de rendimiento reduciendo los costes de inversión para la producción de un producto determinado.

Estos conjuntos de medidas generalmente abarcan las diferentes áreas de la empresa que tienen influencia sobre la producción. El área técnica, de compras, de gestión y financiera se pueden ver afectadas. Estas áreas, aunque comunes a todas las empresas, son de estructura interna de cada una, y van a influir directamente en el proceso productivo de la organización. Este tipo de economía es más común en empresas en crecimiento con mayor estructura, poder adquisitivo y capacidad productiva instalada. Algo difícil de lograr para una pyme.

¿Qué es una economía de escala creciente?

La economía de escala creciente suele ser llamada también de rendimiento creciente a escala. Y se refiere al incremento de la producción de una forma no proporcional a la adición en la inversión realizada. Es decir, los niveles de producción se incrementan en una proporción mayor al aumento realizado en la inversión para producir. Un ejemplo de esto sería cuando la empresa duplica su inversión de los factores utilizados para producir y el resultado obtenido supera el doble de productos producidos.

También debemos aclarar que, aunque para muchas personas el término economías de escala y rendimientos de escala son lo mismo, existe una diferencia entre ambos. Mientras la economía de escala se refiere al proceso que busca producir una mayor cantidad de productos al menor coste posible. El rendimiento de escala se refiere al resultado de este proceso. Dicho de otra manera, el rendimiento de escala evalúa la relación de crecimiento de la economía de escala dentro de la empresa.

¿Qué relación guardan los costes con las economías de escala?

El principio básico de la economía de escala establece el incremento de la producción con una significativa reducción de costes por unidad producida. Esto se debe a que en la economía de escala los costes se distribuyen entre el total de unidades producidas. De esta manera, se disminuyen en proporción al incremento en la cantidad de unidades producidas. Mientras más se produce, más barato resulta producir. Sin embargo, todo en la vida tiene su límite.

Cuanto más crece la empresa más difícil y costoso resulta controlar los diferentes procesos relacionados con la producción. Una vez superado el nivel óptimo de producción de la empresa se incrementan los costes operativos, como de administración, burocráticos, etc. En este punto, independientemente de la reducción de costes de producción por cada unidad producida, se incrementan los generales de la organización. Situación que, como ya sabemos, da origen a la llamada deseconomía de escala. Situación totalmente inversa a la economía de escala.

Ejemplos de economía de escala

Veamos a continuación un pequeño ejemplo de economía de escala que ilustra mejor lo que hemos hablado anteriormente. Supongamos que una fábrica de pelotas produce 1.000 pelotas a la semana. Con una maquinaria cuyo coste fue de 5.000 euros y su canon de alquiler por el local es de 1.000 euros semanales. Para calcular el coste por producción de cada pelota debemos dividir los fijos de alquiler y maquinaria entre la cantidad de unidades producidas.

Este cálculo nos dará como resultado que el valor resultante de cada pelota sería de 6 euros. Pero, si la empresa logra incrementar su producción al doble, es decir, producir 2.000 pelotas, mientras sus costes de alquiler y maquinaria se mantengan fijos entonces el coste de producción de cada pelota se reduciría a la mitad. Es decir, a 3 euros por unidad. Este efecto es la economía de escala: cuantos más productos hagas, más baratos serán.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.