Sonia Díaz Español, directora general de la Agència Tributària Valenciana (ATV)

Díaz: “La Agència Tributària Valenciana no le va a cerrar la puerta a ningún ayuntamiento”

Su objetivo: ser excelente ayudando al contribuyente y luchando contra el fraude, persiguiendo al no declarante y controlando la aplicación correcta de la normativa

Apasionada de la docencia, número uno de su promoción y de su oposición al Cuerpo de Inspectores Tributarios de la Generalitat Valenciana, Sonia Díaz transmite todos sus conocimientos y proyectos con gran claridad y vehemencia. Retos no le faltan, es la encargada de consolidar la Agència Tributària Valenciana (ATV).

La recién nombrada, directora general de la ATV, Sonia Díaz recibe a Economía 3:

-¿Por qué una Agència Tributària Valenciana?

-Es necesario que el pueblo valenciano visualice a la Agència y lo haga como un órgano amigo, no como un órgano perseguidor, aunque también sea esta una faceta importante, pero antes de llegar a ese punto, tenemos que prevenir el fraude, mediante la asistencia e información al ciudadano. Quiero lograr una conciencia fiscal, porque si hay capacidad económica, hay que contribuir para mantener todo el abanico de servicios públicos que tenemos a nuestra disposición.

-Pero, ¿vais a ser voraces con la lucha contra el fraude?

-Por supuesto, vamos a perseguir a los no declarantes. Pero también, desde la inspección vamos a controlar la aplicación correcta de los incentivos fiscales por parte de los declarantes: de los beneficios, de las exenciones,… es decir la correcta aplicación de la normativa tributaria.

Si conseguimos que haya conciencia fiscal se reducirá el número de no declarantes y no tendremos que ir buscando esos nichos de fraude.

-¿Y cómo incentivar a que se declare?

-Con una colaboración estrecha con el contribuyente, ayudándole desde la excelencia en todas las vertientes, con herramientas como la cita previa, exponiendo en la web los criterios administrativos, a través de la atención telefónica, de una presentación telemática fácil y para todos los modelos…

-¿Qué tributos nacionales gestionará la ATV?

-En la Ley de Cesión 22/2009 se establecen los tributos nacionales cedidos a las comunidades, de acuerdo con el sistema actual de financiación, que son el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (AJD); el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y del Impuesto de Patrimonio.

Tenemos cierta posibilidad de acceder a IRPF en cuanto a la escala autonómica y en cuanto a deducciones. Respecto a la escala, lo comentaba recientemente el conseller hemos aplicado el principio de solidaridad y progresividad tributaria, alineándonos con otras comunidades. Y respecto a deducciones, somos una de las comunidades con más deducciones en renta, pero somos conscientes que una vez que implementas un beneficio fiscal es complicado eliminarlo. Pero en cualquier caso, eso correspondería no a la Agència sino a la D.G. Tributos que es quien se encarga de la normativa tributaria.

Pero es cierto que actualmente no podemos plantearnos ni IVA, ni Sociedades,… Esperemos que con el nuevo sistema de financiación haya alguna posibilidad de reformar las cesiones.

-¿Y en cuanto a tributos propios?

-Los impuestos medioambientales, que afectan principalmente a vertederos y a actividades que inciden en el medioambiente; y los tributos al juego. Todas las medidas fiscales que están contempladas en la Ley del Juego que ahora se está tramitando, ya están en vigor desde 2018, porque se aprobaron por la Ley de Acompañamiento del año 2017. Así se aumentó la cuota de las máquinas, el porcentaje por apuesta, el tipo impositivo de los casinos…

La novedad, es que hemos introducido una tributación testimonial a la Pilota Valenciana, pero la acogida ha sido positiva porque legaliza un juego tan tradicional, dándole visibilidad y relevancia.

El canon de Saneamiento también es un tributo propio que hasta ahora se gestiona a través de Epsar.

-¿Y en la práctica cómo os habéis centrado en estos impuestos?

-Dada la escasez de medios materiales y personales no se han podido controlar como nos hubiera gustado, pero es el momento del cambio. Hasta ahora no verificábamos ninguna autoliquidación, pero esto va a cambiar. Queremos ver si se cumple la aplicación de la normativa y si están todos los que tienen que estar.

-¿Y respecto a la tasa turística?

-La parte legislativa compete a la Dirección General de Tributos, como ATV solo prestamos ayuda al contribuyente, gestionamos, recaudamos e inspeccionamos; y con cualquier tasa que se cree, lo haremos.

-¿Y cómo estáis reforzando el personal?

-La apuesta de la ATV es tener un personal altamente profesionalizado, porque cuando hay profesionalidad el trabajo sale bien. Tenemos el cuerpo de inspectores, el cuerpo de técnicos tributarios y vamos a crear el cuerpo de agentes tributarios, a modo de la AEAT. Actualmente en las tres delegaciones (Valencia, Castellón y Alicante) somos 226, pero vamos a seguir creciendo: vamos a convocar 24 plazas de técnicos (Grupo A2) y también se crearán como mínimo 9 plazas de inspectores (A1). Y acto seguido crearemos el cuerpo de agentes (C1).

-El horizonte es alcanzar las 500 personas…

-Sí pero en un horizonte a largo plazo, entre tres y cinco años. A más corto plazo queremos que la ATV dé un trato excelente al ciudadano. Y para ello tiene que haber coordinación en la organización, porque si no, se pierden sinergias, esfuerzos… Si vamos todos en la misma dirección será más fácil. Por eso, estoy escuchando a todo el mundo, y los trato con el mismo cariño, porque la información que puedan transmitirme, cada uno en su nivel, es fundamental.

