Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia

Gascón (Coca-Cola): “La sostenibilidad se ha de integrar dentro de todas las empresas”

La multinacional de los refrescos ha invertido 180 millones de euros solo en 2019 para hacer que sus envases sean más sostenibles

Archivado en: 

Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia.

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) ha de ser parte fundamental de todas las empresas. Así nos lo traslada Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia. “La sostenibilidad se tiene que integrar dentro de las maneras de operar de absolutamente todas las empresas”, resalta Gascón.

Hablamos con ella de la estrategia de sostenibilidad que lleva a cabo la multinacional. Aquí en Europa recibe el nombre de ‘Avanzamos’ y la aplican tanto The Coca-Cola Company, como la embotelladora, Coca-Cola European Partners. Esta estrategia de inversión socialmente responsable se sustenta en seis pilares: bebidas, envases, impacto social, agua, cambio climático y agricultura sostenible.

-¿Resulta rentable para una empresa ser más sostenible?

-No es que resulte rentable, es que es la única manera de operar en el futuro. La sostenibilidad se tiene que integrar dentro de las maneras de operar de absolutamente todas las empresas, ya sean grandes o pequeñas. Las grandes porque tenemos, a lo mejor, más visibilidad y nos lo está exigiendo el consumidor final e incluso nuestros propios empleados. Pero por encima de todo, tenemos un compromiso empresarial.

Y las pequeñas, si quieren formar parte de la cadena de valor de las empresas más grandes, necesariamente tienen que integrar estos modelos de negocio responsable en su manera de actuar. Cada vez más vamos a integrar estos criterios de selección para elegir a los proveedores. Nosotros vamos a exigir una serie de criterios sociales y ambientales a las materias primas que utilicemos. Tendrán que integrar estos criterios en sus operaciones.

-Pero más allá de la exigencia de aplicar los preceptos de la RSC, es cierto que las empresas obtienen un rédito…

-En materia de responsabilidad corporativa hay algunas iniciativas, las que están ligadas al mundo de la ecoeficiencia son las más obvias, que siempre tienen reducciones de costes asociadas. Esas reducciones de costes implican reducciones económicas y por tanto implican un rédito directo.

La responsabilidad corporativa ha dejado de ser un compendio de proyectos sociales y ambientales de compromiso externo, que funcionaba como satélite en las empresas y ha pasado a integrarse de manera transversal en las compañías.

Cada vez están más convencidos que aporta valor tangible e intangible, reducción de costes, y más conexión con los grupos de interés. En definitiva, aporta un fortalecimiento del negocio en el mercado en el que operas.

-¿Cuál es el ritmo de implementación de los objetivos de sostenibilidad de Coca-Cola?

-Son muchos los objetivos. Cada uno de los seis pilares tiene una serie de objetivos cuyo año para su cumplimiento es diferente. La mayor parte de ellos van avanzando a un ritmo muy relevante pero cada objetivo es un mundo.

Por ejemplo, en cuestiones de género, nosotros tenemos la intención de que el 40 % de nuestro personal directivo sean mujeres en el 2020. En el último ejercicio lo cerramos con un 38 %. Otro objetivo que tenemos es devolver a la naturaleza el 100 % del agua que nosotros embotellamos. Algo que ya conseguimos el año pasado y ahora el 113 % del agua que embotellamos la devolvemos a la naturaleza.

¿Cuál es la situación de Coca-Cola a día de hoy? Pues sabemos que estamos avanzando y lo hacemos en la línea del modelo de negocio sostenible y de desarrollo sostenible que hace que nos transformemos en un agente de cambio positivo de nuestro entorno tanto de lo social como de lo ambiental.

Sin embargo, sabemos que tenemos que avanzar más deprisa en determinadas cosas. Queremos avanzar todavía más deprisa en determinadas cuestiones como por ejemplo en el mundo de los envases.

-La estrategia que desarrolláis de RSC, ¿la aplicáis de manera global o hay segmentación por países? ¿Hay diferencias del grado de cumplimiento por regiones?

-Nosotros como The Coca-Cola Company tenemos una estrategia global fijada por Atlanta donde nos marcan los grandes corredores en materia de responsabilidad corporativa que tenemos que recorrer.Esta estrategia que te estoy contando, la de Avanzamos, se implementa en 13 países de Europa occidental, de la mano  del embotellador que tenemos que es Coca-Cola European Partners.

La estrategia de Avanzamos es común a estos 13 países. Pero si hablamos a nivel internacional, hay países que tienen un desarrollo y una implementación muy diferente a la que tenemos en Europa.

Por ejemplo, nos marcamos el objetivo de recoger el 100 % de nuestros envases para el 2025. En España gracias al sistema de recogida que existe, estamos al 74 %. En territorios de Asia esto no está tan desarrollado.

La estrategia se basa en los mismos KPI, en los mismos indicadores, pero el tiempo de implementación y el recorrido que hay que hacer para llegar a esos KPI es muy diferente por territorio.

-¿En qué situación se encuentra España dentro de ese cumplimiento de objetivos? 

-Nosotros respecto al resto de territorios internacionales estamos muy avanzados. Respecto a los 13 países estamos en línea con la media. Tenemos el convencimiento de que cuando llegue la fecha final de esta estrategia que es el 2025 habremos logrado los objetivos marcados.

– ¿Cuáles son los siguientes pasos en sostenibilidad de Coca-Cola? ¿Se imagina a la gente recargando refrescos a granel?

¿Por qué no? Nos imaginamos todo tipo de soluciones que puedan hacer que se reduzca el impacto ambiental de nuestros envases y de nuestra actividad. Sin embargo, eso lo tenemos que compaginar con una cosa que para nosotros es absolutamente clave como es la seguridad alimentaria.

Por eso nosotros, a día de hoy, apostamos por envases que el consumidor no rellena. Eso no significa que la legislación vaya a cambiar y puedan haber nuevas soluciones en el futuro.

Estamos investigando absolutamente todas las posibilidades que puedan hacer que nosotros podamos darle al consumidor el envase que sea más adecuado con cada opción de consumo.

-En este sentido, ¿cuál es la inversión que hace Coca-Cola en innovación para hacer los envases más sostenibles?

-La inversión que hicimos en envases en 2019 fue de 180 millones de euros. En el desarrollo de tecnologías para la búsqueda de envasdes sostenibles en Europa occidental.

La política de envases es europea y nosotros nos nutrimos de un centro de investigación que está en Bruselas que desarrolla esta tecnología de ecoinnovación para el mundo de los envases.

Suscríbete a nuestra newsletter