Nuevos desarrollos

Más del 70 % del plan ‘Ensanche Levante’ de Benidorm se reservará a uso turístico

Un 20% del suelo lucrativo se destinará a residencia permanente, mientras que otro 40% será para vivienda turística y un 40% a uso hotelero y apartamentos turísticos

Panorámica de Benidorm

Avanza poco a poco la tramitación del plan urbanístico ‘Ensanche Levante’ de Benidorm, que completará una trama urbana con el desarrollo de 575.000 metros cuadrados. En breve se iniciará el proceso de información y participación pública de la versión preliminar del Plan Parcial y sus estudios complementarios.

La propuesta de ordenación que se expone está en línea con el modelo urbanístico ‘made in Benidorm’, completando la malla urbana de la zona de Levante. De los más de medio millón de metros cuadrados del sector, se destinan a uso lucrativo poco más de 200.000 metros, en los que el uso turístico hotelero y residencial será el gran protagonista, complementado por una red de zonas verdes y espacios peatonales y un parque urbano y dotacional sobre el que pivota la ordenación del sector.

La edificabilidad total del área objeto de desarrollo será de 292,600 metros útiles, que consumen poco más de 200 metros cuadrados de superficie. Otros 102.481 metros se destinan a equipamientos públicos, 77.314 metros a zonas verdes, 5.780 corresponden a una vía pecuaria que se integra en la ordenación, y hasta 185.174 a comunicaciones y red viaria, de los que gran parte son elementos peatonales, incorporando la apuesta municipal por la movilidad sostenible.

Modelo rascacielos de Benidorm

La versión preliminar del Plan establece una altura de referencia para el uso residencial turístico de 20 plantas (acorde con el entorno y skyline de Benidorm), lo que permite que la edificación pueda limitarse a una ocupación del 30%, siendo obligatorio que al menos el 50% de la parcela tenga la consideración de suelo permeable.

Estos espacios libres privados, junto con el diseño de la red pública de zonas verdes y espacios peatonales con características de sistema de drenaje urbano, se suman así también a las propuestas municipales recogidas en el Plan de Resiliencia Urbana de Benidorm.

La ordenación apuesta por la actividad que identifica al municipio, estimándose que el 20% del suelo lucrativo se destinará a residencia permanente (782 viviendas y 1.955 nuevos habitantes), mientras que otro 40% se estima que se destinará a vivienda turística (1.564 unidades), y un 40% a uso hotelero y apartamentos turísticos, con posibilidad de levantar entre 15 y 20 nuevos complejos afines a la industria principal de Benidorm.

La estrategia de usos terciarios consiste en emular el carácter comercial de las calles de la zona de Levante de Benidorm, disponiendo por tanto unos ejes comerciales en los que es obligado vincular la edificación a la implantación de locales comerciales y asimilados, para así garantizar el modelo de ciudad compacta y compleja característico del municipio.

El plan ha adoptado un modelo teórico que considera que toda la edificabilidad se destinará a uso residencial predominante, siguiendo las pautas del Plan General vigente. Esto permite adoptar estándares de dotaciones públicas más elevados que si se introduce un coeficiente mayor de usos terciarios hoteleros. De este modo, se obtiene una sobredotación de equipamientos y zonas verdes, que permitirá mejorar este estándar para los barrios colindantes de la zona de Levante, que se verán directamente beneficiados con esta oferta de espacios libres y equipamientos públicos, aumentando así su calidad de vida.

Suscríbete a nuestra newsletter