38 vuelos han operado los aeropuertos de Valencia y Alicante este lunes

Los aeropuertos de la Comunitat, cámaras termográficas y el 6,7% de vuelos precrisis

Aena ha contratado a cien personas para reforzar el control de Sanidad Exterior y contrará más a partir del 1 de julio. Por su parte, Air Nostrum iniciará sus vuelos desde Valencia este miércoles

Archivado en: 

Aeropuerto de Manises (Valencia) | Archivo E3

En el primer día laborable de apertura de las fronteras con el espacio Schengen y la Unión Europea, los aeropuertos de la Comunitat Valenciana, quieren ser “una puerta de acceso segura” y además de todas las medidas aprobadas por la Comisión Europea, a través de la Agencia Europea de Seguridad Aérea, y bajo la supervisión del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, han puesto ya en marcha cámaras termográficas para la toma de temperatura de los pasajeros que llegan de vuelos internacionales, además de reforzar el personal para dar apoyo a Sanidad Exterior.

Sanidad Exterior, encargada de realizar el control estrictamente sanitario cuenta con 600 efectivos en toda España, de los que 150 son médicos y enfermeras. Un personal que ya se ha visto reforzado con personal de Cruz Roja y 100 personas más contratadas por Aena, que, según ha podido saber este medio, se irán incrementado a la vez que España, a partir del 1 de julio, abra sus fronteras a países de fuera de la UE.

“A partir del 1 de julio, se incrementará este apoyo tanto con medios humanos como materiales, con más cámaras termográficas y más contrataciones, gracias a la firma de un convenido en el cual trabajan actualmente tanto Aena como Sanidad Exterior”, han confirmado desde Aena a E3.

De momento, los pasajeros internacionales que llegan al aeropuerto, tanto de Valencia como de Alicante-Elche están pasando tres filtros: el primero de ellos está basado en una declaración responsable de los visitantes, que queda recogida en passenger locator card (PLC), un registro donde se solicita al viajero información sanitaria, y también aquella relacionada con su hospedaje o los lugares que visitará, así como su contacto, “básicamente es un documento para conocer la trazabilidad del pasajero”, confirman desde Aena; un segundo filtro de temperatura y un tercero “visual”.

“Con la instalación de cámaras termográficas, hemos podido automatizar ese control, de manera que sea más ágil”, indican las mismas fuentes.

Aeropuerto de Alicante-Elche

Por otro lado, las medidas de seguridad e higiene se han traducido también en una intensificación de la limpieza y en una desinfección mucho más profunda de todos los espacios, en la instalación de señalética marcando las distancias de seguridad, especialmente en aquellos lugares susceptibles de formarse colas, como en los mostradores de facturación o los filtros de seguridad.

Por su parte, las pantallas informativas y la megafonía recuerdan constantemente la necesidad de mantener la distancia de seguridad y la obligación de llevar la mascarilla y también se han instalado a lo largo de la terminal dispensadores de gel hidroalcohólico, especialmente en aseos y en los controles de seguridad, indican desde Aena.

Asimismo, se han instalado pantalla de metacrilato en todos aquellos mostradores de atención al público: facturación, venta de billetes, información al pasajero, etc.

Las cifras, lejos de la normalidad

Desde Aena confirman que la operativa se está desarrollando con total normalidad, eso, sí los vuelos todavía son limitados. Este lunes Valencia ha registrado 14 vuelos, 7 llegadas y 7 salidas, con destinaciones nacionales Ibiza, Menorca y Mallorca e internacionales Zurich, Milán o Düsseldorf.

Por lo que respecta a Alicante-Elche se han contabilizado 24 vuelos, 12 llegadas y 12 salidas con conexiones a Mallorca, Madrid, Barcelona, Bruselas, Hamburgo, Londres, Birmingham o Ámsterdam, entre otras.

Unas cifras muy alejadas de la media diaria registrada en junio del pasado año por ambos aeropuertos, cuando en Valencia se registraban 230 vuelos diarios (6.922 operaciones en el mes) y en Alicante-Elche la cifra se incrementaba a 335  (con un total de 10.049 operaciones).

