Ibercaja aumentará su volumen de actividad un 26% en la Comunitat hasta 2020

Izq. a dcha. José Gil, director provincial de Ibercaja en Valencia; Amado Franco, presidente de Ibercaja;  Víctor Iglesias, consejero delegado y Jaime Rebull, director territorial en la zona de Arco Mediterráneo

Izq. a dcha. José Gil, director provincial de Ibercaja en Valencia; Amado Franco, presidente de Ibercaja; Víctor Iglesias, consejero delegado y Jaime Rebull, director territorial en la zona de Arco Mediterráneo

Ibercaja pone un marcha el “Plan + Levante” para incrementar su volumen de actividad –la suma de crédito y recursos de clientes– en la Comunitat en 1.157 millones de euros hasta 2020, lo que supondrá un crecimiento acumulado del 26% respecto a su volumen de actividad actual que alcanza los 4.470 millones de euros (un 60% en activos y un 40% pasivo). Por provincias , la distribución de este crecimiento será del 63% en Valencia, el 27% en Alicante y el 10% en Castellón.

Con ello, la entidad en la Comunidad Valenciana duplicaría su contribución al consolidado de Ibercaja, pasando del 5 al 10% tanto en lo que respecta a la actividad minorista (que alcanza en la actualidad casi 85.000 millones en total) como su contribución a la cuenta de resultados.

Empresas, banca personal y privada liderarán el crecimiento

Para hacer realidad estos datos, la entidad financiera ha previsto un crecimiento en el segmento de banca personal y privada superior al 30%, lo que supone captar 439 millones de euros en los  próximos cuatro años, fundamentalmente de nuevos clientes.

El crecimiento de la actividad con las pequeñas y medianas empresas se articulará en las empresas más pequeñas (aquellas que facturan menos de 5 millones de euros) en el saldo de  la financiación, planificando 178 millones de euros, además se captarán 44 millones más en recursos hasta los 222 millones de crecimiento previsto para este segmento. Para empresas de 5 a 250 millones de facturación se ha establecido una ambiciosa meta de crecimiento del 38% hasta los 442 millones de euros (366 millones en crédito y 76 en recursos).

Por su parte la banca de particulares crecerá en estos cuatro año en 55 millones de euros (depósitos, fondos de pensiones,…), sumando en conjunto los 1.157 millones previstos entre 2016-2020.

Para conseguir los retos fijados, Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja, acompañado del director territorial en el arco mediterráneo, Jaime Rebull, y del director provincial, José Gil,  ha anunciado dos vías complementarias de trabajo que traen consigo inversiones por un importe de 12,1 millones de euros hasta 2020. “En primer lugar, un 68% del incremento de volumen de actividad se va a conseguir optimizando nuestra red de oficinas y plantilla actual y, por otro lado, se han previsto inversiones en nuevos medios como oficinas, plantilla, tecnología y marca, para conseguir un 32% del resto del crecimiento previsto”.

Así, 8,7 millones de euros se destinarán a nuevas incorporaciones, mejora de retribuciones y formación especializada. La plantilla en la Comunitat, formada por 250 personas, se incrementará en 35 empleados más, 26 de ellos gestores con cartera específica –12 de banca privada, 10 de empresas y 4 de patrimonio–. Al final de 2020, Valencia contará con 45 gestores especializados, Alicante con 16 y Castellón con 9, es decir un 25% de la plantilla será especialista en banca personal y privada y banca de empresas.

2016-junio-Ibercaja-Plan-levanteAsimismo se destinarán cerca de dos millones a instalaciones, fundamentalmente a la remodelación de 15 oficinas para implantar su nuevo modelo comercial y a la apertura de un centro de negocio de empresas en Alicante, siguiendo el modelo del recién inaugurado en Valencia. Ibercaja cuenta con 61 oficinas en la Comunitat (40 Valencia–18 en la capital–,10 Castellón y 11 Alicante) que dan servicio a casi 124.000 clientes activos. 

Además, Ibercaja invertirá en potenciar su imagen de marca, con el objetivo de ser una entidad de referencia para los valencianos.  “Somos el octavo grupo bancario español, con 2,8 millones de clientes en España y un volumen de actividad de casi 85.000 millones de euros. Contamos con un marcado liderazgo en las zonas tradicionales (Aragón, La Rioja, Guadalajara, Burgos y Badajoz) y un importante posicionamiento en las áreas más dinámicas del país: Madrid y Arco Mediterráneo”.

ROE por encima del 10%

Para 2020 y en función del Plan, Ibercaja triplicará su Beneficio Antes de Intereses e Impuestos (BAII) y buscará obtener un ROE del 15,1%, “el objetivo es tener un ROE continuado de doble dígito”. Para ello, Iglesias ha desgranado que la clave está en ser una entidad referente para sus clientes –que confíen en ella para cubrir la mayor parte de sus necesidades financieras– “porque de ese modo gana el cliente y gana la entidad a medio plazo” ; que ofrezca productos de ahorro acorde al cliente pero algo más sofisticados que los depósitos (fondos de inversión…); que ofrezca la cobertura de riesgo con seguros y que sea muy “precisa y austera en los costes, ajustando muy bien los riesgos” –no en vano cuenta con una mora hipotecaria inferior al 5%–.

Será una entidad cotizada

Por otro lado, el consejero delegado ha reconocido que la entidad prepara su salida a bolsa, aunque todavía no hay fecha para ello.”La ley obliga a las fundaciones que son propietarias de las antiguas cajas de ahorros a no tener más del 50 % de su capital, y ¿cómo reducimos el actual 88 %? Lo mejor es salir a bolsa, así se diversifica la base del capital“, ha explicado el consejero delegado.

Iglesias ha negado tener intención de buscar fusiones porque considera un “error” concentrar más el sector financiero en España. “Por solvencia y liquidez, Ibercaja apuesta por ser independiente”, ha insistido Iglesias, quien ha negado que exista relación directa entre el volumen de las entidades, incluso su presencia internacional, con su rentabilidad.

“De las 45 cajas que operaban en el sector, somos una de las cuatro que quedan que no ha recibido ayuda pública directa, ni ha comercializado productos abusivos ni ha registrado ningún escándalo corporativo”, ha añadido.

A su juicio, “si a medio plazo se producen fusiones en el sector, será de manera natural, para añadir valor con la suma a determinados proyectos”. En este sentido, ha añadido que Ibercaja valorará cualquier posibilidad de integrar a otras entidades “siempre” desde su propia “cultura y modelo”

 

Suscríbete a nuestra newsletter