Reunión entre el president, Ximo Puig, y el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó

Cs pide no subir impuestos, 8.000 plazas de sanidad y 200M a autónomos al apoyar Puig

Contempla también una auditoría externa para avanzar en la eficiencia y en el adelgazamiento de la Administración, así como un plan de choque sanitario centrado en la atención primaria y las residencias y se creará un equipo específico de trabajo

Archivado en: 

Imagen del encuentro mantenido. EFE/ Manuel Bruque

El grupo de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Valencianes, liderado por Toni Cantó, ha traslado al president de la Generalitat, Ximo Puig, en la reunión que han mantenido en el Palau de la Generalitat, cinco ejes para avanzar “en acuerdos que permitan aprobar unos presupuestos autonómicos de la reconstrucción”, tal y como han manifestado ambos líderes.

El primero, no subir impuestos; el segundo, mejorar la sanidad y más protección a los mayores, con 5.000 plazas al año en las residencias y con el impulso de 4.000 plazas de médicos y 4.000 de enfermeros, lo que supondría una inversión de 200 millones al año.

El tercer eje expuesto ha sido la modernización y el refuerzo a la educación, con el apoyo a la FP dual, un plan de digitalización y el fortalecimiento del inglés.

Respecto al apoyo a los sectores económicos más afectados por la crisis, Cantó ha mencionado a los autónomos, con el objetivo de ampliar a 200 millones la línea de ayudas a los autónomos que hayan visto reducidos sus ingresos en el segundo semestre de 2020 más de un 50%, respecto al mismo periodo de 2019.

Además ha apostado por destinar 50 millones a la Agencia Valenciana de Innovación y convertir la Comunitat en destino preferente para instalarse y trabajar, a través de incentivos fiscales, digitalización, vertebración del territorio y una campaña de promoción internacional.

Por último se ha referido a una auditoría externa de la Generalitat para “avanzar en la eficiencia y en el adelgazamiento de la Administración”.

Cantó ha agradecido la voluntad de Puig de reunirse con su formación para abordar los nuevos presupuestos, una voluntad que espera vaya acompañada de “hechos y números reflejados en los presupuestos”, pues ha lamentado que en materia de residencias de ancianos, la Comunitat se encuentre por debajo de la media española y europea en plazas, por lo que propone este “plan de choque” con colaboración público-privada, “para que dentro de unos años podamos crear 5.000 plazas al año para ancianos”.

Tras el encuentro, Cantó se ha mostrado “satisfecho” , porque “en general, las propuestas de Ciudadanos han tenido buena acogida, hay buen entendimiento”, ha dicho, si bien, ha recalcado que lo importante es eso, “que se trasladen luego y se vean reflejadas en los presupuestos”, y que los socios del Botànic “también demuestren voluntad de acuerdos y dejen la pelea, que es lo que piden todos los ciudadanos. La ciudadanía quiere que los políticos nos pongamos de acuerdo”, ha sentenciado.

Por su parte, la valoración del president también ha sido “muy positiva”, por lo que significa de “voluntad de diálogo permanente” y por la expresión del “esfuerzo común” ante una situación tan excepcional como la generada por la pandemia.

Así lo han señalado fuentes de Presidencia, que han precisado que durante el encuentro ha habido una “coincidencia amplia” en el diagnóstico de la situación y se ha constatado la determinación para alcanzar acuerdos si resulta posible para revigorizar los servicios públicos fundamentales de los valencianos y la creación de empleo.

Desde Presidencia de la Generalitat se considera que, en la actual emergencia sanitaria y socioeconómica, cuanto más respaldo conciten los Presupuestos de la Generalitat para 2021, “más potente será la respuesta de las instituciones y mayor confianza y seguridad se trasladará a los ciudadanos”.

Las mismas fuentes han asegurado finalmente que hay “coincidencia en muchas medidas” y, en todo caso, ahora habrá que “aterrizar esas propuestas y proyectos”.

Se crea un grupo de trabajo conjunto

Según Cantó, Puig ha dicho que sí a realizar una auditoría para ver dónde sobran y dónde faltan recursos en la Administración pública para modernizarla y para hacerla más efectiva, y ha explicado que, a partir de ahora, se creará un equipo específico para trabajar en estos acuerdos, en el que por parte de Cs estarán los diputados Tony Woodward y Ruth Merino.

Por su parte, el síndic socialista en Les Corts Valencianes, Manolo Mata, ha manifestado la necesidad de que los Presupuestos de la Generalitat para 2021 “tengan el máximo apoyo posible en esta situación de excepcionalidad” generada por la pandemia.

Para Mata hace falta “mucha fuerza de lo público, mucho poder de las administraciones estatales y autonómicas y mucho gasto público para poder atemperar tanto las consecuencias sanitarias como la situación económica”.

El también vicesecretario general socialista ha añadido que “las propuestas de este y otros grupos se irán analizando una a una”.

Ha explicado que, de las propuestas planteadas hoy por Cantó “hay muchas que ya están en vigor, otras que resultan interesantes y alguna que es muy difícil de llevar a cabo, como la contratación de 8.000 médicos cuando no hay tantos disponibles, ni muchísimo menos, en la Comunitat Valenciana”.

“Pero es bueno que se haga este ejercicio de hablar del qué y no tanto del quién”, ha resaltado Mata, que ha considerado “muy sano” que “alguien dé el paso desde la oposición para hacer propuestas”.

“Confiamos en que se siga avanzando, en que haya reuniones y reflexiones bilaterales y en que el gobierno y la oposición tenga la suficiente sensibilidad para que en esta situación excepcional los Presupuestos tengan el máximo de apoyo“, ha reiterado Mata.

El rifirrafe político

En referencia a esta reunión, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha advertido al jefe del Consell sobre la necesidad de “eliminar el gasto superfluo para destinarlo a la alarma sanitaria y la reactivación”.

Bonig ha mantenido una reunión este lunes en Calp (Alicante) con la alcaldesa de este municipio, Ana Sala, y representantes de la Asociación de Hosteleros y Comerciantes, según un comunicado del PPCV.

La dirigente popular ha indicado, que del fondo de cooperación consensuado “40 millones de euros para los 542 municipios que hay en la Comunitat, solo se han pagado a día de hoy 149.000 euros”.

“Los alcaldes están haciendo un sobresfuerzo con el dinero municipal para atender todas las necesidades que debería atender la Generalitat y que no lo hace“, ha señalado

“Puig está más pendiente de cómo crecen sus asesores que de atender sus obligaciones. Este fin de semana ha contratado uno más, y ya son más de 20 millones destinados a pagar asesores mientras los ayuntamientos adelantan el dinero para atender la grave crisis económica, social y sanitaria“, ha asegurado Bonig.

En respuesta a las declaraciones de la síndica, Manolo Mata ha recordado que “afortunadamente, desde el año 2015 no hay gasto superfluo, ese que se iba en la corrupción, en enchufados, en empresas en las que no había ningún contenido ni actividad”.

“Isabel Bonig debería ser más responsable y trasladar sus propuestas, que algunas de ellas son interesantes, a los foros donde toca, y no buscar hurgar en la herida”, ha considerado el portavoz socialista.

“Tenemos que hacer una apuesta definitiva por reconvertir sectores productivos, ampliar líneas de crédito y confiar en los proyectos europeos”, ha destacado Mata, que ha añadido que “el único gasto superfluo es el de aquellos políticos que no aportan nada y solo quieren hacer daño”.

Suscríbete a nuestra newsletter