La información económica de los líderes

Jornada "Perspectivas financieras 2019 para las empresas de la Comunitat"

Las Pymes pueden dejar de depender del crédito bancario…, si saben cómo hacerlo

En la segunda mesa celebrada ayer, se describieron las más pujantes vías de financiación empresarial alternativa

José María Ferrer, José Luis Riera y Álvaro Castro. | Foto: Vicente A. Jiménez

La segunda parte de la jornada Perspectivas financieras 2019 para las empresas de la Comunitat Valenciana, organizada por Economía3 y GB Consultores, entró de lleno de las características del nuevo modelo económico surgido tras la crisis. Nuevos modelos de financiación y mayores facilidades para cotizar en Bolsa han surgido a partir de la necesidad, creciente, de reducir la dependencia de los créditos bancarios. Nuevas vías que son desconocidas para muchas empresas. Se puede dejar de recurrir al crédito bancario tradicional…, si  se sabe cómo.

Colectual: El “Lego” de la alta rentabilidad

“Para muchos, somos los hippies de la financiación”. Así se presentó José María Ferrer, director general de Colectual, plataforma de préstamos colectivos o crowdlending. Colectual surgió a partir de la mera observación: la industria está formada en un 95% por pymes, y un 5% por grandes empresas. Pero el total del dinero que procede de los bancos se reparte al 50% en ambos lados (poco para muchos, mucho para pocos).

Colectual se adscribe a “la tendencia de economía colaborativa, aplicada en este caso a la financiación. Y es una tendencia que no se va a poder parar”, aseguró Ferrer.

La plataforma está para solucionar dos problemas: el difícil acceso a la financiación (y a sus condiciones) por parte de las pymes, y el de los ahorradores que no obtienen rentabilidad de su dinero hasta, prácticamente, diez años después de abrir un depósito. Colectual ata los cabos: las empresas reciben la financiación por parte de los ahorradores, que pueden fragmentar sus inversiones, y así las primeras funcionan y los segundos obtienen de media una rentabilidad del 5,8%.

Colectual funciona como un marketplace que selecciona pymes para que los ahorradores elijan cuáles apoyar. Eso sí, “aprobamos un 7% de los proyectos que nos presentan. Por ejemplo, las pymes deben tener unos dos años de antigüedad; no aceptamos startups, porque tienen otras vías de financiación”. 

La plataforma de inversión colaborativa, en dos años de existencia, cuenta con más de 1.500 inversores y 3 millones de financiación acumulada. Puede que usted, empresario o ahorrador, no lo supiera (hasta ahora).

crédito

Foto: Vicente A. Jiménez

Gedesco: “rizando el rizo” desde 2001

La financiera Gedesco esta en el mercado desde el año 2001, que parece tan lejano. En 2017, inyectaron 1.700 millones en empresas. José Luis Riera, su director financiero, declaró que “hemos rizado el rizo; para atraer inversores se necesita una masa crítica, y la hemos logrado, no sólo contando con nuestros accionistas, sino acudiendo también a los mercados internacionales”. En 2016 ya superaron las 3.000 empresas que crecieron con Gedesco, hasta el punto de multiplicar por 7 su ebidta para acometer gastos financieros. Pero…

…Riera fue el más pesimista de cara al próximo año. “Terminan las compras del BCE, el euro va a sufrir, y tendremos menos capital disponible”. Su análisis fue más allá de la sobradamente anunciada subida de los tipos de interés por parte del BCE; Riera se adelanta y cree que la UE querrá seguir la senda de EE.UU., donde los tipos siguen al alza “y la disponibilidad a la baja”.

Además, aunque las empresas hayan completado un proceso de desapalancamiento de deuda, éste “ha sido esterilizado y sobrecompensado por el sector público”. En resumen, la visión de Riera es la deuda privada ha desaparecido, pero ha sido sustituida con holgura por la pública. Como nota positiva, Riera apuntó que “las empresas de la Comunitat crecen de forma rentable y solvente, por lo que llegan en un buen momento para superar los retos de 2019”. No dudó en incluir a Gesdesco, y a las empresas que financian a través de su variada oferta, dentro del grupo que seguirá en crecimiento.

De empresa familiar a empresa cotizada

Álvaro Castro, director de Mercado de Bolsa de Valencia y Consejero del Mercado Alternativo Bursátil, quiso despejar el miedo de las empresas a entrar en Bolsa, un órgano que, a pesar de su tradición, sigue despertando recelos y desconfianza, sobre todo en el ámbito de la empresa familiar. De entrada, puso el ejemplo de EE. UU.: “Allí las empresas obtienen el 20% de su financiación a través de los bancos, y el resto por otras vías”, siendo la Bolsa la principal de ellas.

Castro indicó que “la financiación bursátil está disponible”. Y expuso sus ventajas: “Ser una empresa cotizada facilita aumentar de tamaño y, además, obliga a profesionalizarse”.  Y no sólo eso, sino que reivindicó el papel de la Bolsa durante la crisis. “Entre 2009 y 2014 las Bolsas cubrieron la falta de crédito, y las empresas que estaban cotizadas pudieron financiarse”.

Si bien la salida a Bolsa es un proceso difícil, de una media de 6 meses de duración, “ser una empresa familiar y una empresa cotizada es perfectamente compatible, si se sabe ceder una parte de la gestión”. De cualquier modo, Riera informó de que “se puede elegir qué tipo de accionistas se quieren: nacionales, internacionales o minoristas, dependiendo del proyecto”, además de, por supuesto, qué cantidad de la empresa se quiere vender. “Todo el mundo sabe que quien tiene el 51% de las acciones tiene todo el control”.

La Bolsa también se ha actualizado y ha entrado en el mundo de las startups con el denominado Entorno Pre-mercado (EpM). Creado junto a la asociación Big Ban Angels, su principal objetivo es que los emprendedores desarrollen una cultura bursátil como opción de inversión y aumenten su visibilidad entre los inversores. Ya son 13 las compañías que en dos años llegaron al EpM como startups y hoy cotizan en Bolsa.

La jornada fue clausurada por el Conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, quien señaló que que “la autonomía financiera es la que da una autonomía política”. Recordó la lucha por la igualdad en financiación (los valencianos recibimos 500 euros menos per capita que los gallegos, 800 menos que los cántabros), pero quiso concluir en positivo, apoyado en el “consenso existente en reivindicar la financiación” y en que atravesamos “las mejores circunstancias para que pueda llegar”.

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter