Caixabank inaugura en València ‘all in one’, un espacio financiero único en Europa

Con 2.200 metros cuadrados, “all in one” reúne a un equipo de 85 gestores para dar servicio a 20.000 clientes de todos los segmentos de negocio de la entidad

El pasado 23 de mayo, Economía 3 adelantaba que CaixaBank abriría en València la oficina más grande de toda España. Esta flagship bautizada como ‘all in one’ ya es una realidad desde el pasado 29 de julio y ahora ha sido inaugurada oficialmente. Este gran buque insignia de 2.200 metros cuadrados se ha convertido “en el espacio financiero más grande de Europa”, tal y como ha confirmado el director territorial de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, Xicu Costa en un encuentro previo con los medios.

Para Xicu Costa, “all in one” tiene el objetivo de convertir la oficina bancaria en un lugar “al que las personas quieren ir y no al que tienen que ir”, porque les ofrece “una experiencia diferente y confortable, a la vez que descubren lo último en tecnología o participan en un evento o charla de un personaje de interés. Y todo ello se completa con un equipo de gestores financieros del máximo nivel, totalmente especializados en los diferentes segmentos, que le ofrecerá la información y el asesoramiento necesarios para ayudarle a tomar decisiones importantes en la gestión de su economía”.

Y es que ‘all in one’ ofrece en un mismo emplazamiento -que supera los 2.200 metros cuadrados en dos plantas- todas las líneas de negocio de la entidad. Para ello, se han unido la oficina que CaixaBank mantenía en la esquina de la calle Barcas y la Plaza del Ayuntamiento (un edificio de 1913 conocido como Ernesto Ferrer por la ferretería que albergaba en sus bajos, para Costa –uno de los más bonitos de toda la Plaza–) y el edificio de la antigua oficina de Barclays ubicada al otro lado de la manzana entre las calles Pérez Pujol y Barcas, que fue integrada en la red de CaixaBank tras la compra de la filial española de Barclays Bank.

“Un edificio contiguo con mucha historia, en el que se ubica también el hotel Reina Victoria, que fue el primero en abrir sus puertas en Valencia y en el que Ernest Hemingway esribió parte de su novela Fiesta. Hemos recuperado las columnas de hierro forjado y el espíritu con el que se puso en marcha el hotel que contrató a personal de Suiza, altamente cualificado, para que el negocio prospera. Nosotros también nos hemos dotado del mejor equipo para prestar un servicio de atención de la máxima calidad”, ha explicado Costa durante la visita.

Y todo ello a escasos metros de la sede histórica de Banco de Valencia a la que CaixaBank trasladó hace unos años su sede social. “Un proyecto más, que reafirma el compromiso por València y a la vez tan rupturista que refuerza la proyección de la ciudad como centro emprendedor e innovador”, ha añadido.

La previsión es inaugurar en un mes otra similar en Barcelona, que superará en metros a la valenciana (ubicada en Francesc Masià) y, más adelante, una tercera en Madrid, en un enclave aún por determinar.

No obstante, Caixabank no renuncia a sus oficinas Store que supusieron en 2013 un cambio sustancial con importantes innovaciones en diseño, con espacios abiertos y eliminación de barreras entre gestores y clientes. De hecho, en actualidad suma ya 400 en toda España, 23 de ellas en la Comunitat Valenciana –9 en la ciudad de València–, aunque la idea es cerrar el año con 30 y llegar a 50 a final de 2020.

“all in one”

Un paso más allá de la oficina “Store”

Para Costa este nuevo espacio “es un modelo que va un poco más allá de las oficinas Store y en la misma línea ya no solo tiene en cuenta la satisfacción del cliente, sino que buscamos un vínculo entre este y la entidad, la experiencia tiene que ser única. Buscamos tener un vínculo emocional más óptimo todavía con el cliente”.

La oficina “all in one” reúne en un único espacio a los equipos especialistas de todos los segmentos de negocio de la entidad: banca de particulares (incluyendo banca retail, Banca Premier (desde 60.000 a 500.000 euros– y Banca Privada –a partir de 500.000 euros con 21 gestores que dan servicio a unos 2.000 clientes–); autónomos (CaixaBank Negocios); emprendedores tecnológicos (CaixaBank DayOne –solo hay tres oficinas en España–);  microempresas (Business), y pymes y grandes empresas (CaixaBank Empresas).

