Gay de Liébana retos economía

Radiografía de Gay de Liébana a la economía: no se recuperará hasta 2025

Aunque todo apunta a que la economía mundial recuperará este 2021 lo retrocedido en 2020, sobre todo por “el tirón de aquellas economías que han dado mucho apoyo fiscal a su tejido productivo y empresarial”, el profesor Jose Mª Gay de Liébana ha advertido, durante el ciclo de Conferencias con motivo del 30 Aniversario de Economía 3, del desequilibrio y riesgo que pueden sufrir las economías avanzadas y más concretamente la española, la cual no prevé que recupere niveles prepandemia hasta bien entrado 2024.

Por países, el panorama para este 2021 que ha descrito el economista en esta conferencia que ha contado con el apoyo de Ibercaja, Orange, e Infocif es el siguiente:

“Las previsiones de crecimiento de EE.UU. son del 6,4%, absorbiendo la pérdida del 3,5% del año pasado. Respecto a China, que el año pasado acabó creciendo un 2,3%, este año superará el 8%”.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

“Por tanto, aunque en 2020 se confirmó el predominio económico mundial de EE.UU con respecto a China, se ha recortado la distancia, ya que China no solo crece por la vertiente comercial, sino también por el aspecto tecnológico”.

En cuanto a India, “con una fuerte caída en 2020 espera una recuperación del 12,5% en 2021”, ha señalado el profesor.

Mientras, la Zona Euro que cayó el año pasado el 6,6% seguirá sufriendo la embestida de la crisis. Así, el FMI prevé una recuperación del 4,4%, es decir, “Europa queda castigada ya que no va a ser capaz de regenerarse de la pérdida del año 2020”.

Si bien, expone que habrá diferencias entre los Estados “mejor y peor apoyados”, pero incluso Alemania que soportó una de las caídas más leves en 2020 (4,9%) seguirá en desajuste este 2021 cuando prevé crecer un 3,6%.

No obstante, España será la peor parada, “con una caída que el INE cifra en el 10,8% y el FMI en el 11% en 2020, veremos de qué somos capaces en este 2021”, duda el profesor.

Se prevé una recuperación del 6,4% “si todo fuera bien”, “esto es, si llega la normalización, para lo que es indispensable la vacunación”, y advierte “cualquier retraso, así como los costes en materia de política fiscal pueden detraer la economía”, insiste el economista.

Por tanto, entiende el profesor que se vislumbra una recuperación económica en forma de K, “con países, sectores y empleos que irán hacia arriba en el nuevo entorno y orden socio-económico”, y “países, sectores y empleos que lamentablemente desaparecerán, retrasando la recomposición de nuestro país hasta 2024“, concreta Gay de Liébana.

¿En qué datos se basa para no hablar de recuperación antes de 2024-2025?

En primer lugar, duda que el “puente de mando y la tripulación de la nave, que es este país, desde el punto de vista político, pueda enderezar el rumbo en los próximos años”.

En segundo y tercer lugar, señala algunas debilidades de nuestro modelo productivo y la “vulnerabilidad de las finanzas públicas”.

“Destrucción masiva de empleo”

En concreto, destaca el gran impacto económico en España fundamentalmente por el peso del sector servicios y de la industria social, con lo que ha augurado un “guillotinazo tremendo al empleo”.

En este sentido, no solo se ha referido al sector turístico sino también a “grandes grupos bancarios y empresariales que están planteando ERE tremendos”, por lo que ha lamentado “vivir con amenaza de destrucción masiva de empleo” y “provisionalidad laboral permanente”.

Ante esta situación ha insistido en una necesaria cualificación profesional, invertir en capital humano, que va desde la formación más inicial hasta potenciar la FP y la formación continua, a la par que invertir en capital tecnológico: “Lo que dará lugar a inversión en activos, a restructuración de pasivos, a buscar fórmulas de financiación alternativa, y a redimensionar las cuentas de resultados de las empresas”, ha augurado Gay de Liébana.

Gay de Liébana retos economía

“En España no ha habido apoyo fiscal”

El economista ha echado en cara la falta de apoyo fiscal del Gobierno de España que ha aportado 40.000 millones, de los que más de 20.000 están financiados por el mecanismo europeo SURE, para cubrir los ERTE.

