Función de la cuenta depósito

Cuenta depósito: ¿qué es y cómo influye en la contabilidad de la empresa?

La cuenta depósito es la mejor opción para todas aquellas personas que tengan una empresa y quieran sacar a largo plazo una rentabilidad estable. Si estás pensando en abrir una de estas cuentas debes saber que tu dinero estará seguro. Además, después de un tiempo determinado recibirás un interés producto de este instrumento. Es decir, si mantienes un fondo activo en tu cuenta depósito por el plazo correspondiente, el banco después te devolverá ese dinero con intereses. Tu dinero no va a sufrir por la devaluación y/o inflación que se pueda presentar.

En el caso de las compañías que manejan una suma mediana o grande de dinero, la cuenta depósito les puede servir de salvoconducto en caso de presentarse un problema financiero. O, por el contrario, la pueden considerar una inversión a medio y largo plazo. Ya que cada céntimo que depositen se les multiplicará y recibirán más de lo que han guardado. Además, gracias a su fiabilidad y seguridad la cuenta depósito se ha convertido en una de las elecciones favoritas de las compañías y personas que desean ahorrar.

¿Qué es una cuenta depósito en la contabilidad de la empresa?

La cuenta depósito es un producto en el que cualquier cliente, ya sea una persona natural o una empresa, aporta su dinero a una entidad bancaria en particular durante un tiempo determinado. Esto se hace con la intención de que en un futuro el cliente pueda recibir un beneficio por parte del banco. Este beneficio es la devolución de su capital junto con la remuneración de los intereses correspondientes.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Para las empresas de cualquier tipo, la cuenta depósito les puede servir de gran ayuda, ya que es un instrumento seguro en el que pueden ahorrar para gastos futuros. Asimismo, para la contabilidad de tu compañía esta cuenta es de mucha utilidad. Representa un activo que, según el tiempo, se considera a corto o largo plazo. Así mismo, los intereses que generan contablemente son un ingreso extraordinario que repercute en tu estado de pérdidas y ganancias.

¿Cuál es la función de la cuenta depósito en los activos de la empresa?

Ya hemos mencionado parte de la utilidad que tiene la cuenta depósito para con las empresas. Y es que por medio de ella las compañías pueden ahorrar para obtener un beneficio a futuro. La función principal de este producto para los activos de una compañía recae en que protege el patrimonio que se ha ido obteniendo a lo largo de los años. Permite que este capital no se desvalorice. De hecho, contribuye a que ese dinero aumente su valor.

El capital crece, ya que en su momento se te devolverá lo que has depositado con los intereses correspondientes. Por esta razón, está protegido de la devaluación que se pueda presentar. Asimismo, la propia cuenta depósito puede considerarse un activo. La razón es porque representa una inversión que se realiza con el fin de que a largo plazo puedas recibir una remuneración por lo invertido.

Haz que tu empresa aparezca en el ranking de empresas

¿Por qué es importante la cuenta depósito?

La importancia de la cuenta depósito es amplia. Pero, uno de los factores esenciales que hacen que muchas empresas y clientes escojan este producto es su seguridad. A través de esta cuenta puedes estar tranquilo de que ninguna otra persona hará uso de tu dinero sin tu autorización. Asimismo, una de las ventajas de la cuenta de depósito es que tiene el apoyo de los Fondos de Garantía de Depósito (FGD), lo que le brinda una mayor fiabilidad.

Además, otro de los beneficios que posee la cuenta depósito es que puedes sacar rentabilidad a largo plazo. Acción que no podrás realizar si dejas tu capital en una cuenta bancaria común o guardándolo en efectivo en tu hogar. Esto se debe a que cada día el dinero se va desvalorizando, por lo que dentro de unos años no tendrá el mismo valor que tiene ahora. Pero, con esta cuenta el valor aumentará gracias a los intereses que se te darán. La cuenta depósito es tu mejor opción para guardar el capital que no utilizarás de forma inmediata.

Tipos de cuenta depósito

Existen tres tipos de cuenta depósito en donde podrás guardar tu patrimonio: cuenta o libreta de ahorro, cuenta corriente o depósito a la vista y depósito a plazo. La primera cuenta consiste en realizar diversos aportes al banco para que, al momento de que requieras de tu dinero, el banco te lo devuelva de acuerdo con los intereses obtenidos. Se te entregará una libreta en donde podrás ver todos los movimientos financieros que has tenido. Además, la disponibilidad al momento de querer ir a retirar tu capital será un poco menor, lo que te dará una mayor rentabilidad.

Por otra parte, la cuenta corriente, al igual que la anterior, también consiste en un depósito que haces en el banco, solo que en esta ocasión podrás hacer posesión de tu dinero cuando desees. Sin embargo, eso no garantiza que se te dé rentabilidad por ello. Por último, el depósito a plazo es un producto en el que el cliente le entrega su patrimonio a una entidad bancaria en un período de tiempo largo. Una vez culminado el plazo establecido la entidad se lo devuelve con una buena remuneración.

Características principales de la cuenta depósito

Las características de la cuenta depósito son muy variadas debido a que cada tipo tiene sus propias particularidades. En el caso de la cuenta corriente y la cuenta o libreta ahorro, el banco está en la obligación de brindar el servicio de caja. Este servicio consiste en permitir realizar cobros y pagos. También, recibir transferencias bancarias, abonos de nómina, domiciliar recibos, ingresar efectivo o retirar en dinero en efectivo, entre otros. En cambio, el depósito a plazo no tiene esa opción, ya que tu capital estará retenido por el banco hasta la fecha de vencimiento.

La fecha de vencimiento es otra de las características del depósito a plazo que lo diferencia de las otras cuentas de depósito, ya que en las demás el cliente puede retirar sus ingresos cuando desee, salvo en algunos casos con la cuenta o libreta ahorro. Asimismo, la cuenta depósito a plazo tiene una mayor remuneración que las demás. Sin embargo, sí existe la opción de retirar el dinero antes de la fecha pautada, solo que tendrás que pagar una penalización. Además, las cuentas de ahorro y corriente son para uso más inmediato. Mientras que las de plazo son de futuro.

Ejemplos de cuenta depósito

El ejemplo más común de las cuentas depósito lo representan los depósitos a plazo fijo. Este tipo de cuenta depósito brinda una remuneración o interés, bien sea fijo a variable que va a depender de la cantidad depositada, así como del plazo establecido. Veamos el ejemplo con un capital de 5.000 euros a diferentes plazos de tiempo:

 

Plazo Monto depositado Intereses Monto final
93 €5.000,00 1,27 % € 5.063,55
30 € 5.000,00 0,50 % € 5.025,00
74 € 5.000,00 0,90 % € 5.045,00
173 € 5.000,00 2,03 % € 5.101,55
264 € 5.000,00 3,83 % € 5.191,55
147 € 5.000,00 1,79 % € 5.089,55
128 € 5.000,00 1,35 % € 5.067,55

 

Mercedes-Benz-EQS

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.