El Euríbor y los créditos hipotecarios

Euríbor: ¿Qué es y cómo afecta el mercado inmobiliario?

Uno de los índices más importantes que puede afectar al mercado inmobiliario es el Euríbor. Se trata de un indicador de referencia de la tasa de interés con que los bancos de la Unión Europea se prestan dinero entre sí. Es un índice fundamental que debemos valorar a la hora de solicitar un préstamo al banco, especialmente si vamos a negociar una hipoteca. Esto se debe a que las entidades bancarias conceden créditos hipotecarios usando el Euríbor como referencia.

¿Qué es el Euríbor?

Aunque constantemente escuchamos este término en las noticias muchas personas no tienen claro cuál es su significado. De la misma manera que los bancos cobran intereses a sus clientes por los créditos otorgados, también se aplican tasas de interés por los créditos concedidos entre ellos mismos. Y el Euríbor es básicamente el índice que refleja la media de los intereses que se cobran los bancos de la zona euro entre sí por prestarse dinero. Lo que lo convierte en un índice muy importante a nivel macroeconómico.

Hay que aclarar que el Euríbor no es una tasa única de interés, sino el promedio de las tasas a la que los bancos de la Unión Europea se prestan dinero entre sí. Es decir, fue creado con el objetivo de fijar una tasa que refleje el promedio de los intereses de las transacciones interbancarias. Sin embargo, esta tasa también tiene un impacto en las cantidades de las hipotecas, que pueden ser fijas y variables, dependiendo de las políticas del banco.

¿Cómo afecta el mercado hipotecario?

El Euríbor es fundamental para el pago de las hipotecas. Los intereses de estos instrumentos financieros pueden ser fijos o variables, siendo este último el más común en la actualidad. Las cuotas variables se determinan según el diferencial, que es la cantidad fija que se negocia más el Euríbor. Así que el Euríbor es el que indica qué intereses le pagaremos al banco por el crédito que nos ha otorgado. No debemos olvidar que si la hipoteca es variable y el índice aumenta pagaremos más y viceversa.

Por esta razón, si estás pensando en adquirir una vivienda a través de este instrumento financiero (hipoteca) es indispensable saber cómo se encuentra el Euríbor. Este promedio sale diariamente, aunque las entidades bancarias hacen proyecciones a medio plazo para facilitar el proceso a sus clientes. Lo recomendable es contar con un fondo de ahorro y estar preparados financieramente para hacer frente a cualquier variación en la tasa. Aunque cada banco tiene políticas diferentes siempre hay que estar preparados para prevenir un posible aumento en los intereses.

¿Cómo se calcula?

Es bastante complejo calcular el Euríbor de forma individual, ya que habría que tener los datos de las transferencias interbancarias de cada día. Sin embargo, a pesar de que es bastante complejo no significa que no se pueda. Para calcular el Euríbor es necesario tener todas las transferencias bancarias en un determinado plazo de vencimiento. Posteriormente, eliminamos el 15 % de las transacciones que tengan intereses más altos y el mismo porcentaje para los intereses más bajos. Así, obtendremos un promedio de todas las operaciones.

Luego, con la información que reste se realizará una media de la tasa de interés según las transferencias que se hicieron con ese plazo de vencimiento. Este es el método que explica el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI), y para el que es indispensable estudiar gran cantidad de información. Sin embargo, este proceso no es necesario que lo hagamos, ya que se publica automáticamente en cada entidad bancaria. De esta manera, solo debemos estar pendiente de su publicación para tomar la decisión más acertada.

Ventajas del Euríbor

El Euríbor ofrece muchas ventajas para las personas que están buscando una hipoteca. En primer lugar, si la tasa es negativa, los intereses a pagar son bajos. Por otro lado, este tipo de instrumentos son los más sencillos de solicitar, ya que el banco no asume ningún riesgo y es rentable para ellos. Por esta razón, suelen ofrecer condiciones muy atractivas para que aceptemos el trato que nos están colocando sobre la mesa. A ello hay que sumarle que son perfectos para préstamos a largo plazo, disminuyendo las cuotas mensuales a pagar.

Son muchas las razones por las que deberíamos poner la mira en el Euríbor. Sin embargo, es necesario sentarnos con nuestra entidad financiera para determinar si esta es la opción ideal. Cada banco tiene exigencias diferentes como el plazo máximo, diferencial sobre el índice, comisiones y mucho más. En consecuencia, una vez que hagamos todos estos cálculos podremos decidir si hacer negocios en estos momentos o buscar otra opción que se ajuste más a lo que buscamos. El estudio es clave para tomar la elección acertada.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.