Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Flujo de caja: La herramienta para conocer la salud financiera

¿Cómo ayuda el flujo de caja a conocer la salud financiera de una empresa? Conoce los tipos y la importancia de saber calcularlo.

Publicado el:
El flujo de caja ayuda a tomar decisiones empresariales de inversión

Hay una ganancia en mi empresa, pero ¿dónde está el dinero? Esta pregunta puede ser un dolor de cabeza para ti y tal vez para muchos gerentes y dueños de negocios. Para responder esta interrogante cuentas con una herramienta financiera que te proporciona una visión real del movimiento del efectivo en un determinado periodo de tiempo: el flujo de caja. Esta  sirve para realizar un análisis cualitativo de un proyecto de inversión al conocer la estructura de los flujos de efectivo que atraviesa tu empresa.

Independientemente si deseas pronosticar la situación de liquidez, la solidez financiera o el potencial de distribución de beneficios, con la ayuda de las cifras del flujo de caja puedes tener una visión rápida de la salud de tu empresa. En este artículo te mostraremos todo sobre el cálculo del flujo de caja, explicado de forma sencilla. Ten presente que esta es una de las herramientas financieras más simples y eficaces que puedes utilizar internamente en tu empresa.

¿Qué es el flujo de caja?

El flujo de caja muestra todas las entradas y salidas de dinero. El dinero que ganas es el ingreso; el dinero que gastas es el egreso. Si los ingresos de caja superan a los gastos, el flujo de caja es positivo, y la cantidad que tienes a mano a final de mes puede invertirse en nuevos proyectos o productos. Si tu flujo de caja es negativo, estás gastando más de lo que ganas, por lo que tu negocio podría estar en peligro.

En otras palabras, te muestra el movimiento de dinero en la empresa: de dónde viene, a dónde va, cuánto queda. Lo puedes calcular para todo el negocio o un departamento específico. Con esta herramienta puedes evaluar el desempeño de tu empresa, ver qué te produce mayores ingresos y donde está la mayor cantidad de gastos. Ten también en cuenta que el flujo de caja puede variar mucho de un mes a otro. Esto se da especialmente en empresas nuevas o reorganizadas, o según la temporada de ventas.

Con el flujo de caja puedes conocer la posible rentabilidad de un proyecto de inversión antes de arriesgar tu dinero. El plan de negocios o del proyecto, debe contener información sobre los costos e ingresos esperados. Es por eso que este elemento es considerado uno de los indicadores básicos utilizados en el análisis de inversiones. Refleja la diferencia entre la dirección positiva y negativa del movimiento proyectado de las finanzas, durante un período determinado.

¿Cómo se puede calcular el flujo de caja?

Podemos encontrar dos métodos para calcular el flujo de caja:

Método Directo

A través de este método puedes calcular el flujo incluyendo todas las transacciones que impliquen entradas o salidas de efectivo. Las transacciones que incluyes son los ingresos, recibos, pagos, gastos, impuestos e intereses. Simplemente estableces la diferencia entre la entrada de efectivo y la salida de la siguiente forma:  Flujo de caja es igual a Ingresos menos la suma de recibos, pagos, impuesto, intereses y gastos.

Método indirecto

Para calcular el flujo por este método, hay que partir de la utilidad reflejada en el estado de resultados. Esta utilidad hay que depurarla de todos aquellos egresos que no impliquen movimiento de efectivo. Es decir, hay que eliminar de esta utilidad las amortizaciones y provisiones, ya que no implican movimiento de efectivo. Asimismo hay que añadir inversiones en activo fijo o corriente que sí traen consigo un movimiento de efectivo.

Tipos de flujo de caja

Existen tres tipos de flujos de caja:

Flujo de caja operativo

Con este modelo se puede controlar y hacer revisiones constantes sobre las operaciones o actividades comerciales del negocio. Este flujo de caja es el indicador del movimiento del efectivo proveniente de las actividades normales en una empresa. En él se reflejan los ingresos y gastos que se ocasionan durante un determinado periodo de tiempo. Esto te va a permitir tomar los correctivos necesarios para aumentar la productividad y reducir costos y gastos innecesarios.

Flujo de caja de inversión

Normalmente, este flujo de caja es muy utilizado en aquellas empresas que invierten en diferentes proyectos. Bien sea para el mejor desarrollo y desenvolvimiento de sus operaciones, o proyectos externos donde se generarán ingresos adicionales. Este flujo permite conocer el estado de la inversión y evaluar si es rentable o no, para tomar la decisión de reinvertir en el mismo proyecto, o si por el contrario es más rentable iniciar uno nuevo.

Flujo de caja financiero

Este flujo se caracteriza porque se enfoca en las actividades de financiación de la empresa. Es decir, los cobros y pagos de efectivo relacionados con la captación de fondos propios adicionales o capital social, la recepción de préstamos y financiamientos corto y largo plazo, el pago en efectivo de dividendos e intereses sobre las aportaciones de los propietarios y algunos otros flujos de efectivo relacionados con la financiación externa de las actividades económicas de la empresa.

¿Qué es el flujo de caja libre?

El flujo de caja libre se refiere a la cantidad real de dinero disponible que puede estar a disposición de los inversores socios de la empresa. Es decir, es el dinero que se puede retirar de la empresa sin ninguna consecuencia para la misma. Por ello, el flujo de caja libre es un indicador aún más atractivo para propietarios de empresas que los mismos ingresos netos. Después de todo, la presencia de beneficios netos no significa necesariamente que la cantidad de flujo de caja se corresponda con ellos.

Algunos propietarios e inversionistas creen que el precio de las acciones de la empresa está influenciado principalmente por las ganancias, mientras que a menudo ignoran el efectivo real que genera. Sin embargo, las cifras de ingresos pueden verse sesgadas por trucos contables, mientras que falsificar un flujo de caja libre es mucho más difícil. De allí la creencia razonable que el flujo de caja libre ofrece una imagen más clara de la capacidad de una empresa para generar efectivo y, por lo tanto, ganancias.

¿Cómo ayuda a las empresas conocerlo bien?

El flujo de caja libre es utilizado para calcular la eficiencia económica de una inversión, por lo tanto, en el proceso de toma de decisiones, los inversores y prestamistas se centran en este indicador. La cantidad de flujo de efectivo libre determina qué cantidad de pagos de dividendos recibirán los tenedores de valores, si la empresa podrá cumplir con sus obligaciones de deuda de manera oportuna y reinvertir el dinero para la compra de nuevas acciones o proyectos.

Conocer el flujo de efectivo libre en una empresa o negocio le permite tanto a socios como a acreedores saber de una manera más real la situación en que se encuentra financieramente. La empresa puede tener ingresos netos positivos, pero flujo de caja negativo, lo que socava la eficiencia del negocio, es decir, de hecho, la empresa no genera ingresos. Por lo tanto, el flujo de efectivo libre suele ser más útil e informativo que los ingresos netos de una empresa.