La información económica de los líderes

La Comunitat lidera el crecimiento de los autónomos, con 60 más al día en abril

Archivado en: 

 

El presidente de la federación nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha manifestado que abril “nos deja muy buenos datos de empleo, marcando también registros históricos de afiliación”. “En cuanto a los autónomos, en el primer cuatrimestre del año han aumentado en más de 42.176 personas, lo que supone el mejor cuatrimestre para este colectivo desde que hay registro histórico”. Para Amor la Ley de Autónomos “está dando sus frutos”.

Estas cifras suponen crecer más del doble del año pasado año, cuando en el primer cuatrimestre se dieron de alta 19.798 autónomos. “Es muy positivo que cada día del mes de abril haya 5.900 empleos más, 2.900 parados menos y 550 autónomos más, además de 6.300 contratos indefinidos”.

En este contexto, la Comunidad Valenciana lidera el crecimiento de los autónomos a escala nacional, con 1.721 autónomos más en el mes de abril, lo que suponen 60 autónomos nuevos cada día. “Si en el primer cuatrimestre del pasado año, la Comunitat aumentó en 2.698 nuevos autónomos, en este primer cuatrimestre se han dado de alta 6.638, lo que supone un 146% de incremento”. Así lo ha destacado Amor en Valencia, en una jornada organizado por la mutua Umivale para analizar la situación actual del colectivo, en colaboración con la Cátedra ATA-Universitat de València sobre el Trabajo Autónomo y el Ilustre Colegio de Gestores Administrativos de Valencia.

Reig ha puesto en valor la especial preocupación que “desde Umivale sentimos por el colectivo autónomo”, destacando el incremento de trabajadores autónomos protegidos por Umivale, tanto en contingencias profesionales como en las comunes, +2,97% y +3,38% respectivamente, según datos de su memoria anual en 2017.

“A pesar de ello solo el 17,2% de los autónomos protegidos por Umivale cuentan con la cobertura de Accidente de Trabajo y si hablamos de la prestación económica por cese de actividad en los autónomos (CATA) – el también llamado paro de autónomos – el porcentaje es tan solo del 12,7%”, ha remarcado Reig.

Así, ha subrayado que los agentes sociales “debemos exigir a nuestros gobernantes que estas prestaciones, que fueron tan reivindicadas en su momento, sean prestaciones que realmente beneficien a los autónomos porque tras ocho años de su implantación vemos que no han funcionado como se esperaba y no son una solución real para los autónomos. Jornadas como esta han de servir de altavoz para seguir defendiendo al colectivo de autónomos”.

En este sentido, Lorenzo Amor ha destacado la necesidad de seguir avanzando en “reformas que faciliten el emprendimiento, eliminen trabas y, lo que es realmente importante, que ayuden a consolidar las actividades”.

El encuentro ha convocado a cerca de un centenar de asistentes para escuchar a Lorenzo Amor; al catedrático en Derecho del Trabajo y Seguridad Social por la Universitat de València y presidente del Comitè Econòmic y Social de la Comunitat Valenciana, Carlos Alfonso; y a Gema Fabregat, profesora titular en Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universitat de València y vicedecana de Asuntos Económicos de Facultad de Derecho de la misma universidad.

Los falsos autónomos se mantienen en niveles similares a años previos a la tarifa plana

Según Amor, el número de trabajadores autónomos que trabajan predominantemente para una única empresa se ha mantenido estable en los últimos años, según un informe elaborado por la propia federación. En 2009, de los 3.157.046 de autónomos afiliados a la Seguridad Social, el 4,8% (151.700) trabajaban predominantemente para una única empresa, en marzo de 2013, cuando entró en vigor la tarifa plana, el porcentaje era del 5,6% y al cierre de 2017, el porcentaje aumentó hasta el 5,8% del total del colectivo (187.000 autónomos de los 3.200.314).

Y aunque el falso autónomo suele encajar en este perfil, Amor deja claro que no todos los que trabajan para una sola empresa son falsos autónomos, ya que en estas cifras se incluyen, por ejemplo a transportistas con vehículo propio y tarjeta de transporte que están obligados por el Estatuto de los Trabajadores a estar de alta como autónomos aunque trabaje para una única empresa, y a los agentes comerciales y de seguros que tienen su propio contrato de agencia.

No obstante, desde ATA estiman que el número de falsos autónomos (con una relación encubierta de trabajo asalariado) se podría cifrar entre 90.000 y 100.000 personas, un 10% de ellos, estaría en la Comunitat.

“Lo que desde ATA sí hemos percibido ha sido un trasvase de sector de estos falsos autónomos: si en 2008, el 80% se englobaban en el sector de la construcción, actualmente, en torno al 25% están en el sector de la comunicación. Y es que en 2008 contábamos 30.000 periodistas autónomos y ahora hay 65.000, duplicando en sólo diez años su registro. Y también encontramos falsos autónomos en sectores de reparto de comida (sin vehículo propio, ya que una bici no se considera vehículo), industria cárnica,  y profesionales liberales (arquitectura, peritos y abogacía)”, ha manifestado Amor.

Para acabar con los falsos autónomos desde ATA reclaman –y esperan que esté en vigor en 2019– la creación de un registro de autónomos económicamente dependientes (TRADE) y que sea el propio TRADE el que tenga la obligación de comunicar y registrar personalmente su condición como tal a través del Sistema RED, indicando en cada caso los datos de la empresa o grupo de empresas a las cuales factura al menos el 75% de su negocio. “Esto facilitaría a los servicios de inspección un mayor control de las empresas que utilizan esta figura. No es lógico que sean únicamente 9.991 autónomos los que están dados de alta como TRADE y el INE tenga registrados 187.000 autónomos que trabajan predominantemente para una empresa en las mismas fechas (diciembre de 2017)”, apunta Lorenzo Amor.

Suscríbete a nuestra newsletter