Plataforma creada para frenar la norma

SOS Hostelería, contra la Ley del Juego: “Es ilegalizarlo de forma encubierta”

Fidel Molina cuestiona a quién benefician las medidas de la Ley y apunta que se reservan la opción de acudir a los tribunales para paralizarla

Fidel Molina y Santiago Moreno presentan SOS Hostelería

La plataforma SOS Hostelería, formada por empresarios del sector, propietarios de locales y autónomos, ha criticado la Ley del Juego que se está tramitando en Les Corts, pues considera que sirve para “ilegalizar el juego de forma encubierta”. El presidente de MYR Hoteles y Grupo Comatel y líder de la plataforma, Fidel Molina, se ha preguntado a quién benefician estas medidas. “Las máquinas de premio en bares han bajado un 10 % de 2017 a 2018. El rasca y los juegos de la Once han subido un 6 %. La Once puede vender donde le dé la gana. Algún beneficiado hay”, ha resaltado.

SOS Hostelería, creada para frenar la aplicación de la nueva ley, ha sido presentada este miércoles por Molina y el abogado Santiago Moreno. Así, han lamentado que la ley “pone en peligro el futuro del sector de la hostelería y del recreativo” en la Comunitat Valenciana y han denunciado que “no ha existido ninguna voluntad de diálogo ni negociación con los sectores implicados”.

El líder de la plataforma ha explicado que en la Comunitat hay 34.000 bares, de los que el 60 % tienen máquinas de tipo B, conocidas como tragaperras. De este porcentaje, “el 20 %, más de 4.000 bares, subsisten prácticamente gracias a las máquinas de premio”. “Sin el complemento de las máquinas, prácticamente cerrarán todos ellos. 12.000 empleos se pueden perder”, ha indicado Molina. Además, ha alertado de que “afectará a los sectores más vulnerables de la sociedad: jóvenes, mujeres y mayores de 50 años”.

prohibición-máquinas-juego

Máquinas de apuestas

En la misma línea, Molina ha señalado que el sector de juego privado “contribuye a la Generalitat con 150 millones de euros anuales, de los que 78 vienen de las máquinas de premio”. “Es algo aberrante, una incongruencia. No se le ha dado comunicación al sector y no hemos podido dialogar. Además, no se permite ningún tipo de juego privado a menos de 850 metros de un centro educativo, médico o deportivo. No cabe ninguna maquina de ningún tipo en toda la Comunitat con esos parámetros. Es ilegalizar el juego de forma encubierta. ¿A quién beneficia?”, se ha preguntado.

“Es paradójico que un bar no pueda tener una máquina de tipo B pero sí tener una máquina expendedora del rasca de la ONCE o vender lotería. Este doble rasero entre el juego público y el juego privado supone un trato discriminatorio desde la propia administración”, ha comentado Moreno.


Molina: “La norma supone la muerte y la desaparición del sector de la hostelería”

En este contexto, Molina ha apuntado que la prohibición favorecerá el juego ilegal y ha apostado por el diálogo para conocer las preocupaciones del Consell. Además, ha destacado la educación para combatir la ludopatía. “Debemos educar, informar de cuáles son los peligros de las cosas, pero a partir de una edad dejar libertad para que cada uno elija lo que quiere hacer”, ha expresado.

Por ello, SOS Hostelería ha anunciado que pedirá una reunión urgente con el president de la Generalitat, Ximo Puig, antes de que se celebre la Comisión de Economía en la que se tratará la nueva ley del juego, el próximo 10 de marzo. Además, se reunirá con todos los grupos parlamentarios del Botànic 2 para trasladar sus argumentos, pues su objetivo principal es la retirada del actual proyecto de ley.

La plataforma, ha apuntado Molina, se reserva la opción de acudir a los tribunales para paralizar la norma. “Supone la muerte y la desaparición del sector de la hostelería que da trabajo a más de 205.000 trabajadores en la Comunitat”.

Suscríbete a nuestra newsletter