Y además no quiero que haya reinos de Taifas, las tres provincias vamos a trabajar al unísono y me desplazaré cuanto haga falta para transmitir el mensaje: ser excelentes ayudando al contribuyente y luchando contra el fraude. Para ello, los criterios que se adopten se deben cumplir por todos, y lo mismo digo para los centros gestores que colaboran con nosotros (oficinas liquidadoras). Si todos decimos lo mismo al contribuyente no se le genera inseguridad.

-Pero volviendo a las plazas… ¿irán disparando el déficit?

-La respuesta está en el ratio de eficacia. Por cada 0,66 euros de gasto en la AEAT se recaudan 100 euros y nosotros estamos en líneas parecidas… ¿Déficit? Es una inversión porque somos el órgano generador de ingresos.

-¿Con qué presupuesto contáis?

-El presupuesto de la Agència para 2019 son 51,5 millones, lo que supone un incremento respecto a 2018 de 5,64%. Si tenemos una Agència Tributaria Valenciana potente, capaz de tender la mano al ciudadano y hacer una gestión de ingresos eficaz y eficiente, vamos a conseguir una buena recaudación.

-¿Qué perspectivas hay en este sentido?

-Quiero que los ingresos crezcan en la misma senda que crece la economía; si la recaudación crece al mismo porcentaje que crece el PIB, estaré satisfecha porque eso significará que las compraventas de inmuebles o las transacciones de empresas que se vinculan a nuestros impuestos se verán reflejadas.

-¿Y la idea es haceros cargo de la recaudación ejecutiva de la AEAT?

-A mí me encantaría pero para ello tengo que crecer en medios materiales y profesionales. El año pasado la AEAT nos ayudó a recaudar en ejecutiva -que se activa cuando el contribuyente no cumple con el periodo voluntario de pago o se olvida- 29 millones y por esa gestión les pagamos 3,5 millones. Si tuviéramos los medios para hacerlo por nosotros mismos serían 32,5.

-¿Ya habéis conveniado también con entes municipales para darles servicio?

-Sí, por ejemplo con el Ayuntamiento de València en el ejercicio 2018 les hemos ayudado a recaudar más de 4 millones en multas. Esto nos está dando la experiencia que necesitamos para hacer frente, con más medios, recalco, a la gestión ejecutiva de nuestros propios tributos. Además, esta experiencia la pretendemos extender al resto de entes: ayuntamientos, diputaciones… de toda la Comunitat que necesiten de nuestra colaboración, siempre van a encontrar la puerta abierta.

-En Alicante por ejemplo ya está Suma…

-Obviamente con los cuerpos que ya estén creados se puede formalizar algún tipo de convenio, no estamos cerrados a nada, si se puede generar alguna sinergia entre ellos y nosotros, adelante, estamos en el mismo territorio. Por ejemplo Suma colaboraba con la AEAT en la campaña de renta, pero ni el año pasado ni este contribuirá, es decir pueden tener otros objetivos, en cambio nosotros, la ATV, prestamos el año pasado el servicio de asistencia de la renta a 9 municipios y este campaña queremos duplicar los municipios en los que estaremos presentes, y no solo en núcleos importantes de población, sino también en zonas de interior.

-Pero en cierta forma podéis ser competencia directa, ofreciendo los servicios…

-La ATV no va a ofrecer los servicios al municipio, el municipio nos lo va a solicitar a nosotros. No tenemos intención de ofertar, tenemos nuestros servicios cubiertos, pero lo que vamos a permitir es que, si nos vienen a buscar, nuestra puerta va a estar abierta. No es nuestra idea hacerle la competencia a Suma. Lo que ofrezco, pero no busco es colaboración. Eso sí, la Agència Tributària Valenciana no le va a cerrar la puerta a ningún ayuntamiento.

-¿Y qué otras colaboraciones son interesantes?

-También queremos colaborar con asociaciones, colegios,… porque estos impuestos propios no se producen de forma periódica, por ejemplo una herencia, son más bien de devengo instantáneo pero no recurrente, en ocasiones para el ciudadano resulta complicado cumplir, de ahí que el apoyo de estos profesionales sea esencial para que el ciudadano lo haga bien.

-Buscas siempre la máxima transparencia…

– Sí totalmente, ojalá fuera capaz de organizar campañas para avisar al contribuyente de que tiene que tributar por operaciones que ha realizado y por las cuales todavía no ha hecho. Nunca guardarme esa información y someterlo a un procedimiento inspector. Es decir, poder comunicarle al contribuyente: han pasado cuatro meses desde el fallecimiento de un familiar, recuerda que tienes que presentar el impuesto de Sucesiones, y no que, pasados los seis meses, decirle, te inspecciono.

No hay que tener miedo a la Agència. También nosotros tendríamos que tener mecanismos para permitir que, si hay dificultades de cumplimiento, podamos darle facilidades al contribuyente. A veces se renuncia a una herencia si es un inmueble, por no poder hacer frente al impuesto. Hay que buscar fórmulas para hacer efectivo el pago de una forma más sosegada, acorde a sus necesidades.

-Ganas tienes muchas…

-Muchas, haciendo un símil con Contabilidad, veo la ATV como Principio de Empresa en Funcionamiento. Vamos a trabajar para que la ATV llegue muy lejos. Y para que una cosa sea valorada, hay que esforzarse por ello. Todos los miembros de la Agència en su trabajo son importantes para mí. Podemos conseguir cosas muy importantes y quiero ver ilusión, porque la gente con ilusión y bien tratada trabaja a gusto.

Suscríbete a nuestra newsletter