La información económica de los líderes

Entrevista a Olivier Jager, CEO de ForwardKeys

Turquía y Túnez desafían a la Comunitat Valenciana en el mercado del ‘Sol y Playa’

La valenciana ForwardKeys analiza movimientos de viajes globales para detectar tendencias en el turismo y aportar información a las compañías del sector

Archivado en: 

“Hemos visto a España y a la Comunitat Valenciana desafiados en el mercado de verano del ‘Sol y Playa’ por la reapertura de destinos clave del Mediterráneo, como Turqía o Túnez”, expone Olivier Jager, CEO de ForwardKeys. Esta empresa con sede en València analiza los viajes en avión a nivel mundial para detectar las tendencias del turismo, así como facilitar a las empresas información de los vuelos que se realizan. “El desafío es recopilar y agregar la información necesaria para poder reflejar el número de viajeros en cualquier momento y en cualquier lugar”, señala Jager.

Según los datos recopilados por ForwardKeys, a la Comunitat Valenciana llegaron en julio 1.177.921 viajeros en 8.440 vuelos, un promedio diario de 37.997 viajeros y 273 vuelos. “Nuestras ciudades se están convirtiendo cada vez más en destinos para escapadas de fin de semana desde toda Europa, gracias al aumento de la capacidad de las compañías ‘low cost’ y la capacidad de alojamiento adicional disponible a través de alquileres vacacionales”, indica el director de la empresa valenciana.

La compañía, fundada en 2010, cuenta con más de 50 empleados y tiene más de 200 clientes en diferentes industrias con una relación directa con el turismo, entre los que se encuentran Tourism Australia, Visit Britain, Paris Aéroport, Westin Hotels & Resorts, y L’Oréal. Hablamos con su CEO, Olivier Jager sobre la actividad de la empresa y las tendencias que detecta en el sector turístico.

Olivier Jager, CEO de la valenciana ForwardKeys.

-Lo primero preguntar por el recorrido de la empresa, ¿cuándo surgió y cómo fue la idea?

-ForwardKeys se fundó en 2010, momento en el que nos dimos cuenta del valor que tenían los datos de reservas aéreas. Los viajeros pasan por diferentes fases y representan oportunidades para varios negocios en todo el mundo. Los destinos turísticos, como la ciudad de Valencia, tienen como objetivos atraer a más turistas.

Las tiendas en el aeropuerto quieren saber cuántas personas pasarán por sus tiendas al regresar a sus hogares, porque ese es el momento en que es probable que compren algunos recuerdos de última hora. Los hoteles quieren saber cuántas reservas aéreas se han formalizado a un destino para saber si deberían aumentar o disminuir los precios. Y así multitud de negocios.

En el momento en que fundé la empresa con mi socio Chris van Zwynsvoorde sabíamos que la mayoría de las empresas que trabajan en la industria de viajes estaba utilizando información histórica y mensual de los viajeros. Normalmente obtenían esta información después de que los visitantes regresaran a casa.

El desafío de ForwardKeys era recopilar y agregar la información necesaria para poder reflejar el número de viajeros en cualquier momento y en cualquier lugar. Nuestro éxito dependía en gran medida de nuestra capacidad de obtener acceso a la cantidad y calidad de datos, así como crear el software adecuado para que estos pudiesen ser procesados y entregados.

Esto combinado con una obsesión permanente por comprender las necesidades de nuestros potenciales clientes han sido la clave del éxito. ForwardKeys comenzó con 2 socios fundadores, y ahora somos más de 50 personas entre la sede en Valencia y el personal y partners distribuidos por todo el mundo.

-¿De qué manera ayudáis a las empresas del sector de viajes?

-Básicamente, brindamos a todas las empresas que tienen una relación directa con el turismo la habilidad de medir el potencial de su negocio. Somos capaces de medir con exactitud la cantidad de turistas que viajan de un lugar a otro a través de medios aéreos. Mediante nuestros datos múltiples industrias tales como destinos turísticos, comercio al por menor o sector hotelero entre otros, pueden obtener información de la afluencia de turistas que hubo, hay y habrá en sus puntos de interés.

