Entrevista a Francisco Benedito, CEO de Climatetrade

Los “árboles del futuro” Biourban llegan a España en 2021 para reducir contaminación

Son unos dispositivos con reactores de microalgas que absorben las partículas contaminantes y las convierten en oxígeno y en biomasa

Los “árboles del futuro” Biourban llegarán a las ciudades españolas en 2021 para reducir la contaminación, a través de la fintech valenciana Climatetrade. Se trata de un dispositivo cuya producción e instalación resulta poco contaminante, que funciona con algas y que, mediante un proceso natural de fotosíntesis, consigue absorber CO2 de la atmósfera y convertirlo en oxígeno, con una capacidad similar a 368 árboles, según detalla Francisco Benedito, CEO de Climatetrade.

La fintech valenciana ha apostado por Biourban para ser quien lo comercialice a nivel europeo. Se trata de un proyecto puesto en marcha por Biomitech, una compañía mexicana que buscaba un aliado para expandirse por Europa y encontró en Climatetrade a su comercializador. Biourban es un dispositivo de cuatro metros de altura que contiene, dentro de su estructura, reactores de microalgas que son capaces de purificar el aire que respiran 2.790 personas cada día. Las plantas absorben las partículas contaminantes para alimentarse de ellas y, tras un proceso natural de fotosíntesis, las convierten en oxígeno y en biomasa. Así, uno de estos árboles artificiales limpia entre 40 y 60 toneladas de CO2 al año.

“Creemos que Biourban es realmente una solución al principal problema del cambio climático, sobre la base de la descarbonización por las emisiones de CO2 derivadas de la actividad humana. Las ciudades son un foco importante de emisiones dados los vehículos, estufas e industrias en algunos casos. Además, ya ha demostrado su potencial en uno de los países con mayor contaminación del mundo, México”, resalta Benedito.


Benedito: “Nuestro objetivo es que, en el plazo de tres años, la contaminación de las zonas con Biourban se reduzca exponencialmente”

En este contexto, indica que, gracias a su tamaño, es posible instalar estos dispositivos en zonas urbanizadas con poco espacio para plantar árboles. “Por supuesto, esta iniciativa es complementaria a otras iniciativas como bosques urbanos. Evidentemente, no pretendemos sustituir a los árboles, solamente complementarlos en beneficio del bienestar ciudadano. Supone incrementar el impacto sobre la polución, y poder certificar y saber con exactitud el CO2 que estamos reduciendo”, detalla.

Para ello, anuncia que están en conversaciones con entidades públicas, como ayuntamientos y comunidades autónomas- y empresas privadas con espacios en entornos urbanos importantes, así como con comercializadores de publicidad en display. “Nuestro objetivo es que, en el plazo de tres años, la contaminación de esas zonas se reduzca exponencialmente dada la integración de suficiente número de dispositivos”, precisa.

francisco-benedito-climatetrade

Francisco Benedito, CEO de Climatetrade

En cuanto al coste que tendría para las ciudades, Benedito explica que pretenden que se financie con la publicidad mostrada en las pantallas que incorpora. De esta forma, no requerirá de una compra de los equipos por parte de la municipalidad. “Se implantan gracias a operaciones financieras procedentes de fondos públicos o privados; inversores que invierten en la compañía. Actualmente, en Latino América hay una operación en marcha para la instalación de 300 Biourban en varios países y se financia mediante un fondo de inversión”, puntualiza.

Por otro lado, desde Biomitech trabajan en un nuevo prototipo que, además de absorber CO2 y emitir oxígeno, también acabará con virus y bacterias del ambiente. “Creo que supone un gran avance en vista de la situación actual. Se han estudiado hasta cien patologías distintas relacionadas con la contaminación”, detalla Benedito.

Respecto a ClimateTrade, es una fintech valenciana que ayuda a las empresas a alcanzar sus objetivos en materia de sostenibilidad y neutralidad en carbono mediante la compensación de sus emisiones de CO2. Recientemente, ha lanzado una nueva solución digital, una herramienta o API que permite a la empresa que decide integrarlo ofrecer productos y servicios neutros en carbono a sus clientes.


Pretenden que los dispositivos se financien con la publicidad mostrada en las pantallas que incorporan

En cuanto a lo que ha supuesto la pandemia, Benedito indica que ha provocado que algunos de sus proyectos se hayan visto obligados a aplazarse. Sin embargo, resalta que el mes de septiembre ha supuesto “un gran éxito en cuanto a cierre de contratos con grandes corporaciones, acuerdos de colaboración y proyectos que son muy potentes, de alto impacto, y que ha supuesto incrementar por diez la facturación del año anterior”.

“Al haber paralizado proyectos se ha detenido obviamente el flujo económico de los mismos; pero han salido otros y, por suerte, no ha supuesto un golpe económico relevante. Asimismo, acabamos de cerrar una ronda de financiación muy importante que anunciaremos en las próximas semanas con detalle”, celebra.

Para lo que queda de año, esperan mantener el ritmo de crecimiento, tanto de clientes como de facturación. “Estamos estudiando hacer crecer el equipo en los próximos meses, pues nos vemos ya un poco saturados y estaba previsto dada la ampliación de capital”, admite. En la misma línea, para 2021, pretenden seguir creciendo en clientes en España, ofreciéndoles nuevos productos complementarios, y entrar ya en dos nuevos países europeos.

Noticias relacionadas

Un Comentario

  1. MAR ADSUARA FAYOS
    Oct 04, 2020 @ 15:08:55

    Un proyecto muy bonito, eficaz y eficiente.
    Propondría, si sirve de ayuda, darle vueltas al diseño. Si van a formar parte de las ciudades, tendremos que intentar no salirnos fuera de los esquemas y aprovechando que es un proyecto green, que no parezca una máquina.

    Reply

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter