Cierval presenta preconcurso, y espera que CEV, CEC y Coepa le ayuden con el plan de viabilidad

cierval

Cierval se acoge al artículo 5 bis de la ley Concursal, y presentará el próximo lunes preconcurso de acreedores. Es decir tendrá unos cuatro meses para presentar un plan que garantice su viabilidad “en el que todos se han comprometido a trabajar”, ha destaca el presidente de Cierval, José Vicente González en alusión a los miembros de su junta directiva, tanto de Castellón como Alicante, tras la reunión extraordinaria de la patronal.

En la reunión se ha aprobado por una parte, la liquidación del presupuesto del año 2015 que termina con un superávit de 3.500 euros, “un resultado neutro como corresponde a una entidad sin ánimo de lucro como es Cierval y evidencia que en circunstancias normales es una Confederación capaz de funcionar con normalidad y arrojar un pequeño beneficio”, ha señalado Gonzalez y por otro lado, la junta ha aprobado las cuentas anuales (correspondientes a 2015). En estas Cierval ha tenido que reconocer pérdidas y provisionar lo que considera “un problema financiero serio, producido por la gestión de la CEC y Coepa“, tanto por las deudas en cuotas impagadas como por requerimientos de cursos de formación y otros convenios que según la Generalitat han sido  mal ejecutados y deben ser devueltos. Pagos que tendrá que hacer Cierval, en nombre de ellos, dado que Coepa ha salido del concurso de acreedores con la quita del 95% y en el caso de Castellón está todavía en concurso.

La provisión asciende en el caso de la CEC a un total de 895.186 euros, de los cuales hay 126.000 que corresponde a cuotas y en el caso de Coepa son 597.620 euros, que junto otras provisiones menores, representa un total de 1.548.000 que si aplicamos la resta de 31.000 euros que supone el 5% que abona Coepa, queda al final 1.501.000 como pérdidas de la entidad por provisiones.

2015-sept-Consell-empresarios-Cierval-Jose-Vicente-GonzalezEn la anterior formulación de cuentas del mes de julio, ya se provisionaron 900.000 euros, “pero en estos meses han aparecido 600.000 euros más básicamente procedentes de la CEC y es por lo que nos vemos obligados a reformular de nuevo las cuentas, esa es la foto fija a día de hoy y son las cuentas que propondremos a la asamblea ordinaria del próximo día 21”, ha destacado González.

La votación para presentar preconcurso ha sido unánime, mientras que en las cuentas anuales, tres miembros de Alicante se han abstenido y el resto del órgano ha votado a favor.

Demostrar la viabilidad de la institución

La imposibilidad de afrontar en los próximos días unos pagos que tenía pendientes a la Generalitat de 600.000 euros ha forzado la situación. Así, González quiere llevarle a la Administración un plan de viabilidad creíble para poder negociar y flexibilizar dichos pagos “generalmente si el plan de viabilidad es creíble se consiguen aplazamientos”, ha constatado el presidente de Cierval.

En cualquier caso, González es consciente de que el proceso puede acabar en concurso de acreedores, con un administrador judicial que tome las riendas de la institución o bien levantar el preconcurso que es a lo que aspiran los órganos de gobierno de la confederación. Para ello, González espera contar con “todo el mundo y que todo el mundo arrime el hombro por igual, y nadie se quede a mirar los toros desde la barrera, porque los toros hay que bajarlos a torear al ruedo, porque al final –ha señalado– siempre nos toca a los mismos torear en el ruedo“. 

De momento, asegura “que todos se han comprometido a trabajar por sacar adelante la viabilidad de la institución”. “Yo les he pedido que trabajen todos porque el fardo es pesado”. 

 

 

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter