Neil Collen, socio director de Livingstone Partners

“Es momento de prepararse para una venta o buscar capital. En un año cambiará el precio”

Según el experto en M&A ha habido empresas por las que se ha acabado pagando una décima parte de lo que en un principio se les ofrecía, por no vender a tiempo

Neil Collen, socio director de  Livingstone Partners

Pese a las incertidumbres políticas y económicas, el año 2019 está siendo, de nuevo, frenético para el capital riesgo en España, tal y como se ha puesto de relieve en el congreso nacional CAPCorp 2019, que este año ha celebrado su XX edición. A él ha asistido Neil Collen, socio director de  Livingstone Partners, un referente en el mercado de fusiones y adquisiciones (M&A) en España. Economía 3 charla con él.

– ¿Qué impresiones has recibido en el Congreso?

– Bastante optimismo. Aunque a escala mundial el número de fusiones y adquisiciones está estancado desde 2017, básicamente plano, dentro de los mercados europeos, España se defiende bastante bien, y en estos momentos está un 10% por encima de los volúmenes de 2016 (si tomamos como referencia la primera mitad del año, antes del impacto del Brexit).

– ¿Algún rasgo que llame la atención?

– El porcentaje de transacciones transfronterizas ha aumentado de forma notable, y con ello nos referimos a que casi la mitad de las transacciones que se producen en España o bien, se refieren a una empresa española que está comprando fuera o bien se trata de un comprador internacional que entra en España.


“Casi la mitad de las transacciones que se producen en España son transfronterizas”


– Aterrizando en la Comunitat y por hacernos una foto de composición: ¿Cuántas operaciones se han registrado y en qué tipo de empresas (familiares, tamaño, facturación…)?

– En el último año se han cerrado 37 operaciones en la Comunitat. Pese a que las más conocidas o sonadas son las de las cerámicas no hay tantas como parece, de hecho, ha habido 3, frente a las 5 relacionadas con la industria de la salud o las seis de otro tipo de industrias, donde el sector agroalimentario actúa de refugio.

Por tanto, en la Comunitat son muchos los sectores en los que se han registrado movimientos en este 2019. Además de las operaciones cerámicas (con la compra de Tendencias Cerámicas; la de Iberoalcolense por parte de Victoria o la de Keramex por Pamesa), hay empresas relacionadas con ascensores, bombas, sistemas de visión y control de procesos, con industria 4.0…

– ¿Los desarrollos tecnológicos se cotizan bien?

– Las empresas que están aportando tecnología generan muchísimo interés. Suelen ser empresas pequeñas pero que están creciendo rápido y por ellas se está dispuesto a pagar múltiplos más elevados, porque saben que ese tipo de compañías tiene potencial de crecimiento de cara al futuro.

– ¿Quién suele comprarlas?

– Suelen ser empresas más grandes que han reaccionado un poco tarde y necesitan incorporar tecnología.

– ¿Cuántas operaciones se podrían cerrar en la Comunitat hasta final de año?

– Si las cosas van bien, una o dos, si no este año, a principios del que viene.

– Siempre hablamos de las operaciones que tienen éxito pero no de aquellas que no se acaban cerrando, ¿son muchas?

-Yo calculo que casi la mitad de las transacciones no culminan el proceso de venta.


“Cerca de la mitad de las negociaciones que se inician no acaban de cerrarse”


– ¿Por qué?

– Bien porque la familia ha cambiado de opinión, o bien porque sus pretensiones de valor están muy por encima de lo que está dispuesto a pagar el mercado. También hay empresas que necesitan previamente arreglar temas medioambientales, fiscales, etc.

– ¿Qué es lo más habitual?

– Normalmente sucede que muchos empresarios hacen un cálculo personal de lo que vale su empresa, pero este muchas veces no tiene relación con lo que puede pagar el mercado, pero como confían en su empresa, piensan: “no vendo porque seguro que mañana valdrá más” y esto sucede más veces de lo que parece.

– ¿Y suelen equivocarse o les sale bien la jugada?

– Honestamente, no les sale tan bien en muchos casos. Para que te hagas una idea, hemos visto empresas que se han acabado vendido por una décima parte de lo que estaban dispuestos a pagar por ellas o incluso algunas que han ido a concurso.


“Ha habido empresas por las que se ha acabado pagando una décima parte de lo que en un principio se les ofrecía, por no vender a tiempo”


El problema es que el empresario confía en que va a ir bien, pero no hace un análisis exhaustivo de la competencia y de sus recursos y posibilidades, y por tanto no invierte en la última generación de maquinaria, o en crear marca y redes de distribución… y poco a poco los más grandes le van comiendo terreno.

– ¿Es un buen momento ahora para vender?

– Sí, los múltiplos de beneficio que están dispuestos a pagar siguen siendo altos, hay algún sector que ha bajado un poco por la incertidumbre económica en general pero están aguantando bien las valoraciones.

