Carta de motivación para el máster

Carta de motivación para el máster: ¿Cómo hacerla correctamente?

Una carta de motivación para el máster, puede ser la llave de acceso a un mundo mejor para ti y los tuyos. Recuerda que el mundo laboral, es cada día más exigente, los mejores trabajos están destinados para los mejor preparados. De allí la gran importancia de hacer una especialización, estudiar un máster. Sin embargo, este también es un sector muy competido, no es para nada fácil ingresar. Existe una gran demanda y las plazas suelen ser muy pocas.

¿Cómo hacer una buena carta de motivación para el máster?

Hacer una buena carta de motivación máster para ingresar a la universidad y alcanzar una especialización, es vital para lograr una mayor competitividad laboral. No basta con tener experiencia, hoy en día las universidades están tras la búsqueda de verdaderos talentos. Y quién mejor que tú, para decirles que tú eres uno de ellos.

Recuerda que una carta de motivación es una carta escrita para explicar por qué eres un buen candidato. En otras palabras, es una presentación de ti mismo y de tus antecedentes, así como de las razones por las que te presentas a ese programa concreto. El objetivo de esta carta es convencer al lector de que eres su mejor opción.

Al elaborar tu carta de motivación, debes asegurarte de hacerlo de la forma correcta para que tu solicitud sea considerada. A continuación, veremos 6 elementos clave de una carta de motivación que pueden ayudarte a conseguir una entrevista en la escuela o empresa que elijas.

  1. Elige un formato profesional para tu carta de motivación de máster

Es importante asegurarse de que el formato de tu carta se ajusta a su propósito y transmite tu profesionalismo. Se debe utilizar un estilo de letra y un color profesionales, así como el tamaño de los márgenes y el espacio entre líneas. Además, ten en cuenta que el diseño es muy importante a la hora de elegir el formato. Por último, asegúrate de que los gráficos o imágenes que incluyas sean lo suficientemente relevantes y claros para los lectores.

  1. Añade los datos de contacto del remitente y del destinatario

Incluir claramente los datos del remitente y destinatario, es sumamente importante si quieres que tu carta de motivación para el máster llegue a su destino. Más aún, si esperas una respuesta. Un error muy común, es obviar estos datos y es algo que puede acabar por completo con tus aspiraciones de ingreso. No sirve de nada escribir la mejor carta del mundo si no llega a su destino. Y también sería nefasto que no puedan comunicarse contigo para enviarte una respuesta o fijar una entrevista, porque olvidaste colocar estos datos claramente.

  1. Averigua a quién debes dirigir tu carta

Otro error muy común, es enviar una carta sin un destinatario definido o al destinatario correcto. Tu carta puede ser muy buena, pero si no llega a las manos correctas, no tendrá valor. Debes investigar quién es la persona al frente de las admisiones, la persona que tomará la decisión final sobre tu solicitud y dirigir tu carta directamente a esa persona. Es a ella a quien debes convencer, por lo tanto, es a ella a quien debes dirigirte.

  1. Abre mencionando por qué eres un buen candidato

Es importante también iniciar el contenido de tu carta, exponiendo quién eres tú y que te hace una gran opción. No es el momento de caer en falsas modestias, en principio quien lea la carta ya sabe que es lo que tú quieres, pero no sabe por qué lo mereces. Seguramente recibe muchas cartas donde le solicitan lo mismo, pero todas no tienen tus capacidades, tu experiencia y tus logros. Así que abre el contenido de tu carta, haciéndole saber por qué eres el mejor para ocupar la plaza vacante.

  1. Explica por qué quieres estudiar el máster

Algo que siempre interesa a los seleccionadores y que toman muy en cuenta para asignar las plazas vacantes, es la motivación del aspirante. En su motivación, está el secreto de su éxito. De allí, que sea tan importante transmitir en tu carta de motivación para el máster, por qué quieres estudiarlo y por qué allí, que te motiva a hacerlo y que tan fuerte es tu deseo de lograrlo.

  1. Despídete formalmente

Aunque no lo creas, la despedida es tu última oportunidad de captar la atención de quien tiene tu carta en sus manos. No puedes relajarte y arruinarlo al final, debes mantener el profesionalismo y la formalidad hasta el punto final. Recuerda que todo en tu carta está sujeto a escrutinio, así que debes cerrarla con broche de oro en tu despedida.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.