La docencia virtual, el aprendizaje a distancia

Docencia virtual: ¿Cuáles son sus principales ventajas y desventajas?

La llegada de la digitalización ha cambiado por completo muchas áreas de trabajo, incluyendo la educación. Así es como ha surgido la docencia virtual, un sistema que sustituye la interacción física entre maestro y alumno hacia una plataforma digital. Su principal ventaja es que los estudiantes pueden aprender desde cualquier parte del mundo con solo una conexión a internet. Sin embargo, es necesario tener los equipos adecuados y ser muy didácticos para que se pueda dar y la información llegue al subconsciente.

¿Qué entendemos por docencia virtual?

La docencia virtual se apoya en plataformas tecnológicas, en las que pueden proyectar diversos recursos para sus estudiantes. Aquí el docente explica la temática mediante diapositivas, láminas, videos y demás elementos que permitan resolver cualquier inquietud. Incluso, podría decirse que es la evolución de la enseñanza, en la que no es necesaria la presencia física para poder impartir clases. No obstante, es imperativo que el docente esté preparado completamente para ser lo más didáctico posible en un entorno virtual.

Esta tendencia se ha incrementado con mayor rapidez en los últimos años también gracias a la aparición del covid-19. Para esto se han desarrollado diversos programas que dan la posibilidad a las personas de poder transmitir información a distancia. A su vez, ofrecen distintas herramientas que facilitan la enseñanza a una o múltiples personas, bien sea a través de hojas, videos y mucho más. Así que llegó el momento de abrazar esta nueva metodología que llegó para facilitarnos nuestro día a día.

¿Qué se necesita para garantizar entornos de docencia virtual adecuados?

Para que la docencia virtual sea efectiva debe contar con todos los recursos necesarios, tanto para el docente como para el estudiante. Primero que todo, es fundamental contar con un sistema de aprendizaje, que es donde se conectan ambas partes y donde se le hace seguimiento al alumno.  Por otro lado, debe tener un sistema de contenidos que permita subir y publicar los archivos para su posterior revisión. Estos deben poder quedar alojados por el tiempo que sea necesario para que el docente pueda hacer las revisiones y correcciones que sean pertinentes.

Además de esto, es indispensable que el programa cuente con un buen sistema de comunicación, tanto escrito como de video y audio. De esta manera, tanto el alumno como el docente podrán intercambiar puntos de vista sobre las temáticas que se están impartiendo. Por último, no podemos olvidarnos de las herramientas de administración, que son importantísimas para la asignación de notas, controlar las inscripciones y mucho más.  Con estos elementos disponibles ya se puede trabajar de forma adecuada y asegurar que los estudiantes reciban una formación de calidad.

¿Cuál es su importancia en el mundo actual?

La llegada de la docencia virtual ha sido beneficiosa para todos, ya que pone a nuestra disposición una gran cantidad de herramientas a bajo costo. Hoy en día existe gran demanda de profesionales calificados que necesitan de una educación de calidad sin tantas barreras. En este sentido, la educación virtual ha ido ganando adeptos con el pasar del tiempo, a través de cientos de cursos, diplomados y mucho más. Lo mejor de todo es que reconocidos profesores y universidades ya han adoptado esta tendencia como parte de sus ofertas educativas.

Estas ofertas posibilitan el acceso a nuevos conocimientos de forma remota sin perder la calidad de sus contenidos. También, esta tendencia ha resultado muy útil para el maestro, ya que le permite actualizar sus conocimientos e impartir clases sin importar dónde se encuentre. Todo esto ha servido para formar personas más competitivas en un mundo donde la demanda de productos y servicios cada vez es más alta. Así que la docencia virtual ha llegado para quedarse y hay que adaptarse a esta nueva realidad.

Ventajas de la docencia virtual

La docencia virtual ofrece múltiples ventajas que vale la pena señalar. La primera es que permite tener un control absoluto del tiempo de estudio, haciéndonos mucho más autónomos. Además, posibilita estudiar diversos temas sin importar el lugar donde nos encontremos, algo que contrasta con la educación tradicional. La mayoría de cursos y programas educativos están alojados en la web durante un determinado lapso de tiempo, lo que nos permite estudiar a nuestro propio ritmo. También brinda, la posibilidad de compartir conocimientos con otros estudiantes mediante salas de chat.

Otra de las ventajas es que permite ver un mismo tema las veces que sea necesario, lo que facilita la comprensión de un proyecto en específico. Estas facilidades también aplican para los maestros, que ahora pueden trabajar desde la comodidad de su casa. Sin embargo, esto no significa que sea fácil, ya que hay que tener mucha más concentración y organización para cumplir con los objetivos. Al principio podría parecer complejo, pero una vez que nos adaptamos será difícil volver al modelo educativo anterior.

¿Cuáles son sus desventajas o inconvenientes?

Aun cuando la educación virtual tiene muchas ventajas, también posee ciertas desventajas que se deben valorar. La primera de ellas, es que exige un nivel de concentración mucho más alto, ya que al ser digital tendremos varios distractores en el ambiente. También es menester contar con equipos tecnológicos que reproduzcan los materiales que se envíen en la plataforma, aunque algunos de estos puedan resultar económicos. Asi mismo se debe hacer referencia también a la homologación de títulos. En especialmente cuando se realizan estudios en el extranjero, ya que a veces suele ser bastante laborioso.

Adicionalmente, las fallas de conectividad suelen ser cruciales en la docencia virtual, especialmente cuando hay evaluaciones. Esto obliga a que los estudiantes y maestros deban contar con un óptimo sistema de internet para aprovechar estas plataformas. Es importante que ambas partes entiendan que el éxito en la educación online depende de cada uno y del manejo de las herramientas tecnológicas. Por ello, ser organizados y estar orientados al resultado es indispensable para aprovechar al máximo esta nueva tendencia.

¿Cómo ser parte de la docencia virtual?

Para ser parte de la docencia virtual es indispensable hacer la transición mental, debido a que existen muchas diferencias entre esta y la educación tradicional. Luego, es necesario contar con un programa que permita la administración de información tanto de los estudiantes como del docente. Así se podrá archivar cada una de las evaluaciones para llevar un control de todas las tareas del alumno. Por otro lado, no podemos olvidarnos del adiestramiento, ya que estos sistemas suelen tener muchos elementos que deben ser interiorizados primero.

De este modo, la universidad o instituto deben ofrecer las herramientas necesarias para que el docente pueda impartir clases virtuales sin ningún inconveniente. Sin embargo, la mejor noticia es que la docencia virtual ha masificado el emprendimiento. Gracias a ella, un educador puede desarrollar cursos y venderlos a estudiantes de cualquier parte del mundo. Llegó la hora de aprovechar el potencial de esta industria para elevar nuestros niveles de conocimiento sin tener que salir de casa. Con un poco de tiempo y de disciplina alcanzaremos nuestros objetivos.