BBVA Research augura un crecimiento del 2,5% el próximo año al moderarse el consumo interno

BBVA Research augura un crecimiento del 2,5% el próximo año al moderarse el consumo interno

BBVA Research constata que el crecimiento de la economía española está siendo más robusto de los esperado. A pesar de ello, considera que el crecimiento del PIB en 2017 se moderará hasta un 2,,5%, por una desaceleración del consumo doméstico y las exportaciones.

El informe señala que se ha consolidado un entorno de mayor confianza y menor volatilidad en los mercados financieros, que se refleja en el buen comportamiento de algunos activos con riesgo. Asimismo, el crecimiento del PIB mundial parece afirmarse, impulsado por el mayor dinamismo que se observa en algunas economías emergentes. Asimismo augura que los bancos centrales continuarán apoyando el crecimiento con tipos de interés en mínimos históricos.

bbbvaresearchEn España, el crecimiento del PIB se mantiene alrededor del 3%, gracias a las políticas fiscal y monetaria, eventos coyunturales y el impacto de las reformas implementadas. Durante el tercer trimestre del año el producto aumentó un 0,7% respecto al trimestre anterior, lo que confirma la fortaleza de la recuperación. Esto, a pesar del brexit, (cuyos efectos sobre las exportaciones españolas parecen moderados y más intensos en bienes que en servicios), y de que el aumento en la incertidumbre sobre la política económica en España estaría teniendo un menor impacto del que se esperaba.

Esta aparente fortaleza de la economía española ante la adversidad puede deberse a efectos que han más que compensado el deterioro esperado. En primer lugar, el impacto positivo que continúa teniendo la política monetaria sobre las variables financieras ha impedido que la volatilidad en los mercados haya sido más elevada y de mayor duración. En segundo lugar, la política fiscal ha sido más expansiva de anticipado. El déficit público se mantiene en el 5,0% del PIB y muestra una rigidez a la baja gracias a la reducción de la carga impositiva tanto de familias como de empresas. En tercer lugar, la incertidumbre política en algunos de los competidores del sector turístico español continúa teniendo un efecto positivo sobre el flujo de visitantes al país. Finalmente, las reformas implementadas durante los últimos años podrían estar teniendo un impacto superior al estimado, lo que explicaría el buen comportamiento de la inversión en maquinaria y equipo.

Tendrán un efecto limitador del crecimiento la tendencia al alza del petróleo o la depreciación de la libra que afectará particularmente a algunas actividades y regiones. Finalmente, el gobierno ha anunciado medidas que tienen como objetivo compensar en parte la desviación del déficit público respecto a los objetivos de fin de año, lo que tendrá un impacto negativo en la demanda interna el siguiente año.

El principal problema de la economía española continúa siendo el desempleo, a lo que se añade la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la indemnización por despido de los contratos de interinidad, que ha introducido incertidumbre sobre su posible aplicación a los contratos temporales. Esto puede tener un efecto negativo sobre las decisiones de contratación de las empresas, particularmente en el empleo de trabajadores con menor nivel de cualificación. Por lo tanto, sería deseable que dicha sentencia fuera vista como una oportunidad para avanzar hacia un mercado de trabajo menos segmentado y más eficiente. 

BBVA Research vaticina que en 2017 los precios volverán a crecer y que la creación de empleo se verá ralentizada. Considera que se mantendrá la inversión en bienes de equipo y que se consolida la recuperación en el sector inmobiliario, con un aumento de la inversión del 3,5% para el próximo año.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.