Viernes, 19 de Julio de 2024
Pulsa ENTER para buscar
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas

Balanza de pagos: ¿Qué es y cuál es su estructura principal?

Balanza de pagos: ¿Qué es y cuál es su estructura principal?

La balanza de pagos es muy utilizada por los economistas, ya que nos muestra las transacciones de un país con el resto del mundo. Es un documento bastante íntegro que refleja tanto las exportaciones como importaciones de servicios, bienes, capital y cualquier transferencia económica. Dicho de otra manera, es un balance financiero que da la posibilidad de medir el flujo de ingresos y egresos de una nación. En él, todas las importaciones y gastos se registran como dato negativo, mientras que las exportaciones y otros ingresos en positivo.

¿Qué es la balanza de pagos?

La balanza de pagos es uno de los indicadores macroeconómicos más importantes. Básicamente, es un documento de contabilidad en el que se anotan todas las transacciones que ha hecho una nación hacia el extranjero. La balanza permite apreciar los ingresos por exportaciones y los compromisos adquiridos. Está estructurada en cuatro cuentas diferentes que permiten conocer exactamente hacia dónde van los recursos de un estado. Por ende, se trata de un indicador muy valioso que muestra cuál es la situación financiera del país en un momento determinado.

La meta de este indicador es que la suma de todos los datos que lo alimentan sea cero, de esta manera se evita la posibilidad de un superávit o de caer en déficit lo que sería un problema. Decimos que estamos ante un caso de déficit cuando las importaciones del país superan sus exportaciones. Una situación que, aunque es un problema se puede resolver a través de diversos mecanismos. Algunos estados piden dinero prestado al exterior, cobran intereses por préstamos o disminuyen las reservas de su propio banco central.

¿Cómo funciona?

La balanza de pagos se hace en una divisa que suele ser la moneda nacional del país y se prepara para un año. Estas operaciones se van sacando constantemente para llevar un registro de todo lo que entra y sale a nivel financiero. Una vez que finaliza el período, el banco central señala cuáles fueron las transacciones y si hay superávit o déficit en las cuentas. Por otro lado, las instrucciones vienen emanadas por el Fondo Monetario Internacional, que publica su propia balanza de pagos para que los demás países lo usen como ejemplo.

No obstante, cada país adapta el formato a sus propias características económicas. Aun así, todas las naciones están obligadas a emitir este documento para conocer cuál es la situación financiera del territorio. De hecho, muchos proveedores internacionales buscan analizar este documento antes de hacer negocios con una empresa del estado. De esta manera pueden anticipar si el cliente podrá cumplir sus compromisos de pago debido en el período determinado. Por esta razón la balanza se considera uno de los documentos contables más importantes para una nación.

Estructura de la balanza de pagos

La balanza de pagos tiene una estructura definida de 4 cuentas. Primero encontramos la balanza por cuenta corriente, que incluye importaciones, exportaciones, rentas y transferencias. Es la más utilizada para descifrar el estado económico de un país y para ser lo más concreta posible, esta cuenta se subdivide en cuatro cuentas más. La balanza de servicios, de transferencias, la balanza comercial y de rentas. La sumatoria de cada una de ellas nos da como resultado la balanza por cuenta corriente.

En segundo lugar, tenemos la balanza de cuenta de capital. Aquí se registran todos los movimientos de capital, bien sea la compra de productos no financieros y/o cualquier ayuda del exterior. Esta cuenta, refleja el movimiento de dinero que ha tenido el país en todo el año, mostrando el cambio en los activos tanto en el propio territorio como en el extranjero.  A su vez, detalla los pasivos bancarios, no bancarios y cualquier inversión directa que se haya hecho en este lapso de tiempo.

En tercer lugar, está la balanza de cuenta financiera. Utilizada para registrar todos los préstamos que se solicitan al exterior. Asimismo, refleja todos los depósitos e inversiones que hace otro país en el nuestro. Por último, tenemos la cuenta de errores y omisiones, que detalla la cantidad exacta de importaciones y exportaciones. Es bastante compleja de calcular, debido a la gran cantidad de datos que maneja. Sin embargo, es parte fundamental de la balanza de pagos y es la que determina si hay déficit o superávit.

El déficit y el superávit en la balanza de pagos

La importancia de la balanza de pagos radica en que nos permite conocer si el país está en déficit o superávit. Este último lo definimos cuando el saldo de la balanza es positivo, que significa que el estado obtuvo más ingresos que egresos. Mientras que, cuando estamos en déficit el resultado es negativo, es decir, que tenemos más gastos que ingresos. A pesar de esto, lo que se busca es el equilibrio general en toda la balanza, no en cada una de las cuentas.

Muchas veces, algunas de estas cuentas pueden arrojar datos negativos y otras, datos positivos. La idea es que todos se complementen para que al final la balanza de pagos esté lo más equilibrada posible, lo que significa que las finanzas de la nación son saludables. Cuando un país compra más de lo que vende quiere decir que le está entrando mucho dinero por alguna otra vía. La balanza nos dice de dónde proviene y de qué cantidad estamos hablando.

¿Cuál es su importancia?

La balanza de pagos es de gran importancia para la nación. Este instrumento nos permite medir las relaciones que una nación tiene con el extranjero en el ámbito económico. Por ende, podemos ver lo que sucede al momento, pero también podemos hacer un análisis de lo sucedido en los últimos años. A su vez, nos ayuda a determinar cómo está la república desde el punto de vista de productividad. En este sentido, si siempre está en déficits, el estado tiene serios problemas para cubrir la demanda interna de la población.

Por ello, es indispensable estar analizándola constantemente para ver qué tanto está produciendo el país. Lo ideal es producir y vender la mayor cantidad de productos y servicios que resuelvan tanto la demanda interna como la externa. Esto ayudará a generar mayores ingresos por medio de los tributos y de las exportaciones al extranjero. Todo gobierno debe tener esto como meta y para ello debe aplicar todas las políticas que sean necesarias para lograr la estabilidad financiera que la sociedad se merece.

Ejemplo de la balanza de pagos

Para poder entender mejor la balanza de pagos, veamos el siguiente ejemplo. Tenemos un balance al finalizar el año con los siguientes números. Cuenta corriente: 25.000 millones de dólares, exportaciones: 400.000, importaciones: 300.000, rentas: 30.000 y transferencias 40.000. A su vez, la cuenta capital es de 31 millones, la financiera de 20.000 y los errores y omisiones dan 5.190. Para obtener el resultado de la balanza debemos sumar las cuentas de ingreso y las de egreso y luego restar sus totales. Esto nos dará un superávit o Déficit.

Mujeres al Timon viaje transformador
Generalitat prevencion ahogamientos
Generalitat stop al foc colilla
Generalitat prevencion ahogamientos
Generalitat prevencio ofegaments
Rentbis
Generalitat stop al foc colilla
Generalitat stop al foc barbacoa
Generalitat prevencio ofegaments

Dejar una respuesta