La información económica de los líderes

Los datos de la Seguridad Social cifran la media en 52 días de baja

El absentismo laboral repunta en Castellón y alcanzó las 38.000 bajas en 2018

Las bajas psiquiátricas son las más frecuentes y las solicitadas por gripe son las menos habituales, en tanto que los lunes registran un 28% de los partes

Las bajas laborales aumentaron en 2018 en la provincia de Castellón

El absentismo laboral ha vuelto a repuntar en la provincia de Castellón, tras unos años de contención, coincidentes con los momentos más álgidos de la crisis económica. En el último año se contabilizaron 38.016 bajas laborales, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Ello supone una media de 3.168 al mes. Algo que preocupa a la Administración porque tienen un coste económico que es de 75 millones de euros.

De acuerdo a las estadísticas que maneja la Seguridad Social las ausencias del trabajo por enfermedad u otros motivos repuntó  en Castellón hasta un 67% en 2018, el pico más alto registrado desde 2009, en plena crisis. Ello, según expertos laborales, es consecuencia del cambio en el panorama laboral, donde mejora la empleabilidad.

El año pasado fueron una media de 3.168 trabajadores castellonenses  al mes los que recibieron el parte de baja de su médico, lo que supone un incremento del 19,9% respecto a 2017, en el que las bajas mensuales eran 2.642. A pesar de la magnitud de estas cifras, el número de bajas mensual dista mucho de las 4.000 que se registraron en 2008, antes de detectarse la crisis.

El crecimiento del absentismo laboral es una tendencia en la provincia y si echamos la vista atrás, al último lustro nos encontramos datos que invitan a la reflexión, puesto que las 3.168 bajas mensuales contabilizadas contrastan con las 1.894 bajas por Contingencias Comunes de 2013.

Los datos de la Seguridad Social permiten comprobar que los castellonenses se ausentaron más que en 2017 de sus puestos de trabajo, una media de 52 días. Pese a todo, Castellón es una de las provincias con menor tasa de absentismo. Así, en Castellón la incidencia media mensual por cada 1.000 operarios es de 16,11, mientras que en España esa ratio asciende a 24,96. En Alicante y Valencia es de 16,92 y 19,24, respectivamente.

Además, el tiempo medio de la permanencia de baja de los trabajadores castellonenses es de 51,91 días –en 2017 alcanzaron los 55,61 días- y la media estatales de 38,65 días. Al desglosar los motivos de esas bajas se observa que las más largas son las psiquiátricas, unos 104,6 días, en tanto que los relativos a la gripe son las más cortas.
Un dato curioso es que 3 de cada 10 trabajadores (28%) coge la baja el lunes.

Las cifras absentismo laboral son indicadores que permiten tesar la salud de la economía provincial, al aumentar cuando llegan tiempos de bonanza y disminuir en tiempos de crisis. Eso podría explicar los datos del último lustro en contraste con los de 2013.

Suscríbete a nuestra newsletter