La información económica de los líderes

Los instrumentos de financiación pública empresarial tienen la misión de asumir riesgos

La Cámara de Comercio de Valencia ha celebrado esta mañana la jornada Conoce los instrumentos de financiación a tu alcance dirigida a emprendedores y pymes interesados en conseguir ayudas públicas de financiación. El acto, presentado por el presidente de la CámaraJosé Vicente Morata, ha reunido al presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Pedro Zalba; a Manuel Illueca, director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF); y a Julia Company, directora general del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace).

Julia Company, directora general del Ivace; Pablo Zalba, presidente del ICO; José Vicente Morata, presidente de Cámara Valencia; y Manuel Illueca, director general del IVF.

Julia Company, directora general del Ivace; Pablo Zalba, presidente del ICO; José Vicente Morata, presidente de Cámara Valencia; y Manuel Illueca, director general del IVF.

Con los objetivos de aumentar la competitividad, reordenar el tejido industrial valenciano y, como consecuencia, promocionar la creación de empleo, los representantes de los organismos presentes han coincidido en tres aspectos claves para lograr los fines mencionados: la digitalización empresarial, la internacionalización y la mejora de la eficiencia energética.

Zalba ha puesto en valor el papel jugado por el ICO durante la crisis por “haber inyectado 60.000 millones de euros entre 2012 y 2016, lo que se ha traducido en el mantenimiento 330.000 puestos de trabajo en España, 42.000 de ellos en la Comunidad Valenciana”.

Ha destacado el carácter del ICO “de saber adaptarse a las circunstancias de cada momento”, y en la actualidad el Instituto va a centrar sus esfuerzos en dos áreas: la internacionalización, “porque es una de las palancas más efectivas para la creación de empleo. Por cada 100 millones que se invierten en exportación se generan alrededor de 14.000 puestos de trabajo”; “la diversificación de las fuentes de financiación”. Para ello ha potenciado a su filial Axis, una gestora de fondos de capital-riesgo que ha recibido este año una importante cantidad de fondos públicos -1.500 millones-, de los cuales ya se han adjudicado 300, “y calculamos que han creado unos 55.000 empleos”.

A nivel autonómico, Illueca, ha recordado que el IVF “cuenta con la ventaja de conocer en profundidad al empresariado valenciano”, por lo que ha invitado a Zalba a intensificar la relación entre ambas instituciones. Ha anunciado dos novedades: la Línea IVF Cultura, ya operativa, “porque somos conscientes de que especialmente el sector audiovisual sigue necesitando ayuda tras el cierre de RTVV” y la próxima línea de financiación bonificada para apoyar la modernización tecnológica constante de “aquellos sectores que están en cabeza, en el límite del conocimiento: el agroalimentario, el cerámico y el químico. Me atrevo a decir que nos va la vida en ellos”. 

Y respecto a la I+D+i, ha ofrecido los servicios del IVF “para aquellas empresas cuyos proyectos se quedan al límite de las exigentes ayudas europeas. Contamos con préstamos participativos de bajo interés y pueden contar con nosotros como si fuéramos socios: compartimos el riesgo” .

Júlia Company ha expresado que el Ivace “ha movilizado 219 millones desde 2012 y ha recuperado credibilidad porque las ayudas tardan mucho menos en llegar a las empresas”. En su intervención ha hecho especial hincapié en el proceso de digitalización industrial. “Las empresas que no se suban a ese carro dejarán de ser competitivas”, y para evitarlo el Ivace ha creado la Agenda Industria 4.0 Comunitat Valenciana, “la hoja de ruta para fortalecer el tejido empresarial y cambiar el modelo productivo”. Ya funcionan las líneas de ayuda Digitaliza-CV y a partir de septiembre el programa Habilitadores Digitales mediante el cual pondrán a disposición de las empresas servicios de consultoría tecnológica que ayuden a la digitalización y a difundir las ventajas de incorporarse a la Industria 4.0.

“El modelo de cambio de producción no será posible si no cambiamos el modelo energético”, ha señalado, por lo que aumentará la intensidad de las ayudas disponibles para eficiencia energética e implantación de sistemas de autoconsumo, que ya están en marcha; ambas ayudas deben “democratizar el uso de la energía”, en sus palabras.

Finalmente, los ponentes han incidido en el auténtico papel de las ayudas públicas: para Illueca “debemos aportar adicionalidad, apoyar a clientes fuera del sistema y tomar riesgos que no tomaría la banca. Si no es para asumir riesgos, ¿para qué estamos?”. Zalba también ha deslizado un mensaje optimista al asegurar que “ahora hay mayor certidumbre para apoyar con financiación pública actividades que generen valor añadido”.

 

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter