La información económica de los líderes

Informe Situación Comunitat Valenciana primer semestre 2019

La subida del Salario Mínimo Interprofesional retraerá sobre un 1% la creación de empleo

BBVA Research estima que tanto la economía valenciana como la española podrían registrar entre nueve décimas y 1,6 puntos menos de creación de puestos de trabajo

Carlos Rodríguez, director de la regional Este, Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research y David Conde, director de la Territorial Este de BBVA.

El servicio de Estudios de BBVA en su último informe, ‘Situación Comunitat Valenciana 1S19’, advierte que el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) tendrá efectos negativos sobre la creación de empleo a medio y largo plazo, si no está acompañado de medidas que ayuden a mejorar la productividad.

Según el responsable de Análisis Económico de BBVA Research, Rafael Doménech, “el Gobierno ha aprobado un aumento del SMI sin precedentes –un 37 % en tres años, solo en 2019 un 22,3%– que podría impulsar la renta y el gasto a corto plazo, pero que podría incidir negativamente en la actividad y el empleo: reduciendo entre el 0,9% y 1,6% la creación de empleo en la Comunitat, si no se vincula a un aumento de la productividad en este segmento de trabajadores”.

Por tanto, en función de si las empresas absorben el aumento salarial o lo trasladan a precios el impacto podrá ser mayor. En este sentido, Doménech, apeló a empresas y administraciones a impulsar medidas y mecanismos que faciliten la mejora de la productividad.

La subida del SMI comportará a corto plazo, según Doménech un “aumento de la renta disponible de los trabajadores, pero a medio y largo, algunos de ellos podrían perder el empleo siempre que no crezca la productividad”. “El orden de los factores es importantísimo”, por lo que ha insistido en que el aumento de los salarios  “debe estar precedido por un aumento de la productividad”.

Teniendo en cuenta los cálculos del informe, BBVA Research estima que hasta 2020 se crearán 75.000 puestos de trabajo, y la tasa de paro se reducirá hasta el 11,3 %, aunque podría bajar del 11% a finales de 2020.

Con todo, la mejora de la ocupación sigue sin ser suficiente para alcanzar niveles de empleo previos a la crisis: a finales de 2020 el empleo se situará 6 puntos porcentuales por debajo de su nivel a principios de 2008; mientras la tasa de paro todavía superará 1,5  puntos la registrada en 2008.


La Comunitat se encuentra aún a 6 puntos porcentuales de recuperar el nivel de afiliación de 2008


No obstante, las áreas urbanas de las capitales de provincias (sobre todo la de Alicante) muestran el mayor dinamismo, y ya están cerca de recuperar los niveles precrisis. En 2018, la afiliación a la Seguridad Social aumentó un 3,8% (4,2% en 2017), siete décimas por encima de España.

Por otra parte, el informe apunta que los diversos acontecimientos que han afectado a la economía catalana podrían también haber incidido negativamente en la evolución de la economía valenciana, ya que se estima que entre otros efectos, Cataluña podría haber creado 25 mil empleos más en ausencia de esas tensiones. “La menor demanda de los hogares y empresas, podría haber afectado a las empresas valencianas, ya que Cataluña es el primer destino de su comercio interregional”, ha apuntado Doménech .

bbvaPor otro lado, el estudio advierte que la incertidumbre política no se disipa, y no se puede descartar que aumente en un año de intensa actividad electoral. Según Doménech, estas incertidumbres restaron entre 2 y 3 décimas al crecimiento de la Comunitat en 2018 y restarán entre 1 y 2 décimas este 2019.

El crecimiento global entra en fase de desaceleración

Durante 2018, el informe señala una clara tendencia a la baja en el crecimiento mundial, aunque con signos de cierta estabilización, no obstante la economía que crecía del orden del 4%, se dejó un 25% para aumentar a tasas del 3%. Del entorno internacional preocupa especialmente la situación de EE.UU., el endeudamiento de su sector privado y las políticas proteccionistas, aunque BBVA Research espera que se materialice un acuerdo comercial entre China y EE.UU., que reduzca las tensiones, además de que la FED sea muy cauta en el proceso de normalización de su política monetaria.

Además, tal y como ha señalado Doménech, se prevé una salida ordenada de Reino Unido de la UE y con respecto a la políticas del BCE, cree que no se deben esperar subidas de tipos hasta junio de 2020. La subida estimada se sitúa en el 0,5%.


No se esperan subidas de tipos por parte del BCE hasta junio de 2020


Respecto a la Comunitat, a lo largo de 2018, el PIB aumentó alrededor del 0,6% trimestral, por lo que registró cierta desaceleración –sobre todo en la segunda parte del año– al crecer un 2,5%, siete décimas por debajo de crecimiento de 2017 (3,2%). Un menor crecimiento que se explica por el descenso del aumento del consumo privado, y de las exportaciones, tanto de bienes como de servicios.

No obstante, a pesar de que las exportaciones de servicios turísticos desaceleraron su crecimiento en 2018, la Comunitat se confirmó como el destino de playa más dinámico de España. Los precios hoteleros en términos reales están ya a solo 2 puntos porcentuales por debajo de los de 2008, tras aumentar un 1,6% el año pasado.

Con todo el servicio de Estudios de BBVA espera un crecimiento de 2,3% del PIB en 2019 y del 1,9% en 2020, por lo que la región completaría cinco años con un crecimiento anual promedio del 2,8%.

La Comunitat Valenciana incumplirá el objetivo de déficit de 2018

Doménech se ha referido a la política fiscal en la Comunitat y en el conjunto de España, para señalar que el gasto público ha aumentado cerca de un 4% en 2018, por encima del crecimiento del PIB nominal. Este hecho, según BBVA, aporta “crecimiento a largo plazo pero nos deja en una situación de debilidad”.

Asimismo prevé que la Generalitat haya incrementado su déficit durante 2018, incumpliendo su objetivo de estabilidad (-0,4% del PIB regional). En opinión de Doménech para el presente año, la Generalitat debería realizar un esfuerzo adicional para reconducir su déficit hasta el objetivo del -0,1% del PIB, por lo que resulta altamente probable que se observe un nuevo incumplimiento del objetivo de estabilidad también en 2019, tal y como apunta el informe.

Suscríbete a nuestra newsletter