La información económica de los líderes

Entrevista a Luis Picurelli y Héctor Badal, CEOs y fundadores de Yeeply

“El valenciano siempre ha sido de carácter emprendedor y València es la ciudad idónea”

La startup valenciana Yeeply cierra 2018 con dos millones de facturación y su objetivo es convertirse en líder en contratación online de desarrollo de software

Archivado en: 

Luis Picurelli (i) y Héctor Badal (d), directores y fundadores de la startup valenciana que pone en contacto empresas con equipos de desarrollo de software.

València es cada vez más un epicentro para el emprendimiento. Cientos de startups eligen la capital del Turia como sede para iniciar sus negocios. También son muchos los valencianos que deciden arriesgarse y emprender. Todo ello trae a la ciudad riqueza, empleo y, sobre todo, talento. “El valenciano siempre ha sido de carácter emprendedor y València es la ciudad idónea para ello“, apunta Luis Picurelli, CEO de Yeeply.

Hablamos con los fundadores de la startup valenciana especializada en conectar empresas con equipos de desarrollo de software sobre su trayectoria, experiencia y el panorama emprendedor en la ciudad. “València reúne las características indispensables para poder emprender un negocio“, señala Picurelli y añade que “tiene un buen ecosistema para atraer talento y proyectos de fuera“.

Por su parte, Héctor Badal, también director y fundador de Yeeply expone que “por poner una nota negativa, es un ecosistema muy reciente y faltan casos de éxito sonados“, sin embargo, apunta que “tenemos la esperanza que esos casos llegarán“.

De JASP a Yeeply

Yeeply nació en 2012 para dar respuesta a una necesidad que Picurelli vislumbró en la sociedad española. Muchos jóvenes con talento no encontraban trabajo y tenían que aceptar empleos por debajo de su cualificación o emigrar en busca de puestos más acordes a su formación. Es lo que en la prensa se denominó fenómeno JASP (jóvenes aunque sobradamente preparados).

La idea surge cuando me doy cuenta de que hay un montón de proyectos a nivel europeo en otros países y aquí en España hay mucha mano de obra calificada, pero con poco acceso a estos proyectos“, explica el director de la startup valenciana. Picurelli, ingeniero en telecomunicaciones, y Badal, ingeniero de caminos, ambos amigos de la infancia, decidieron emprender este proyecto. “Hacemos muy buena dupla, la idea tenía mucho potencial, nos juntamos y empezamos a darle forma“, señala Badal.

Es así como dieron la vuelta al fenómeno JASP y crearon Yeeply, Young engineers extremely prepare like you (jóvenes ingenieros extremadamente preparados como tú). Esta startup valenciana une a profesionales de desarrollo de software con empresas y proyectos en España y Europa. Se trata de un “marketplace” especializado en desarrollo de apps y webs.

La apuesta por la innovación de Yeeply

Hace tres años que venimos apostando por innovar“, señala Picurelli, quien apunta que de cada euro que entra en la empresa, la mitad lo destina a I+D. El secreto de Yeeply se encuentra en la tecnología que emplean para realizar ese “matching” entre clientes y proveedores. Por un lado, según explica el CEO de la startup situada en la Universitat Politécnica de València, aplican el machine learning para filtrar los profesionales que acceden a su plataforma. “No es lo mismo que llegue alguien a la plataforma que se conecta todo el tiempo, completa su perfil y demás, que que alguien llegue, se registre y no entra más“, apunta Picurelli.

Además también emplean este tipo de tecnología para clasificar los proyectos que consiguen captar. “Todo esto va haciendo que el algoritmo nos priorice las oportunidades comerciales y además aprenda por si mismo de lo que nos va llegando“, expone el CEO de Yeeply.


La tecnología de Yeeply permite optimizar el matching entre clientes y equipos de desarrollo de software


Por otro lado, su algoritmo de matching permite emparejar rápidamente a clientes y equipos de desarrollo de la red de partners de startup, de manera que se elimina la intermediación comercial y se facilitan los presupuestos demandados. Además, el cruce de datos asegura que el equipo asignado al proyecto está disponible y capacitado para llevarlo a cabo, reduciendo así los riesgos de la subcontratación.

Por otro lado, un sistema de lead scoring permite que sólo proyectos reales de empresas solventes o emprendedores con presupuestos realistas lleguen a manos de los equipos de desarrollo con la máxima información posible, de manera que los profesionales puedan dedicarse a aportar valor al cliente desde el primer momento. “Queremos optimizar los procesos y ser automáticos“, señala Badal.

El objetivo es ser líder en España

Siete años después de su nacimiento, la startup valenciana Yeeply ha cerrado 2018 con una facturación de dos millones de euros. Han conseguido que se realicen más de 350 proyectos lo que ha supuesto un aumento del 45% de las ventas. Trabajos contratados con empresas como Repsol, Coca-Cola, Allianz, La Liga, Panini o Telefónica, además de con numerosas startups.

A su vez, la compañía valenciana también ha crecido en el panorama internacional aumentando su volumen de negocio en los mercados alemán, inglés, francés e italiano, que ya suponen más de un 25% de la facturación de la startup. Por otro lado, han conseguido durante el año pasado una nueva ronda de inversión de 360.000 euros que han destinado a mejorar la tecnología que emplean. Al final que la tecnología y la inteligencia nos ayude a crecer en volumen sin necesidad de tener más gente que gestione eso.


Yeeply seguirá apostando por la automatización de los procesos para convertirse en líderes del sector de desarrollo de apps y webs


Pese a los buenos resultados conseguidos, la ambición de Yeeply va más allá, señalan ambos fundadores. “Nosotros siempre somos más exigentes y queremos más“, asevera Picurelli.

Señalan que lo mejor de 2018 para ellos es haber invertido “muchísimo en producto” y que el objetivo que se marcan para este año es superar la cifra de ventas conseguida este pasado ejercicio. Además pretenden conseguir una mayor automatización de los procesos. “Que sucedan muchas más transacciones cada vez con menos intervención humana“, exponen.

Todo ello con el fin de convertirse en referencia en el mercado del desarrollo de apps y webs. “Nuestro objetivo es convertirnos en el principal líder del mercado español“, concluyen Picurelli y Badal.

Suscríbete a nuestra newsletter