– Comentabas hace un año que están pagando por azulejeras “entre seis y siete veces Ebitda”, eso se mantiene…

– Sí se mantiene. Pero está todo el mundo más nervioso. Sobre todo, están sufriendo los italianos, pero si sufren ellos, más pronto que tarde sufriremos también nosotros.

– Hasta cuando calculas que se puede mantener…

– Ahí soy un poco más pesimista, creo que por delante tendremos otro año, año y pico con buenas valoraciones, pero después veo incertidumbres. Y eso, a pesar de que el dinero sigue siendo muy barato, de que el capital riesgo tiene más liquidez que nunca y de que son cada vez más profesionales –ya no solo pagan mejores precios sino que aportan conocimiento y valor–; pero si el mercado en su conjunto empieza a contraerse y a bajar volúmenes (solo con que bajen un poco nuestras exportaciones) los compradores pueden decir: “este ya no crece, se ha estancado, o simplemente ya no crece tanto o incluso baja”, y entonces empezarán las correcciones de valoración.

– Por tanto, es el momento ahora de prepararse…

– Sí, porque estos procesos pueden extenderse fácilmente un año: hay que preparar la documentación, el plan de negocio, hablar con posibles compradores, valorar quién es el adecuado, iniciar la negociación…


“Preparando una venta puede pasar fácilmente un año”


– O sea que apremia…

– Claro, no se puede pensar como todavía me queda un año por delante no tengo prisa. En realidad sí la tiene, hay que empezar cuanto antes para no llegar tarde. Y no solo a una venta, sino a buscar capital para crecer. Yo les diría: busca dinero para tus proyectos de crecimiento ya, no dentro de año y medio. A lo mejor la empresa quiere utilizar ese capital para comprar otras empresas, pues yo recomiendo negocia tu dinero ahora, para que cuando bajen las valoraciones puedas aprovechar.

– ¿Quiénes están en posiciones compradoras?

– Las operaciones más grandes atraen a grupos y capital riesgo internacional, las medianas depende de cada sector. En el sector cerámico hay bastantes operaciones dentro de la provincia de Castellón, aunque por ejemplo Keraben –Victoria– ya pertenece a un grupo internacional, un cotizado británico, por lo que técnicamente es una operación internacional, aunque se trate de reforzar su propia división en España.

Pero lo que está atrayendo realmente al inversor internacional son temas industriales relacionados con buena tecnología, firmas que buscan proveer de bienes o servicios a sus clientes en España como ocurrió con Fina Flexible Packaging, donde el comprador francés buscaba cobertura para sus clientes en este mercado, a la vez que buscaba exportar esa tecnología a Francia y ayudar a un cliente de Fina que también tenía fábricas en Francia a expandirse, todas estas sinergias atraen inversión internacional.

– ¿Qué es más conveniente el capital riesgo u otros grupos industriales?

– Si la familia o el empresario tiene intención de quedarse porque la firma tiene recorrido pero lo que teme es atacar mercados en solitario, el private equity o capital riesgo le permite, por una parte, eliminar riesgo, poniendo en su bolsillo parte del capital –aunque pueda seguir liderando el proyecto– y por otra, le proporciona una mayor sofisticación, experiencia en abrir mercados internacionales, apoyo con redes de contacto, expertise en distintas áreas de negocio, en definitiva capacidad de aportar valor.

En cambio, si el empresario quiere desvincularse por completo, una opción industrial le garantiza a veces mejor valoración por las sinergias que genera (por las redes de distribución, las economías de escala a la hora de abastecerse, la tecnología que puede implementar…)

– ¿Y hay firmas valencianas compradoras?

– Hay mucho grupo valenciano –y ahí sí que las cerámicas están liderando– que está consolidando su posición con adquisiciones locales. Pero también hay empresas valencianas como IVI que han salido fuera y han mostrado un gran dinamismo.

– ¿Cada vez las firmas valencianas y nacionales se atreven a salir más?

– Sí, pero lo cierto es que muchas veces las empresas no tienen el tamaño para acometer estos saltos y ahí es donde el capital riesgo puede ayudar (no solo por la inyección de capital como decimos sino por el apoyo que presta a la gestión).


“Prácticamente la mitad de las operaciones que lleve a cabo Livingstone en España serán en la Comunitat”


– Por ir concluyendo, ¿cuál es vuestro posicionamiento en la Comunitat y en España?

-De las firmas independientes creo que somos líderes en la Comunitat y trabajamos en un escenario de posibles transacciones todavía interesante. Desde marzo (inicio año fiscal) Livingstone ha realizado ya 5 transacciones y hasta marzo de 2020 esperamos alcanzar entre 7 y 10, lo que nos situaría en una posición de liderazgo.

– ¿Cuántas de ellas podrían ser finalmente de la Comunitat?

– En el mejor de los escenarios de esa decena, la mitad podrían ser operaciones en la Comunitat.

Suscríbete a nuestra newsletter