El presidente del Grupo Barceló aconseja al turismo alicantino que suba los precios

“Subir precios y ofrecer mejores servicios”. Así de claro y conciso respondió Simón Pedro Barceló, presidente del grupo hotelero del mismo nombre, a la pregunta formulada por uno de los asistentes al desayuno organizado por el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, el pasado 6 de julio en la finca Maestral Lo de Die de Alicante, sobre qué deben hacer las empresas locales para aprovechar de forma adecuada la buena marcha del sector turístico español.

En su intervención, Barceló ofreció datos recientes sobre el estado del sector: “El turismo crece un 5 % anual en facturación y un 6 % en empleo. Somos un sector clave para todas aquellas actividades económicas que pueden beneficiarse de que al turismo le vaya bien”. En España existen 543.316 empresas turísticas, de las cuales 50.000 se hallan en la Comunidad Valenciana y, entre estas, 20.000 en la provincia de Alicante. “Si hacemos las cosas bien, el turismo puede consolidarse como el gran motor para la economía española”. Barceló aconsejó a los empresarios mejorar aún más el trato con el cliente y también que no sean reacios a la externalización: “Una de las razones por las que a mi grupo le va bien el negocio es porque el 80 % de la actividad está fuera de España”.

El presidente de Barceló, tercer grupo turístico de España tras Meliá y NH, presente en 18 países, reclamó a la Administración más inversiones y no eludió los temas más candentes relacionados con el sector, como la creciente competencia que suponen los apartamentos privados para los hoteles. Para el presidente de un grupo “que se juega menos que la mayoría de ustedes”, ha dicho dirigiéndose a los empresarios alicantinos, “porque la mayor parte del negocio lo hacemos en otros países”, el sector turístico “tiene que dar su opinión y defender sus criterios, pero el nuestro es un sistema democrático y es la ciudadanía quien debe decidir si prefiere un desarrollo turístico residencial o uno hotelero”. Advirtió, eso sí, que “si nos inventamos el urbanismo fue por algo; si en una zona residencial no podemos meter actividad industrial, hay que ir con cuidado al introducir actividad turística ahí. Porque en una comunidad de vecinos que madrugan para ir a trabajar, vamos a meter gente que lo que quiere es estar de juerga por la noche y eso creará conflictos no solamente en las comunidades de vecinos, sino en barrios enteros”.

Sobre el fenómeno del turismo llamado “de borrachera”, Barceló considera que “el único cliente que no me gusta es el que no viene”, aunque ha matizado que ”lo que debemos plantear es si se ponen límites”.

China e India

Respecto al futuro del sector, Barceló recuerda que según los cálculos de la Organización Mundial del Turismo, el número de viajeros internacionales será en 2030 de 1.800 millones, por lo que si España mantuviera su actual cuota de mercado podría llegar a recibir 85 millones de turistas al año. A su juicio, serán China e India los países más poblados del mundo, quienes protagonizarán buena parte de ese crecimiento, y para su captación no cabe otra estrategia que no sea la estrategia “país”. Por ello, pidió paciencia a las zonas turísticas “de provincias”, como la suya -Mallorca- o la Comunidad Valenciana, “porque los turistas de esos países van a venir primero a Madrid y Barcelona, que son quienes tienen conectividad. No debemos plantearnos un problema de celos; tenemos que conseguir que sea en su segunda visita cuando nos elijan a nosotros, pero los esfuerzos a corto plazo los deben liderar Madrid y Barcelona”.

Por último, Barceló emplazó al sector a “no conformarse, a innovar” para mantener nuestra cuota de mercado mediante una ordenación “que evite el intrusismo y la economía sumergida, favorezca la creación de un entorno de confianza para la inversión, la adecuación de las infraestructuras y la sostenibilidad del destino”.

El acto, que abrió Javier Fur, presidente del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, fue patrocinado por Hidraqua y el Banco Sabadell, y fue clausurado por el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, que invitó a los presentes a participar en el congreso nacional CEDE que Alicante y Elche acogerán los días 20 y 21 de noviembre bajo el lema “Oportunidades y riesgos del directivo en la sociedad digital”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter