Ricardo Díaz (Deloitte): "El equipo es más importante que los jugadores"

Ricardo Díaz (Deloitte)

Ricardo Díaz (Deloitte)

Los líderes de hoy deben alinear y comprometer a las personas”. Esta fue una de las grandes conclusiones planteadas en la ponencia que bajo el título “El liderazgo innovador”, expuso Ricardo Díaz, socio de Consultoría en Recursos Humanos de Deloittedurante las Jornadas Empresariales 2013 organizadas por Economía 3 y que se celebraron en el Auditori i Palau de Congressos de Castelló.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]En su opinión, la innovación se asocia a la mejora de la eficiencia, a través de nuevas formas de gestión y de equipos humanos. Además, Ricardo Díaz abogó por “la gestión del talento como una fuente de diferenciación para las empresas ya que el compromiso de sus equipos es una ventaja competitiva  fundamental”. 

Ricardo Díaz añadió también que “las personas son el factor clave para poder gestionar tanto las oportunidades como los riesgos que nos aporta el mercado”. En este sentido, añadió Ricardo Díaz, “las personas hacen posible el éxito en la consecución de las estrategias que se marcan las empresas”. Ya que, afirmó, “sin las personas no hay empresas, ya que para que haya empresa tiene que haber personas”.

El experto en Recursos Humanos de Deloitte mencionó también un estudio anual que había llevado a cabo su organización con el fin de identificar las decisiones en materia de recursos humanos de las empresas. Para elaborar dicho análisis se realizaron, en diciembre de 2012, 1.200 encuestas a directivos de diferentes empresas. 

El estudio de Deloitte identifica 13 tendencias, aunque prevalecen dos sobre las demás. La primera de ellas estaría relacionada con la necesidad de identificar nuevos modelos de liderazgo y la segunda tiene que ver con la guerra por el desarrollo del talento.

Según Ricardo Díaz, el reto actual de las empresas está en desarrollar internamente las capacidades que necesitan “internamente”. De hecho, el estudio refleja que el coste de la marcha de un empleado de la compañía es de 2 a 3 veces su salario anual. Además, continuó Díaz, “para que la organización disponga de profesionales preparados hay que poner el foco en el desarrollo del talento de los equipos. Una responsabilidad que recae sobre sus líderes”.

Para Ricardo Díaz, es necesario desarrollar nuevos modelos de liderazgo ya que “el entorno es complejo e imprevisible y las empresas deben tener capacidad de adaptación”. Del mismo modo, “la rápida obsolescencia de los mismos impulsa la innovación”. Hay que tener en cuenta, señaló Díaz, que “las empresas necesitan, cada vez más, implementar su capacidad de adaptación. Para ello, -respaldó- es fundamental la relevancia de impulsar nuevos perfiles de liderazgo en la compañía”.

Otro de los retos que se deben marcar las empresas es impulsar la innovación como un requisito imprescindible para el crecimiento de la empresa. Para ello, matizó Ricardo Díaz, “necesitamos líderes capaces de asumir riesgos. Hay que tener en cuenta que cuando un líder siente miedo nadie asume riesgos y se limita a cumplir los planes marcados por la empresa”. En su opinión, es necesario impulsar una cultura innovadora en las empresas. “Por lo tanto, necesitamos líderes tolerantes con la frustración y el fracaso y que contribuyan a crear una cultura innovadora en la empresa”. 

MODELO ‘AS ONE’ 

Ricardo Díaz también se refirió al modelo sobre liderazgo desarrollado por Deloitte denominado ‘As One’, en el que se han estudiado 60 casos de distintas entidades y que integra perspectivas y teorías de liderazgo. La idea principal que recoge el libro es que las organizaciones necesitan líderes individuales y que sus equipos trabajen con un objetivo común. Es decir, recalcó Díaz, “en la medida en que los empleados trabajen de una manera alineada, la empresa conseguirá sus objetivos marcados”.

El manual de Deloitte también refleja que el liderazgo tiene que ver con las personas, los objetivos de la compañía y con la productividad y la eficiencia. En consecuencia, insistió Ricardo Díaz, “el líder tiene que conseguir una visión común sobre cómo hacer las cosas”. Por último, Ricardo Díaz definió el liderazgo colectivo “como un grupo de gente trabajando conjuntamente para conseguir un objetivo”. Pero, ¿cómo se consigue? “A través de una estrategia que permita identificar el compromiso social, racional y emocional”, concluyó.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter