La información económica de los líderes

Datos del informe de BBVA Research ‘Situación Comunitat Valenciana 1S19’

La caída de las exportaciones del automóvil lastra la balanza comercial valenciana

En 2018, el superávit comercial resultante de la Comunitat fue de 2.860 millones, un 16% menos que en 2017. El sector automoción experimentó una caída del 10,2%

Tras crecer un 6,2% en 2017, las exportaciones valencianas de bienes en términos reales se desaceleraron en 2018, tal y como pone de relieve el informe del BBVA ResearchSituación Comunitat Valenciana 1S 2019’, que estima que el PIB de la Comunitat crecerá un 2,3% en 2019 y un 1,9% en 2020. Aunque las exportaciones valencianas continuaron 0,9 puntos porcentuales (p.p.) por encima de la media nacional, la desaceleración en 2018 fue palpable. El repunte experimentado en el segundo semestre de 2018 no consiguió compensar la atonía del crecimiento en el primero, traduciéndose en un incremento de un 0,6% en 2018.

Tal y como detalla el informe, en términos nominales, las exportaciones de bienes crecieron un 2,7% en el año (+3,0% en 2017). Sin embargo el incremento se apoyó sobre todo en los productos energéticos que aportaron 3,2 p.p. al total, incrementando su cuota sobre el conjunto de exportaciones en tres puntos porcentuales hasta el 5% en 2018. Así, las exportaciones no energéticas cayeron un 0,5%. El sector automoción ( casi un cuarto del total) experimentó una caída del 10,2% y lastró 2,6 p.p. al crecimiento total. De la misma forma los alimentos (casi 20% del total) se redujeron un 1,5% a/a restando tres décimas al total, afectadas por la caída en el segmento de frutas y hortalizas (naranjas en particular). Por otro lado las semimanufacturas (+5,4% a/a), los bienes de equipo (+5,5% a/a) y las manufacturas de consumo (+2,1% a/a), que representan en conjunto casi la mitad del total, aportaron 1,5 pp, 0,6 pp y 0,2 pp respectivamente.

Por áreas geográficas, las ventas a la Eurozona (48% del total) aumentaron un 2,5% en 2018, apoyadas sobre todo en el fuerte crecimiento de las ventas a Francia (+4,8%, segundo destino con 13% de cuota), lo que se explica casi totalmente por los productos energéticos, y en menor medida a Alemania (+1,7%, primer destino con 14% de cuota). Por otro lado las ventas a Italia se redujeron un 2,5% (afectadas por la caída en alimentos y automóvil), mientras que las exportaciones hacia el Reino Unido se contrajeron un 4,8%, ya que el fuerte incremento de los productos energéticos no pudo compensar la aportación negativa de bienes de equipo y sector del automóvil; así las exportaciones no energéticas cayeron un 13,8% . Como vienen recogiendo los estudios de BBVA Research, la región presenta una exposición al Reino Unido por encima de la media española, pues este país es un importante socio comercial (8% de cuota del total exportaciones, 3% sobre el PIB),

 

Fuera de Europa, destaca el fuerte incremento del 17,1% de las ventas a África (8% del total) y hacia América (+12,7% a/a), explicado en ambas por los productos energéticos y las semimanufacturas. Por otro lado, las ventas a Asia (9% del total) se contrajeron un 7,2% por la caída en energía, semimanufacturas y sector automotriz.

Por el contrario, las importaciones reales de bienes de la Comunitat Valenciana crecieron un 1,1% en 2018 tres décimas por encima del conjunto nacional y 2,9 p.p. por debajo de como crecieron en 2017. En términos nominales las importaciones crecieron un 5,1% a/a, empujadas por los productos energéticos y las semimanufacturas.

Así, la evolución de los flujos exteriores de bienes resultó en un decremento del saldo positivo de la balanza comercial de bienes valenciana. A finales de 2018, el superávit resultante es de 2.860 millones de euros, un 16% menos que en 2017.

Con respecto a las perspectivas para este 2019, tal y como apunta el informe, un euro algo más depreciado, junto con un abaratamiento del barril de petróleo hasta el entorno de los 60 dólares, 15% menos que lo previsto hace tres meses, supondrá un ahorro significativo para las empresas y las familias valencianas, por su mayor apertura comercial y especialización productiva  Y deberían favorecer el avance de las exportaciones de bienes fuera de la eurozona. En concreto, en la Comunitat se espera un impacto positivo por este fenómeno sobre el crecimiento del PIB, de entorno a 0,5 p.p. este año.

No obstante, por las tensiones en EE.UU. debido a las políticas proteccionistas, la Comunitat podría enfrentarse a un reto mayor que otras comunidades si la guerra comercial se extiende al sector del automóvil. “Las subidas arancelarias aprobadas por EE.UU. solo impactarían de modo importante en la C. Valenciana si se extendieran a automóviles”, precisa el informe.

Suscríbete a nuestra newsletter