Las previsiones diarias para estos primeros días apenas suponen, por tanto, el 6,7% de los vuelos registrados hace un año.

Air Nostrum vuelve a operar el 24 de junio

Por su parte, Air Nostrum, la aerolínea franquiciada de Iberia para vuelos regionales, adelanta a este miércoles el inicio de operaciones en el aeropuerto de Valencia.

La compañía ha programado una serie de vuelos desde Valencia a Baleares para atender la demanda de viajes con motivo de la festividad de San Juan. De esta forma, el miércoles 24, domingo 28, lunes 29 y martes 30 de junio habrá un vuelo de Air Nostrum en cada una de las rutas Valencia-Ibiza, Valencia-Menorca y Valencia-Mallorca.

Según la compañía, los vuelos ya están cargados a la venta y están registrando “una buena demanda”; incluso ya se ha completado el aforo del vuelo a Menorca del miércoles.

El miércoles 1 de julio, Air Nostrum retoma la programación regular en Valencia con vuelos a Baleares, Bilbao y Canarias. El enlace Valencia-Ibiza pasa a tener un vuelo diario, como en la ruta Valencia-Mallorca, mientras que entre Valencia y Menorca se empezará operando con cuatro frecuencias semanales (lunes, miércoles, viernes y domingos) y se aumentará a un vuelo diario a partir del 17 de julio.

El enlace de Air Nostrum de Valencia a Bilbao se recupera con cinco frecuencias semanales, lunes, miércoles, jueves, viernes y domingos. Todos los vuelos son vespertinos y están programados con reactores CRJ 1000 de Bombardier.

Las conexiones de Air Nostrum con aeropuertos canarios serán con Gran Canaria, los martes, jueves y sábados; y con Tenerife los lunes, miércoles, viernes y domingos, a los que se añadirá una frecuencia más, los martes, desde el 17 de julio.

En esta segunda mitad del mes se añadirán otros dos destinos canarios, Lanzarote y Fuerteventura. La ruta Valencia-Lanzarote se operará con dos frecuencias (lunes y miércoles), y Fuerteventura dispondrá de un vuelo semanal, los miércoles.

En Alicante, Air Nostrum también retoma programación el 1 de julio. Ese día se empezará a operar el vuelo Alicante-Ibiza con tres frecuencias semanales (viernes, sábados y domingos), a los que se añadirán dos frecuencias más (lunes y jueves) a partir del 17 de julio.

La Costa Blanca también tendrá conexión de Air Nostrum con el archipiélago canario. En concreto, se operarán las rutas que unen Alicante con Tenerife (martes, viernes
y domingos) y Alicante con Gran Canaria (martes, jueves, viernes, sábados y domingos).

La aerolínea recuerda que en sus vuelos es obligatorio el uso de mascarillas y se ha reforzado la limpieza en el interior de los aviones mediante tratamientos especiales contra el COVID-19.

Además, el aire se está renovando constantemente en la cabina de pasajeros; “llega del exterior y al entrar en el avión se procesa a altísima temperatura antes de ser suministrado en el interior ya acondicionado. Adicionalmente, y para minimizar el riesgo de contacto, se han suprimido los servicios de comida y venta a bordo y se han retirado las revistas, mantas, almohadas y cuadernos de dibujo para niños, aunque se mantiene la plataforma de entretenimiento online, con contenidos ampliados, que pueden utilizar los pasajeros a través de sus propios dispositivos móviles”, explican.

retoma la operación

Cambio de fecha sin penalización

Además, la compañía ha anunciado que todas las compras que se hagan entre hoy y el 30 de junio, para volar hasta el 31 de diciembre de este año, podrán admitir un cambio de fecha, aunque el tipo de tarifa no lo permita, sin pagar penalización por el cambio, y solo tendrían que abonar la diferencia de tarifa si la hubiera.

Además, se amplía la flexibilidad a los billetes ya comprados, de tal forma que aquellas personas con vuelos hasta el 31 de agosto, que ahora no puedan o no quieran viajar, podrán cambiar de fecha o emitir un bono por el importe íntegro del billete para utilizarlo hasta el 31 de diciembre de 2021.

Suscríbete a nuestra newsletter