Informe 'Situación Comunitat Valenciana' del BBVA Research

BBVA Research prevé una aceleración de la economía valenciana hasta el 2% en 2021

Apuntan a un "aterrizaje suave" del crecimiento en la Comunitat, que de cumplirse las previsiones superará el nivel precrisis de PIB en casi 6 puntos porcentuales

Carlos Rodríguez (d), Director Regional Este de Banca de Empresas y Corporaciones en BBVA, Rafael Doménech (c), Responsable Análisis Económico BBVA Research y David Conde (i), Director Territorial Este de BBVA.

BBVA Research prevé que la ralentización de la actividad en la Comunitat Valenciana continúe también en 2020, y que el PIB regional aumente un 1,5 % en 2020, para acelerarse “ligeramente” hasta el 2 % en 2021. Se trata, como ha definido Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, de un “aterrizaje suave” del crecimiento valenciano que de este modo se estabilizaría. Con estas cifras, la región completaría nueve años consecutivos de recuperación y superaría al final del periodo el nivel precrisis de PIB en casi 6 puntos porcentuales, y el del PIB per cápita en 4 puntos porcentuales.

De cumplirse las previsiones, ha explicado Doménech que en el conjunto de 2020 y 2021 podrían crearse unos 55.000 empleos, lo que llevaría a una reducción de la tasa de paro promedio hasta el 12,8 % en 2021. Al final de ese año, esta “podría llegar a estar por debajo del 12,5 %”, ha puntualizado el responsable de Análisis Macroeconómico. Aún estaría lejos la cifra de desempleo respecto al mínimo precrisis de 2007, cuando se sitúo cerca del 8 %.

Según el último informe ‘Situación Comunitat Valenciana’, presentado hoy Doménech, y David Conde, director de la Territorial Este de BBVA, entre finales de 2018 y principios de 2019 la economía valenciana habría mantenido un crecimiento alrededor de 0,5 %-0,6 % trimestral, ligeramente por encima de la media nacional, para desacelerarse hasta el 0,3 % trimestral a partir del segundo trimestre del año pasado, un crecimiento ligeramente inferior al del conjunto de España. Con ello, el crecimiento de la economía regional se habría estabilizado en 2019 en el 1,9 % anual, una décima por debajo de la media nacional y en línea con el crecimiento del año anterior.

Entre los factores a los que apunta el Servicio de Estudios del BBVA se encuentra un menor dinamismo del gasto de los hogares valencianos, unido al deterioro reciente de los indicadores del sector de la construcción. Sin embargo, el moderado impulso fiscal, el buen comportamiento de las exportaciones, y de la inversión privada, favorecida por el fuerte dinamismo de las importaciones de bienes de equipo y de los visados no residenciales, habría favorecido la estabilidad del crecimiento regional.

Crecimiento de la economía en 2021

El mencionado impulso de la economía valenciana viene respaldado, según estima el informe, por la resiliencia del consumo interno, las señales de fortaleza de la inversión en equipo y de los visados no residenciales, así como una leve mejora del entorno internacional. Sin embargo, ha concretado Doménech que a futuro resultan de particular importancia los cambios que el nuevo Gobierno de España pueda introducir en ámbitos como el mercado laboral o las pensiones, así como si llegan a materializarse o no los riesgos existentes.

En esta línea, aunque los riesgos del escenario son a la baja, la velocidad futura de la recuperación dependerá de la resolución de los distintos focos de incertidumbre y de las políticas que se implementen, recalca el estudio de BBVA Research.

En el escenario global, la incertidumbre se reduce por la salida del Reino Unido de la Unión Europea sin desequilibrios en los mercados, lo que favorece a la Comunitat por su mayor exposición al mercado británico en exportaciones de bienes, gastos turístico y mercado inmobiliario.

Previsiones de crecimiento y del mercado laboral de la Comunitat Valenciana para el 2020 y 2021. Fuente: BBVA Research.

Además, la posible reducción de las tensiones comerciales entre EEUU y China facilitará la recuperación de los flujos comerciales globales, aunque los artículos afectados representan una parte reducida de las exportaciones valencianas. Sin embargo, el brote de virus COVID-19 afecta a la economía mundial justo cuando las perspectivas de crecimiento estaban mejorando, lo que supone un riesgo a la baja adicional sobre el escenario planteado por BBVA Research.

A nivel doméstico, aun con la formación de gobierno en España, la incertidumbre de la política económica se mantiene elevada por la falta de consenso en temas clave como el mercado laboral o las pensiones. A esto se añaden los cambios regulatorios que están afectando negativamente al sector automotriz y al inmobiliario.

Con todo, según BBVA Research, la economía valenciana y la española se encuentran mejor preparadas para afrontar un escenario de incertidumbre, ya que muchos de los desequilibrios que retroalimentaron los efectos de la última crisis se han reducido. Sin embargo, en ausencia de reformas eficientes, el crecimiento potencial de la economía estaría convergiendo a niveles menores que los observados al inicio de la recuperación.

Suscríbete a nuestra newsletter