La información económica de los líderes

El coste salarial en la Comunitat Valenciana se sitúa en 2.371 euros mensuales, muy lejos de los 3.211 del País Vasco

La mayor caída del coste laboral se registra en la Comunitat Valenciana

También es una de las autonomías donde más puestos de trabajo están por cubrir

Archivado en: 

La encuesta trimestral del Índice de Coste Laboral realizada por el INE revela que la mayor caída se ha producido en la Comunitat Valenciana (-1,6%) mientras la media nacional presenta un crecimiento del 0,9%. Por el contrario, el País Vasco es la autonomía el coste laboral crece más, un 3,1%.

Según los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística, la Comunitat Valenciana se sitúa en el pelotón de cola en cuanto a coste laboral, junto con Canarias, Andalucía y Extremadura, con costes que oscilan entre los 2.200 euros en el caso extremeño y los 2.371 del valenciano.


La diferencia del coste salarial medio entre País Vasco y Comunitat Valenciana es de 840 euros


El coste laboral por trabajador y mes alcanza los 2.692,52 euros en el cuarto trimestre de 2018, lo que supone un aumento del 0,9% respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, las diferencias entre comunidades autónomas son notables.

Además de la mayor subida del trimestre con un 3,1%, el País Vasco también es el que presenta el coste laboral más alto: 3.211 euros. En niveles parecidos se mueven Madrid (3.169), Navarra (2.985) y Cataluña(2.880).

Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 2.039,01 euros corresponden a salarios y 601,88 euros, a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social (22,3%). El resto corresponde a indemnizaciones, prestaciones sociales…

El coste salarial, que comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados, medidos en términos brutos, sube un 0,9% en tasa anual, pasando de 2.020,14 a 2.039,01 euros por trabajador y mes.

Si se excluye el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados), se obtiene el coste salarial ordinario, que varía un 1,6%. Este aumento, superior al del coste salarial total, se debe al descenso en los pagos extraordinarios y atrasos.

Los otros costes (no salariales) aumentan un 0,7%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, crece un 1,0%. En la variación de las percepciones no salariales destaca la disminución de las prestaciones sociales directas y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo, selección de personal, etc.).

El coste laboral por hora sube un 0,5%. Este incremento, inferior al del coste por trabajador, se debe al aumento del 0,4% en el número de horas efectivas de trabajo. Si se elimina este efecto y el de calendario, el crecimiento estimado del coste hora es del 1,3%.

La Construcción registra la mayor subida del coste laboral total, debido al aumento del coste salarial total. La Industria tiene el menor aumento del coste laboral. En este sector destaca el descenso del coste salarial total, como consecuencia de la disminución de los pagos extraordinarios, y el aumento de los otros costes, tanto de las indemnizaciones por despido como de las otras percepciones no salariales.


La Comunitat Valenciana se sitúa entre las cuatro autonomías con mayor número de empleos por cubrir


En los Servicios el coste laboral total sube 1,0% en tasa anual. Presenta aumentos en los principales componentes del coste.

Industrias extractivas, educación y sanidad son los sectores de actividad donde más baja el coste salarial. Por el contrario, sube en los sectores de suministro de energía, información y comunicaciones y actividades artísticas.

En cuanto a vacantes, el INE recoge 91.100 puestos de trabajos sin cubrir, más del 88% en el sector servicios. Las comunidades autonómas donde se concentra el mayor número de vacantes son Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunitat Valenciana, con más de 7.000 puestos de trabajo sin cubrir.

Suscríbete a nuestra newsletter