Descubre cómo ahorrar energía en tu empresa

Descubre cómo ahorrar energía en tu empresa

El ahorro energético es importante con independencia del tamaño de la empresa, ya que una empresa pequeña que está empezando tendrá que cuidar sus costes al tener pocos ingresos al principio y una empresa de gran tamaño tendrá grandes consumos que también deberá controlar.

Utilizar iluminación tipo LED. Aunque las bombillas de Led son actualmente bastante más caras que el resto de las bombillas, suponen un ahorro energético muy importante por lo que a corto plazo son una buena inversión.

Aprovecha la energía del sol. La utilización de paneles solares para calentar el agua nos puede ayudar también a ahorrar luz o gas y a utilizar la energía de forma más responsable y protegiendo al medio ambiente. Otra forma de aprovechar la energía solar es abrir las cortinas cuando haya sol para que entre la luz y el calor y podamos ahorrar en luz artificial.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Domótica. La domótica además de facilitarnos muchas tareas nos puede ayudar a ahorrar. Si instalas un sistema domótico en tu oficina podrás controlar el apagado y encendido de las luces, de la climatización o el funcionamiento de las persianas o cortinas, por ejemplo.

La importancia del aislamiento. Las medidas anteriores no tienen mucho sentido si no van acompañadas de un buen aislamiento. Ventanas de climalit y dobles ventanas te pueden ayudar a que no se transmita la temperatura del exterior al interior de tu oficina.

Trabajo desde casa. Actualmente las empresas apuestan por el trabajo desde casa, de forma que no solo consiguen trabajadores más satisfechos porque logran conciliar su vida familiar y profesional, sino que también se obtiene un ahorro, puesto que no es necesario un puesto fijo en la oficina para cada trabajador.

Instalar detectores de presencia y temporizadores. En los baños y en las salas de reuniones puedes instalar detectores de presencia y temporizadores para que la luz se encienda cuando detecte a alguien y se apague cuando no haya nadie o cuando haya transcurrido un tiempo determinado.

Programa la calefacción y el aire acondicionado. Tanto la calefacción en invierno como el aire acondicionado en verano se pueden programar para que estén encendidos unas horas determinadas al día. El aire acondicionado es aconsejable que se mantenga en unos 23-24 grados.

No dejes aparatos en stand by. Cuando la oficina esté vacía por la noche, no se deben dejar aparatos en stan by, salvo los necesarios como servidores, por ejemplo. Apaga todas las luces y los aparatos que estén enchufados desenchúfalos (incluso los cargadores de móviles o de pc).

Ahorro de agua. Promueve medidas para el ahorro de agua entre tus empleados e instala mecanismos en los baños para reducir el consumo.

Mantén las puertas cerradas. Tanto en verano como en invierno debemos mantener las puertas del exterior cerradas para evitar que entre el calor o el frío del exterior.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.