Plan Económico Financiero (PEF) de la Generalitat

Vicent Soler da cuenta de 30 de los 364 millones de recortes que prevé el Consell

Ha defendido en Les Corts que no contempla "recortes", y menos en servicios fundamentales, pues el gasto previsto para 2019 es superior al ejecutado en 2018

EFE/Biel Aliño

El conseller de Hacienda, Vicent Soler ha comparecido en Les Corts Valencianes, a instancia de Ciudadanos y PP, así como a petición propia para dar cuenta de “las medidas de contención del gasto” que el Consell ha tenido que adoptar para “garantizar el cumplimento de las obligaciones de pago de la Generalitat ante la situación político-financiera del Estado”. Es decir, 364,68 millones de euros en recortes que su departamento ha tenido que detallar en un documento remitido al Ministerio de Hacienda, el Plan Económico Financiero (PEF). Hoy en sede parlamentaria, el detalle ha sido mucho más somero.

El conseller se ha referido a ellos como “ajustes” y “no recortes”, pues ha argumentado que en conjunto el  gasto previsto para 2019 es superior al ejecutado en 2018 y además se refieren a partidas que “ni afectan a los servicios fundamentales”, “ni iban a poder ejecutarse en lo que quedaba de año y por tanto no se iniciarán”.

Asimismo, entiende que la fórmula de la retención de créditos supone el mal menor: “Hemos optado por las retenciones de crédito, otras comunidades –como Baleares o Catalunya– han tenido que cerrar sus presupuestos”, ha indicado.

Y sobre todo, ha dejado claro varios culpables: los principales, PP, Cs y los independentistas catalanes, con su voto en contra en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 “los mejores para los valencianos en muchos años, porque incrementaban la participación del Estado en la prestación de servicios sociales, que hoy hacemos a pulmón desde la Generalitat”, ha recalcado.

Otra de las causas, el cambio de la situación macroeconómica respecto a 2018, claramente reflejado, según ha puesto de ejemplo Soler en el sector inmobiliario: “Si al cierre del 2018 el crecimiento anual de la actividad inmobiliaria se situaba en un 13,10%, ahora lo hace a un 3,5%, repercutiendo de manera directa, en los ingresos”.

Además ha incidido en que el Senado, con PP y Cs, rechazó un nuevo techo de déficit -según el conseller aprobado por Bruselas- y que habría supuesto disponer de 237 millones más.

Todo ello, nos lleva a que ya en julio se constatara un crecimiento del gasto del 9,7%, una tendencia que ha ido incrementándose en agosto (10,7%) y en septiembre (11,4%).

“Ante este incremento y teniendo en cuenta la reducción del marco de ingresos, el Consell se ha visto obligado a adoptar medidas de contención del crecimiento del gasto”, “cirugía fina”, según la calificación de Soler.

Así, ha hablado de retenciones acordadas con las consellerias. “Han sido estas las que, conocedoras de las políticas y partidas que con total seguridad no se iban a ejecutar, las que han indicado de qué se podía prescindir. Estas retenciones suponen solo el 1,68% del Presupuesto Consolidado de la Generalitat”, ha remarcado el titular de Hacienda.

En total, 364,68 millones de euros. Por tanto, el presupuesto definitivo de la Generalitat para 2019 llega a los 22.834,79 millones. Por tanto, tal y como ha argumentado Soler, “el Consell va a poder gastar 2.126 millones más que lo que gastó en 2018 (un 10,3% de incremento), ¿dónde están entonces los recortes?”, ha dicho.

“No hay recortes en Educación” porque hasta final de año aún se podrán ejecutar 602 millones más que en 2018 (un 13,2 % más), ni tampoco en Sanidad, cuyo techo de gasto es superior en 372,43 millones al de 2018, o en Igualdad, con 402 millones más.

Pero este argumento no ha convencido a la oposición quien ha recriminado que una cosa es lo que podría llegar a gastar realmente el Consell y otra cosa es lo que finalmente se ejecute. El margen es amplio.

De hecho, Rubén Ibáñez (PP) ha reprochado a Soler que en el plan Edificant para la construcción de colegios, el potencial de crecimiento es muy grande, pues para Primaria tiene 189 millones consignados y a fecha de agosto se han ejecutado “solo 5,5 millones”, y en Secundaria, de 56,5 millones previstos, se han ejecutado 564.000 euros. En cuanto a becas universitarias ha detallado que de casi 25 consignados, han sido 5 los ejecutados.

No obstante, el conseller de Hacienda ha defendido que las retenciones a cuenta son “prácticamente imperceptibles” en muchos capítulos, y se concentran sobre todo en el 6 (inversiones reales) y en el 7 (transferencias de capital).

Tras las críticas de la oposición por su falta de concreción, Soler ha detallado que de los 131 programas que contempla el Presupuesto de la Generalitat para 2019, 85 están afectados por las retenciones de crédito, y de estos, solo 10 podrían considerarse “potencialmente recortes” por contar con un presupuesto inferior al de 2018.

Sin embargo, ha precisado que seis de estos diez programas partían ya de un presupuesto inferior al gasto ejecutado en 2018 por diversos motivos; por ejemplo, en materia de Universitat i Estudis Superiors porque en 2018 se contemplaron 55,6 millones de deuda histórica a las universidades que en 2019 no figuraban y por tanto el presupuesto ya de partida era menor o por ejemplo en el caso de Servicios de Empleo, al agotarse los Fondos de Garantía Juvenil, se partía de un presupuesto menor. De ahí que, según el conseller solo son 4 de 131 programas los que pierden presupuesto por los ajustes.

En concreto, ha detallado 30,54 millones de euros en ajustes (de los 364,68 totales). Así el programa de Ordenación y promoción del turismo se ajustará 17,14 millones, “dado que no se prevé ampliar el capital de CACSA pues su saneamiento está más avanzado de lo previsto”, ha manifestado Soler.

Por su parte la Agencia Valenciana de Innovación (AVI) asumirá retenciones de crédito por valor de 2,78 millones ya que determinados servicios que se iban a externalizar han sido asumidos por la propia AVI “esa eficiencia permite liberar presupuesto”. Por otro lado “Ordenación y mejora de la producción agraria” se verá afectado con 4,09 millones relativos sobre todo al Consell de l’Horta y al Pla de Desenvolupament Agrari de l’Horta de València.

El último programa detallado y afectado con 6,53 millones corresponde a la “Gestión de infraestructuras de recursos hidráulicos, saneamiento y depuración de aguas”.

En cualquier caso, Soler ha insistido en que el Gobierno del Botánico ha hecho un esfuerzo importante para que, año tras año, el gasto de la Generalitat en Servicios Públicos fundamentales se acercara a la media de las CCAA.

Y ha conseguido que este año haya 1.200 profesores más que el 2018, 382 profesionales más en el sector sanitario y 284 en políticas inclusivas.

Desde la oposición, Ruth Merino (Ciudadanos) ha insistido en criticar la falta de concreción de Soler, a quien ha pedido también saber si habrá nuevos ajustes antes de que finalice el año, mientras que Ángeles Criado (Vox) le ha instado a recortar en asesores y a cerrar la televisión pública valenciana, À punt.

La presidenta de la comisión en la que ha comparecido Soler, la portavoz adjunta del PP Eva Ortiz, ha pedido a Soler que se centrara en el contenido de la comparecencia, que era hablar de los recortes actuales y no de los pasados.

Esto ha sido criticado por Compromís y el PSPV, que ha anunciado que presentará una queja para que “esta limitación de la libertad de expresión de un compareciente no vuelva a ocurrir”.

Suscríbete a nuestra newsletter