La información económica de los líderes

Jornada sobre internacionalización (1): planificación, estudio del mercado y paciencia

La crisis ha revitalizado la actividad exportadora y las iniciativas de internacionalización de las empresas valencianas, según quedó patente en la jornada celebrada por Economía3¿Qué necesita la empresa valenciana para impulsar su proceso de internacionalización?” y en el que participaron como ponentes Vicente Mompó, de la Cámara de Comercio de Valencia; Adolfo Cervera, de Ibercaja y Manuel Soriano de Page Group. Sus ponencias fueron seguidas por una mesa de expertos en la que representantes de Istobal, Dominio de la Vega, Bombas Ideal, Industrias Ochoa y Munhar compartieron su experiencia de internacionalización.

Vicente Mompó

Vicente Mompó

Vicente Mompó, director del Departamento Internacional de Cámara Valencia, constató que el año pasado en la Comunidad Valenciana 23.000 empresas hicieron operaciones de comercio exterior, lo que significa que hay 6.000 empresas exportadoras más que en 2008. “Lo más relevante -aseguró Mompó– es que de este grupo unas 7.000 empresas realizan de forma habitual y reiterada operaciones de comercio internacional desde hace más de cinco ejercicios. Es una tendencia creciente desde hace un par de años”. 

Las empresas con operaciones internacionales crecen más, crean más empleo y de más calidad, aseguró el experto de Cámara Valencia y dentro de estas citó a las empresas del sector agroalimentario, hábitat y calzado, industrias químicas y del plástico.

Todo esto sitúa a la Comunidad Valenciana en el segundo puesto en exportaciones, tras Cataluña, con una participación en el conjunto nacional del 11% que a final de año puede llegar al 12%. Uno de los datos que destacó Mompó es que el 15% de las empresas exportadoras españolas son valencianas, lo que revela que el tamaño medio de la empresas exportadora valenciana es más reducido que el de la media nacional. 

De todos estos datos, Mompó destacó que 660 empresas valencianas han pasado de la fase exportadora a la de internacionalización al tener establecimientos permanentes (filiales, distribuidoras o incluso plantas productivas) en el exterior. En resumen, casi el 50% de la riqueza valenciana está vinculada al exterior y casi desde sus inicios ha tenido una balanza comercial con superávit. 

Desligar la exportación de los ciclos económicos

La exportación está íntimamente ligada a los ciclos económicos, pero según el experto de la Cámara de Comercio “no puede ir ligada únicamente a una necesidad, debe abordarse como una estrategia y no sólo en un mercado, sino diversificar los destinos: hay que planificar, invertir y analizar qué canales y qué mercados se van a considerar”.

Mompó anunció que a partir del año que viene las Cámaras de Comercio van a implantar el programa Xpande que además contempla ayudas económicas para apoyar a las empresas a situarse estratégicamente en aquellos mercados que resulten más interesante. Añadió que se ha preparado la agenda internacional, una web en la que se unifica la información sobre todas las actividades que desarrollan los organismos dedicados al comercio internacional en la Comunidad Valenciana: cámaras de comercio, Icex, Ivace Internacional, ferias y asociaciones de exportadores. Esta agenda se actualiza cada día. Anunció el próximo plan de ayudas para el bienio 2017-2018 de las Cámaras con la participación de Fondos Feder e Ivace Internacional con unas condiciones muy interesantes para salir al exterior, captar inversión, visitas internacionales, participación en ferias, misiones comerciales … 

Instrumentos financieros y asesoramiento

Adolfo Cervera

Adolfo Cervera

Adolfo Cervera, director del Centro de Negocios de Empresas de Ibercaja en Valencia, señaló que desde el inicio de la crisis uno de los aspectos que se valora de la empresa es su nivel de implantación internacional, de forma que las empresas con presencia en el exterior partían con ventaja a la hora de obtener productos financieros.

Cervera señaló que los procesos de internacionalización hay que realizarlos a medio y largo plazo. “Hay que estudiarlo y planificarlo muy bien”. Añadió que la internacionalización deben involucrar a toda la organización y, desde luego, una implicación total del equipo directivo.

La participación de la banca, en este caso Ibercaja, en todo este proceso empieza por una labor de asesoramiento que tiene en cuenta desde el producto o servicio que se va a comercializar hasta los mercados de destino o los canales de distribución. Para esta labor de asesoría, la entidad financiera cuenta con un departamento de estudios muy potente.

La segunda línea de apoyo a las empresas es el financiero. Para ello la información sobre los procedimientos y trámites que se exigen en otros países es de vital importancia. También se les informa sobre el cambio de divisa y su evolución, ya que las cotizaciones afectan mucho a los resultados de las empresas exportadoras. Destacó como producto original de Ibercaja: una póliza que ampara muchos tipos de riesgo: importaciones y exportaciones por cualquier modalidad; avales, seguros de cambio, descuentos, anticipo de facturas … una póliza que se firma en notaria de forma indefinida y con un único coste. “Estamos ante una póliza pionera que otras entidades han empezado a replicar -aseguró Cervera- porque es una póliza que asegura las ventas, las compras, la producción. Una póliza flexible y, sobretodo, barata”.

La tercera vía de apoyo de Ibercaja a la internacionalización de las empresas es el propio departamento de extranjero que la entidad tiene en sus oficinas dedicadas al negocio de empresas, un departamento dotado de tecnología punta que gestiona los intereses de sus clientes de forma personalizada. Un departamento que cuenta con el apoyo de la red exterior y los corresponsales extranjeros.

 El factor humano

Manuel Soriano, director de Page Group en Valencia, expuso la importancia de seleccionar adecuadamente a las personas que se van a ocupar de la implantación en el exterior. Enumeró tres líneas de actuación: en primer lugar expatriar a una personas de la organización; la segunda sería contratar un expatriado en el país de destino y, en tercer lugar, contratar a personal local. 

Manuel Soriano

Manuel Soriano

Page Group recomienda la expatriación de personal propio para preservar el adn de la empresa. Para elegir al personal adecuado, es necesario definir perfiles y tener en cuenta una serie de factores, como el posible choque cultural. La elección debe valorar la formación, los idiomas, la orientación al cliente, la polivalencia, la capacidad de trabajar en equipo, la iniciativa, la flexibilidad y la identificación con la compañía.

Soriano señaló que para captar el mejor talento es bueno que la compañía tenga una buena reputación, pueda ofrecer un plan de carrera y tenga política de responsabilidad corporativa. La marca de empresa es cada vez un argumento más poderoso a la hora de atraer a los mejores candidatos. Los buenos equipos se consiguen con una directiva de expatriados, capaz de implantar la cultura de la empresa, y un segundo nivel de trabajadores locales bien motivados y con posibilidades de acceder a la dirección.

Un estudio global de Page indica que el 48% de las empresas tienen previsto contratar en los próximos 12 meses y de éstas, una tercera parte es para proyectos de internacionalización. El 27% de las empresas incrementan las partidas de contratación para aprovechar el momento de expansión.

Suscríbete a nuestra newsletter