Vesting

Vesting: ¿Qué es y cómo usarlo para mejorar la inversión en la empresa?

Al formar una sociedad mercantil, cada uno de los involucrados se compromete a conseguir los mejores resultados para la empresa. Sin embargo, nadie puede controlar lo que sucederá en el futuro, pues diversos factores pudieran hacer que un socio quisiera abandonar el proyecto. Como resultado, para asegurar el éxito de la compañía y proteger a los demás socios de este tipo de contratiempo, es indispensable utilizar herramientas de protección como el vesting.

¿Qué es el vesting?

El vesting es un mecanismo de protección, cuyo objetivo es impedir que los accionistas, socios inversores o empleados de una empresa retiren sus acciones antes de un plazo determinado de tiempo o el cumplimiento de ciertas condiciones.

En pocas palabras, es la restricción de venta de acciones de los socios fundadores y algunos nuevos socios y/o empleados que poseen acciones de la organización por un periodo de tiempo para asegurar su permanencia.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento del vesting depende de a quién va dirigido. En el caso de los accionistas, este pacto establece un periodo de tiempo para recibir la totalidad de sus acciones, con la finalidad de que, retiren la suma total una vez que finalice el plazo establecido.

Por otro lado, en el caso de los empleados o colaboradores claves, dicho pacto se utiliza para lograr la permanencia de los trabajadores, con el fin de retener al mejor talento. Asimismo, tiene la función de aumentar la productividad del empleado y generar lealtad.

¿Cómo se regula el vesting en un pacto de socios?

En un pacto de socios, el vesting se puede regular mediante un acuerdo escrito entre los socios. Este acuerdo puede especificar las condiciones bajo las cuales las acciones o intereses en la compañía serán liberadas para cada socio, así como los plazos y las tasas de liberación.

Gracias a este acuerdo se consigue que todos los socios estén implicados en el proyecto durante el mismo lapso de tiempo. De otra forma, si decidieran abdicar anticipadamente perderían el derecho de cobrar la suma de todas sus acciones.

Es importante tener en cuenta que el pacto de socios debe cumplir con las leyes y regulaciones locales. Por lo tanto, es recomendable consultar a un abogado especializado en derecho de sociedades antes de establecer cualquier acuerdo de vesting.

¿Cuántos tipos existen?

Existen varios tipos de vesting, algunos de los cuales son:

Vesting de Cliff: un empleado recibe el derecho a todas las acciones u opciones de compra de acciones después de un período de tiempo específico, por ejemplo, después de un año de trabajar en la empresa.

Vesting graduado: el empleado recibe el derecho a un número creciente de acciones u opciones de compra de acciones gradualmente. Por ejemplo, puede recibir el 25% de sus acciones después del primer año, el 50% después del segundo año, y así sucesivamente.

Vesting de tiempo: las acciones u opciones de compra de acciones se liberan al finalizar un período de tiempo específico, independientemente de si el empleado sigue trabajando para la empresa o no.

Vesting de rendimiento: las acciones u opciones de compra de acciones se liberan al empleado después de cumplir ciertas metas de rendimiento. Como por ejemplo: objetivos de ventas o metas de productividad.

Vesting combinado: este tipo de vesting combina varios de los tipos anteriores. Por ejemplo, un empleado puede tener un vesting de cliff y un vesting de rendimiento.

El vesting como incentivo de empleados clave

En muchas ocasiones, el vesting se aplica como un incentivo a los empleados claves de la compañía. Así que es habitual que una parte de la remuneración de directivos sea entregada en acciones o en forma de opciones sobre acciones.

El vesting como incentivo a la inversión

Dentro de los beneficios de esta estrategia destaca que también favorece a los inversores. Puesto que, estos saben que las piezas clave de la empresa están vinculadas o sujetas a ella durante un tiempo. Esto proporciona seguridad y una excelente garantía de continuidad. Recuerda que el futuro de una empresa depende en gran medida del nivel de compromiso que tengan todos los involucrados.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.