Revista Economía 3 | Huella Futura

Parque Científico de Alicante: ecosistema innovador empresarial

Este año, en el que el parque cumple una década de existencia, es una fecha clave para su desarrollo y expansión; así como para la puesta en marcha de su edificio emblemático

Instalaciones de los Servicios Técnicos de Investigación de la Universidad de Alicante | Foto: UA

En 2020, el Parque Científico de Alicante (PCA) cumple diez años. Una década en la que la Universidad de Alicante (UA) ha apostado por la creación de un espacio destinado a la excelencia en innovación donde empresas surgidas de la propia UA conviven con otras externas intensivas en conocimiento.

Y 2020 será también el año de puesta en marcha del edificio emblemático del PCA. Se trata de un espacio diseñado por el arquitecto Premio Nacional Vázquez Consuegra que estará destinado a albergar, además de las propias oficinas del PCA, a unas 150 empresas. Concebido de forma completamente modular, contará con grandes espacios de coworking y multitud de oficinas de tamaño variable destinadas a empresas vinculadas al parque.

Sin duda, la inauguración de este gran edificio será un hito importante en el desarrollo del Parque Científico de la UA. Además de los múltiples servicios que ya se ofrecen a las empresas vinculadas, contar con una infraestructura de estas características, favorecerá la consolidación del propio parque como referente provincial del emprendimiento, la innovación, la transferencia de conocimiento y la gestión del talento que emana de la Universidad.

En la actualidad, el PCA cuenta con una veintena de empresas vinculadas. De ellas, nueve son EBT —Empresa de Base Tecnológica. Esta denominación responde a spin-off surgidas de la propia UA. Son proyectos de diferentes investigadores que se han ido desarrollando durante años, y que, llegado el momento óptimo de maduración de ese proyecto, se ha visto la oportunidad de convertirlo en empresa.

Pero el PCA también tiene empresas externas al propio campus de diversos tamaños que se acercan al ecosistema en busca de los servicios de valor añadido que se le ofrecen. El PCA, en la actualidad, es sostenible económicamente y ha conseguido grandes niveles de crecimiento.


Conoce todo el contenido:

Suscríbete a nuestra newsletter