La falta de stock y la confusión lastran las ventas de coches

La falta de stock y la confusión del consumidor lastran las ventas de coches

La matriculación de turismos sumó en julio 83.900 operaciones. Un destacable 28,9 % menos que un año antes. El nivel más bajo para la venta de coches en un mes de julio desde 2014 que rompe con la racha de cuatro meses al alza iniciada en marzo.

Según han informado, esto es debido fundamentalmente al desplome de las compras de particulares.

Bajan los particulares, pero aumentan los alquileres de coches

Por canales de distribución, el de particulares bajó el 42,4 %, hasta las 35.653 unidades. Mientras que el de empresas el 25,1 %, hasta 30.228, según cifras de la DGT elaboradas por las asociaciones de fabricantes, Anfac, y distribuidores, Faconauto y Ganvam. Estos han recordado que julio de 2020 fue un mes especialmente bueno debido a la demanda embalsada durante los meses de confinamiento.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Por su parte, las matriculaciones de turismos y todoterrenos correspondientes a compañías de alquiler de coches repuntaron el 15,3 %, hasta las 18.019 unidades.

Respecto a 2019, las matriculaciones bajaron en el séptimo mes del año el 28,09 %. Además, han subrayado que las entregas bajaron prácticamente en todos los tipos de vehículos a doble dígito pese al “respiro” que ha podido suponer en algunos canales la modificación del impuesto de matriculación hasta finales de año.

En el acumulado entre enero y julio, las ventas de turismos y todoterrenos sumaron 540.732 operaciones. Una cifra superior en el 18,1 % a la del mismo periodo de 2020. Pero, el 33,2 % más baja que la registrada en los siete primeros meses de 2019. Ese mes se matricularon en España 13.738 vehículos comerciales ligeros, el 33,1 % menos que en 2020. Y 1.548 autobuses y camiones, con un retroceso interanual del 14 %.

Coche (Imagen de Arek Socha en Pixabay)

Covid, falta de stock y confusión en el consumidor

Según los fabricantes, el rebrote de contagios, la falta de stock por la crisis de los microchips y la confusión que producen en el cliente las “propuestas maximalistas de la Comisión Europea están afectando negativamente a las entregas. Especialmente, en el canal de particulares”.

La situación empieza a ser comprometida. El referente que es el canal de particulares vuelve a caer con fuerza. Y se sitúa incluso un 34 % por debajo de las cifras de julio de 2019. Lo que habla de la tendencia tan negativa que sigue el mercado“, ha advertido Raúl Morales, portavoz de Faconauto.

El mercado se está viendo lastrado por la falta de stock y la lenta salida de la crisis de la covid. También por la confusión y la falta de seguridad de los compradores respecto a qué tecnología elegir“, afirma Morales. Además, ha subrayado que mientras otros sectores empiezan a recuperarse, el del automóvil, que debería ser tractor, “se hunde y no tiene un horizonte claro de cuándo iniciará la remontada“.

Coche eléctrico

En su opinión, el Gobierno debería lanzar un mensaje tranquilizador respecto al papel que tienen que jugar todavía los motores de combustión en la transición energética. Según sus estimaciones, de los 12 millones de coches que se venderán en los próximos diez años, 10 serán de gasolina o gasóleo.

Para la portavoz de Ganvam, Tania Puche, la tardanza de la entrada en vigor de la modificación del impuesto de matriculación acordada por el Congreso pasó factura a la venta de vehículos en julio. Esya comenzó a remontar con su aplicación a mediados de mes, “aunque no al ritmo suficiente para finalizar en positivo“.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.