“No se ha ayudado directamente, no se ha exonerado de impuestos ni cotizaciones sociales a autónomos y empresas, lo único que se han dado son moratorias, pero las compañías van acumulando endeudamiento al que no sabemos si van a poder hacer frente”, ha recalcado.

“Parece que el único objetivo de este puente de mando sea destruir lo que queda de la economía privada”, ha señalado el profesor poniendo de relieve que el gasto público en 2020 ha representado más del 52% del PIB.

“Con lo cual, el primer operador económico que tenemos en este país es el sector público, papá Estado, y hay que ver quién está al frente del mismo”, ha subrayado.

PIB a precios corrientes

El año pasado España cerró con un PIB de 1.121.000 millones que está a la altura del PIB del año 2016 “hemos perdido 4 años, por lo que las perspectivas de recuperar lo que era el punto prepandemia se nos van a 2024”.

“Con cifras de PIB a precios corrientes estamos solo 10.000 millones por encima del PIB de 2008”, ha concretado Gay de Liébana.

El problema, según el profesor es que “nos hemos desindustrializado” (peso del 11,1% PIB frente a la gran concentración del sector servicios 68%). “El efecto es muy simple, menor empleo industrial y todo lo que ello supone en cuanto a calidad, retribución, largo plazo, seguridad…”

Así nos encontramos con que España es el país de la UE con la tasa más alta de paro, 16,1%, sin computar a las personas en ERTE o situación especial, con lo que nos iríamos al 22-23%; con el gran problema añadido del paro juvenil, que alcanza al 40% de nuestros jóvenes menores de 25 años.

“Hemos de ver qué futuro les espera, y qué futuro nos espera, porque hemos de hablar de las pensiones al basarnos en un sistema de reparto”, ha expuesto.

Deuda pública

El gasto público en España en 2020 fue de 586.000 millones (más del 52% del PIB), mientras que los ingresos totales ascendieron a 463.000 millones, lo que deriva en un déficit de 113.000 millones de euros.

Mientras, la deuda pública española bate un nuevo récord: 1,366 billones de euros, un máximo histórico que equivale al 121,8% del PIB.

Si tenemos en cuenta todos los pasivos exigibles del conjunto de las administraciones, la cifra alcanza el 177% del PIB, “por tanto tenemos un cuadro desolador de las finanzas públicas con lo que ahora quieren aumentar los impuestos”, ha evidenciado.

La previsión de recaudación para este año asciende a 451.000 millones cuando la del año pasado fue de 418.000 millones, “un aumento que el sector privado no está en condiciones de aguantar”, opina.

Retos de la economía española

El profesor ha concluido su exposición señalando los retos de nuestra economía.

En primer lugar, “mimar a Europa: dependemos de Europa no por los millones que no sabemos ni cuándo ni dónde llegarán, ni quién los gestionará ni cómo, sino por el apoyo político, porque de no ser así, la capital de España sería Caracas”. Esencial también la inyección del BCE, según ha resaltado el profesor.

En segundo lugar, mejorar la productividad, trazar planes de desarrollo y de industrialización, para armar un modelo productivo potente y robusto, capaz de acabar con el desempleo y la precarización del empleo.

Otro reto mencionado es el envejecimiento poblacional, “porque no sabremos si podremos mantener el Estado de Bienestar”. Y procurar políticas de inclusión: “no se trata del IMV, sino de enseñar a pescar…”.

Aumentar el gasto en I+D y transitar hacia una economía verde son otros de los retos apuntados.

A su juicio, también es imprescindible tener un sector financiero saneado, para que pueda seguir financiando la economía productiva y la sostenibilidad de las finanzas públicas.

En este sentido, ha urgido a un pacto de Estado entre las distintas formaciones políticas, a las cuales les ha pedido preparación y altura de miras para trazar un rumbo y buscar un gran pacto para consolidar fiscalmente al país.

“Incluso ser capaces de impulsar planes de desarrollo económico y sociales a la altura de los que lideró Laureano López Rodó con Fabián Estapé. Habría que inspirarse en aquellos planes para trazar la reconstrucción”, ha concluido Jose Mª Gay de Liébana.

ValenciaCF-BusinessClub

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.