En total, la oficina “all in one” cuenta con un equipo de unos 85 empleados que dan servicio a una cartera de casi 20.000 clientes, en horario ininterrumpido de mañana y tarde de lunes a jueves  (de 8.30 a 18.30 horas; los viernes, de 8.30 a 14.30 horas).

La última tecnología

Destaca la zona de la entrada, donde se han instalado unas espectaculares pantallas envolventes que ocupan una superficie total de 150 metros cuadrados y en las que se proyectan imágenes de parajes naturales para dar la bienvenida. El objetivo es que el cliente, al llegar a “all in one”, sienta que ha entrado en un “oasis urbano”, totalmente diferente al estándar habitual en los espacios comerciales.

Asimismo, cabe destacar la abundante presencia de elementos tecnológicos, todos ellos creados pensando en la atención al cliente. En ese sentido, “all in one” es la primera oficina de Valencia que cuenta con cajeros de reconocimiento facial, diseñados para facilitar a los clientes extraer efectivo con una imagen de su rostro, sin necesidad de introducir su PIN. Los cajeros disponen del hardware y el software necesario para captar la imagen del rostro del usuario y validar hasta 16.000 puntos de ella, lo que garantiza una identificación totalmente segura. Esta tecnología ofrece una mejor experiencia de usuario y una mayor seguridad en las operaciones, ya que agiliza el proceso de identificación del cliente y facilita la realización de reintegros sin memorizar múltiples contraseñas. CaixaBank ha sido la primera entidad financiera del mundo en presentar este tipo de cajeros.

Otro elemento relevante de “all in one” es la existencia de una gran zona de hospitality para atender a los clientes de forma más informal y relajada mientras se toman un café.

Servicios y experiencias más allá de lo estrictamente bancario

Junto a los elementos visuales y la tecnología, la experiencia de la oficina “all in one” se completa con diversos servicios y posibilidades que van más allá de lo estrictamente bancario.

En ese sentido, la oficina “all in one” cuenta con una programación mensual de eventos acerca de todo tipo de temas, abiertos a la participación de cualquier persona interesada, sea o no cliente de CaixaBank.  Por ejemplo, para el mes de noviembre, destaca una sesión de formación en fotografía con teléfonos móviles Samsung Note 10 y una conferencia de la experta en imagen y comunicación Andrea Vilallonga, conocida por su intervención en el programa de televisión Operación Triunfo como profesora de Protocolo.

Por otro lado, Caixabank mantiene alianzas con partners “de primer nivel”, para facilitar la compra de algunos de sus productos, es el caso de importantes marcas de automóviles –como Ford que posibilitó la venta de 2.000 Kugas–, Samsung o Securitas.

En definitiva un nuevo concepto de oficina que conjuga la parte física de la atención personalizada con la parte digital “porque el cliente aunque para sus soluciones del día a día busca los canales digitales, ante un tema importante sigue prefiriendo el canal físico”, ha reconocido Xicu Costa.

Salta a la palestra con el caso de la EMT

Por otro lado, Costa ha destacado que aquí en Valencia “no hemos notado una ralentización de la economía”, si bien ha reconocido que el sistema financiero no cuenta “con el mejor entorno”.

En otro orden de cosas, el director territorial de Caixabank en la Comunitat Valenciana, Xicu Costa, ha afirmado que no se ha abierto ningún tipo de investigación ni medida disciplinaria en el personal de la entidad bancaria tras la acusación de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València de presunta responsabilidad en el caso del fraude de 4 millones de euros en la empresa municipal.

El concejal de Movilidad y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, afirmó el pasado jueves que la trabajadora despedida por su presunta implicación en las ocho transferencias de 4.040.000 euros a una cuenta de Bank of China en Hong Kong, realizó labores de intermediación con los bancos, en concreto con Bankia, que no fructificaron y después con Caixabank, para realizar las transferencias.

El director territorial ha insistido en que “no comentará nada” sobre la acusación por parte de la empresa valenciana.

Suscríbete a nuestra newsletter