-¿Qué factores toman en cuenta a la hora de medir las tendencias del sector?

-Agregamos millones de parámetros cada día a partir de múltiples bases de datos que, cuando se combinan, nos permiten obtener una amplia y detallada visión del mercado.

Estos parámetros de datos son, por ejemplo, las búsquedas de vuelos realizadas a través de metabuscadores como Skyscanner, que nos muestra la demanda real de viajes. Por otro lado, somos conocedores de todos los vuelos comerciales que se han programado, lo que muestra la oferta de viajes que hay. Con la información de reservas sabemos cuántas personas viajan.

-¿Qué tecnología utilizan para las mediciones?

-Como el “Big Data” forma parte del mundo digital, nuestra obsesión por la tecnología gira en torno a conseguir que los datos hablen por sí solos. Inicialmente muchas de las tecnologías que utilizamos fueron de cosecha propia y desarrolladas internamente por el equipo informático y de producto. Pero con el “Big Data” cada vez más extendido, han aparecido nuevas herramientas y tecnología que tienen un impacto en la forma en la que procesamos nuestros datos, desde Hadoop hasta los lagos de datos.

Además, desarrollamos algoritmos propios para calcular la dimensión del mercado total y para realizar pronósticos del mercado. Utilizamos técnicas de machine learning para que estos algoritmos sean más precisos.

Equipo de ForwardKeys.

-¿Cuáles son las últimas tendencias que detectan?

-No existe una sola tendencia sino combinaciones de las mismas. Por ejemplo, hemos visto a España y a la Comunidad Valenciana desafiados en el mercado de verano “Sol y Playa” por la reapertura de destinos clave del Mediterráneo, como Turquía o Túnez. Paralelamente, nuestras ciudades se están convirtiendo cada vez más en destinos de elección para escapadas de fin de semana largas desde toda Europa, gracias al aumento de la capacidad de las compañías “low cost” y la capacidad de alojamiento adicional disponible a través de alquileres vacacionales.

España también es un gran destino para los visitantes más allá de Europa, y vemos un creciente número de turistas chinos que visitan nuestra ciudad de forma independiente. Tenemos que estar preparados para recibir un número cada vez mayor de visitantes de los mercados de larga distancia y asiáticos, porque las clases medias están aumentando rápidamente y quieren viajar. Además, los nuevos tipos de aviones permitirán conectar mercados “más pequeños” como Valencia al resto del mundo, reduciendo la dependencia de nuestro mercado de los mega “hubs” que a veces hacen que volar sea más engorroso de lo necesario.

-¿Qué factor es determinante para que se produzca un cambio de tendencia?

Muchos de ellos, realmente. Monitoreamos diariamente las tendencias globales, y la demanda de un mercado específico es el resultado de muchos parámetros complejos, desde el desempeño de la economía hasta la valoración de la moneda del “mercado fuente”. Pero el panorama competitivo tiene un impacto muy fuerte en el rendimiento de un destino: los destinos típicamente italianos o griegos compiten activamente contra la Comunitat Valenciana.

Pero la demanda también depende en gran medida de la oferta. La industria es testigo de una demanda cada vez más segmentada, desde viajes gourmet hasta viajes específicos relacionados con el deporte, para los cuales nuestra comunidad está particularmente bien equipada. Los viajes en general dependen mucho de la economía global y la estabilidad geopolítica.

-¿Qué debe hacer una empresa del sector para adaptarse a los cambios en las tendencias?

“Flexibilidad” es la palabra clave. Los directivos deben estar listos para desafiar cualquier decisión que antes se consideraba “inamovible”. Ahí es donde los datos ayudan: en lugar de hacer que las empresas confíen en estimaciones u observaciones, pueden confiar en los datos para tomar decisiones. Escuchar lo que los datos tienen que decir es esencial. Además, las empresas deben estar equipadas para ver los cambios como una oportunidad que pueden aprovechar, y no como una carga operativa. Hay mucho negocio ahí fuera, se trata de conseguirlo. Y estar dispuesto a correr algún riesgo …

Suscríbete a nuestra newsletter