El TAE y el TIN, indicadores financieros

¿Qué es el TAE?: ¿Cómo se calcula y en qué se diferencia del TIN?

¿Sabes que es la Tasa Anual Equivalente (TAE)? En este post te diremos todo lo que necesitas saber sobre este indicador financiero, que es, como se calcula y cómo y cuándo se utiliza. Te adelantamos que se trata de un interés que puede generar algún producto financiero. También en el caso de hacer algún depósito. O la tasa cobrada cuando solicitamos algún préstamo o hipoteca. Para que sepas de qué se trata el TAE, continúa leyendo, aquí está la información que necesitas.

¿Qué significa TAE?

TAE son las siglas correspondientes a la Tasa Anual Equivalente. Se trata de un término de tipo financiero, con el que se expresa el interés que es generado por algún tipo de depósito o inversión. También se refiere al coste que debemos pagar si solicitamos una operación crediticia. Allí, están incluidos los gastos y las comisiones que forman parte de algún producto bancario. En el caso de depósitos, va a ayudarnos en el cálculo de los beneficios a obtener cada año producto de alguna inversión.

Debido a la cantidad de productos ofrecidos por el mercado financiero, cada uno con distintas particularidades, es bueno saber qué es el TAE. En cuanto a los depósitos, cada entidad financiera hace ciertas diferencias en los productos que ofrece. Dependiendo del monto a invertir, cuando se van a abonar los intereses o el tipo de interés que van a aplicar. A fin de que sean más fáciles las cosas para hacer la comparación de rentabilidad de una misma naturaleza, es necesaria la TAE que haga la expresión del interés a percibir cuando finaliza un año.

¿Qué es el TIN y en que se diferencia de TAE?

El TIN, Tipo de Interés Nominal, se trata de un porcentaje fijo, y es pactado para ser pagado por el dinero que es prestado por la institución financiera. Es la indicación del tanto por ciento que va a percibir el banco debido a la cesión del dinero. En cambio, el TAE es un interés que hace la indicación del rendimiento que efectivamente se obtiene de un producto financiero o depósito. También del coste que se genera por el otorgamiento de una actividad crediticia.

Ya que la TAE se relaciona mucho con el TIN, y a fin de tener bien cuidada la salud financiera, se requiere del conocimiento exacto del significado, y las implicaciones de estos indicadores. Sobre todo, al momento de contratar un producto financiero. En los dos casos se trata de intereses que son aplicados en actividades crediticias bancarias. La TAE se trata de la tasa real aplicada por el dinero que te prestan, y los costes que se asocian a dicha operación a cargo del prestatario.

Surgió a fin de tener el conocimiento del monto a devolver en las operaciones crediticias. Fue creada para que se pudiera anexar el cálculo de otros costes, y que el solicitante se informará sobre lo que le costaría finalmente el producto que buscaba contratar. Por su lado, el TIN se trata de un interés que se aplica a un crédito bancario, pero que no tiene en cuenta gastos extras que surgen en estos procesos. Además, refiere periodos de tiempo cortos, mientras que la TAE muestra un pago anual.

¿Qué es la TAE en un préstamo?

Ahora, veamos qué es la TAE en lo que se refiere a un préstamo de forma sencilla. Se trata de la cantidad que realmente vas a cancelar, por el monto del crédito que te será otorgado por la institución financiera. Se procede a incluir en dicho concepto: tipo de interés, Comisiones y Plazo de operación.  Al final, se consolida como el monto total que deberás pagar a la institución bancaria, debido al préstamo que te fue otorgado. En esta suma se encuentran incluidos los gastos extras.

El TAE es expresado siempre en términos porcentuales, y va a permitir que tengas el conocimiento de cuánto va a costarte el crédito o préstamo que quieres solicitar. Para que sea más fácil de entender veamos el siguiente ejemplo: en el caso que la solicitud del préstamo sea de 150.000 euros, y la tasa de interés TAE sea de 1,5%. Deberás devolver a la institución financiera, en el plazo pactado, la suma total de 152.250 euros. Capital más TAE.

¿Cómo se calcula en un préstamo hipotecario?

Vamos a conocer la forma de calcularlo, el mismo es expresado en porcentaje. Su cálculo se realiza con una fórmula matemática normalizada que se basa en el interés nominal TIN. Es decir, el precio cobrado por la institución bancaria por otorgar los préstamos de dinero. Esto puede ser, entre otros: mensual, trimestral, o anual. Igualmente, las comisiones bancarias y los gastos operacionales que son asumidos por el solicitante. La TAE tiene incluidas las comisiones bancarias, exceptuando los gastos que derivan por incumplimiento de obligaciones.

De la misma manera, para efectuar el cálculo de la TAE quedan excluidos los gastos referidos a las notarías, entre otros. En España resulta de obligatoriedad que la TAE se encuentre claramente demarcada en toda documentación correspondiente a la operación que se quiere efectuar. Además, también tiene que ser incluida y especificada en la publicidad correspondiente a los productos de tipo financiero. Siempre y cuando sea hecha la referencia basándose en algún aspecto de tipo económico relacionado con el préstamo.

¿Cuál es la fórmula para su cálculo?

Además de conocer qué es el TAE, vamos a la fórmula de la Tasa Anual Equivalente:

Se tiene que en esta ecuación:

TAE = (1 + r/f)f-1

  • Donde r es: Tipo de interés nominal
  • Donde f es: Frecuencia de pago de los plazos

La relevancia que tiene el cálculo de la TAE radica en que, la misma brinda la oportunidad de efectuar un cálculo de intereses de forma anual. Donde se integran los intereses que van a irse obteniendo en periodos mensuales, trimestrales y semestrales cada vez que sea calculado nuevamente el interés. Esto es conocido como interés compuesto.

TAE Legal Vs TAE Real

Con la finalidad de conocer lo qué es el TAE de una operación crediticia, resulta de interés que conozcas las diferencias que existen entre TAE Legal y TAE Real. Basándose en la actual normativa, es obligatorio que sea informado a los clientes por las instituciones financieras, qué es el TAE. Esto debe hacerse mediante el contrato del préstamo, al igual que en la publicidad que sea distribuida.

De acuerdo a la legalidad, se encuentran definidos todos y cada uno de aquellos conceptos que se deberán incluir en el TAE. En la actualidad la TAE tiene incluida casi en su totalidad los gastos. Aun cuando en determinados casos quedan excluidos ciertos costes extras, tales como: los gastos de notaría que debe asumir el consumidor y los costes que se vinculan a la contratación de productos adicionales, entre otros. Estos son elementos que se deben conocer, a fin de saber cuál es el TAE real correspondientes a la solicitud crediticia que se ha solicitado.

lantania lIderes en España en infraestructuras agua y energIas renovables
Informatica del Este
lantania lIderes en España en infraestructuras agua y energIas renovables
Colorker
Helvetia proyecto turbulencias objetivo

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.