Cangas de Onís, la puerta de los picos de Europa

Cangas de Onís: tierra de quesos y la puerta de los picos de Europa

Cangas de Onís es un histórico municipio del Principado de Asturias. Un regalo de la naturaleza y es la entrada al Parque Nacional de los Picos de Europa. Su homónima ciudad capital se considera la primera capital de España, debido a que fue la primera arrebatada a los sarracenos en el Siglo I. Por su espectacular clima de montaña y litoral Cantábrico, conviven ahí desde líquenes hasta robles, desde la pescadería hasta el pastoreo pasando por la ganadería. Es una zona que se convierte en un destino ideal para recorrer y sorprenderse con su riqueza cultural y natural.

¿Qué ver en Cangas de Onís?

En Cangas de Onís hay mucho que ver, entre los sitios de mayor interés que permiten disfrutar de excelentes ambientes están:

El puente Romano

Es una magnífica e icónica obra de Cangas de Onís, fue construida en la Edad Medieval sobre lo que quedaba de un antiguo puente romano que daba continuidad a uno de sus caminos empedrados. Está ubicado sobre las aguas del río Sella, donde descansa sobre tres arcos asimétricos. Del arco central pende desde 1939, la Cruz de la Victoria, copia del original símbolo más importante de Asturias. Por su valor histórico y belleza del paraje, en 1931 fue declarado Monumento Histórico.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

La iglesia de la Asunción

Este atractivo templo ubicado en el centro de Cangas de Onís y construido en el medioevo, recibió la mención de Monumento Histórico Artístico en julio de 1992. Es una obra en piedra rojiza y un campanario de tres pisos escalonados que destaca en su fachada. Frente a la cual se encuentra una escultura del primer rey de Asturias, Don Pelayo. Al ingresar se pueden observar sus vastas columnas muy bien conservadas, los detalles de vidrieras de colores y pinturas de Casimiro Baragaña.

La Ermita de Santa Cruz

Construida en el año 737 d.C. sobre un dolmen del año 4000 a.C., se levanta esta señorial edificación. Fue el primer santuario cristiano construido en Asturias  después de la reconquista. En el interior se puede ver la Cruz de madera de roble que empuño el Rey Pelayo durante la batalla de Covadonga, hoy Cruz de la Victoria. La cual ha sido custodiada desde el siglo VIII. Además del dolmen que quedó descubierto durante la rehabilitación que sufrió este emblemático edificio.

Santa Cueva de Covadonga

Un monumento que hace que la visita a este pueblo sea una gran experiencia. Debes subir 101 escalones para llegar a este impresionante paraje natural, que se disfruta desde que lo ves y mientras te acercas. Bajo esta cueva cae el río Deva para alimentar la Fuente de los Siete Caños. Además, dentro de ella, aprovechando las paredes de roca, fue construida una pequeña y muy bonita capilla que acoge la imagen de la virgen y que es custodiada por religiosas. También están allí las tumbas del Rey Pelayo, de su esposa y la de Alfonso I.

Basílica de Nuestra Señora de Covadonga

Es un majestuoso templo de tres naves, situado contiguo a la Santa Cueva y juntos conforman el Santuario de Covadonga, otro de los monumentos de Cangas de Onís. Fue construido con roca caliza de color rosa, entre los años 1877 y 1901. Su diseño de estilo neorrománico al cual se integran algunos elementos góticos cautiva la mirada de los visitantes. En su fachada principal destacan el portal de entrada formado por tres arcos y las dos torres gemelas que terminan en esbeltas agujas.

Aula del Reino de Asturias

La antigua iglesia de Cangas de Onís fue convertida en esta estupenda aula. Donde se ofrece un recorrido histórico sobre la monarquía de Asturias y su importancia para España. Esta información, expuesta mediante carteleras, material audiovisual y una maqueta virtual, transporta a los visitantes a la época de la Batalla de Covadonga. También cuenta con un área múltiple donde se realizan conferencias, presentaciones, encuentros, y exposiciones… Además, como centro de interpretación ofrece dos rutas turísticas para recorrer: Ruta Don Pelayo y Ruta de Favila.

Casco histórico de Cangas de Onís

Al caminar por las calles del centro histórico, que no es muy extenso, puedes disfrutar de ver algunas edificaciones y monumentos con el encanto propio del pasado que representan. Entre ellos puedes admirar obras como el Ayuntamiento, un edificio del siglo XIX cuya fachada es coronada con un reloj y un campanario, y la Casa Riera de estilo indiano, hoy sede de la Oficina de Turismo. También la Iglesia Parroquial de Cangas de Onís, con su fantástico campanario, construida en 1963 y el Palacio Cortes de estilo renacentista del siglo XIX.

Los Lagos de Covadonga

En Cangas de Onís encontrarás, a un poco más de 1050 metros de altitud, un paraíso con tres lagos glaciares: Ercina, Enol y Bricial. El último es el más pequeño y solo surge en la época de lluvias. Están situados en el Macizo del Cornión, en el Parque Nacional de los Picos de Europa. Para dar un paseo por este paraíso debes hacer un recorrido de 14 km por carretera y parar a mitad de camino para disfrutar del panorama en el Mirador de la Reina.

Parque Nacional de los Picos de Europa

Es un tesoro de belleza única, cuyo pico más alto alcanza los 2648 de altitud. Se declaró Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2003.  Es la primera zona protegida del país con denominación de Parque Nacional. Conformado por los macizos Ándara, Urrieles y Cornión es uno de los parques más visitados por los amantes de la naturaleza. Recorrerlo es una gran aventura que puedes iniciar en Cangas de Onís y desde allí transitar por las rutas de alta montaña mientras te deleitas con el entorno.

Minas de Buferrera

Es un bonito lugar para visitar en Cangas de Onís. Está de camino a los Lagos de Covadonga. La Buferrera está situada en una antigua zona glaciar, razón por la que se halla entre depósitos morrénicos. Allí desde principios del siglo XIX y durante 130 años, funcionaron las minas de donde se extraía hierro y manganeso. Es interesante y hasta sorprendente ver las huellas de una labor del pasado con sus túneles, columnas de piedra caliza y rieles, entre otros rasgos de la minería.

¿Dónde alojarse en Cangas de Onís?

Para alojarte en Cangas de Onís cuentas con numerosos hospedajes en la ciudad y sus alrededores. Todos ofrecen excelentes condiciones para hacer de la estadía de sus huéspedes una buena experiencia, que les invite a regresar. Algunos de ellos son: hotel Cangas de Onís, hotel La Cepada, hotel El Sella, Pensión Casa Pepe, hotel Villa de Mestas, hotel Santa Cruz, hotel Águila Real, Gran Hotel Pelayo, Hotel El Repelao, Casa Rural Priena, Casa Asprón y el Parador de Cangas de Onís.

Gastronomía de Cangas de Onís

La gastronomía de Cangas de Onís está marcada por una sazón fundamentada en la calidad de los alimentos que producen la pescadería, la ganadería y la agricultura de la zona. Entre los que destacan los sabrosos quesos, la sidra asturiana, el salmón y la trucha. Es un verdadero placer degustar los platos típicos, entre los que se encuentran: salmón con arbeyos, fabada, cabrito asado, emberzaos pobres, chorizos a la sidra, casadielles y queso fresco con miel.

¿Cómo llegar a Cangas de Onís?

Puedes llegar a Cangas de Onís desde Oviedo, capital de Asturias y desde Cantabria. Tienes tres alternativas: la primera es el autobús, el viaje dura cerca de 1:30 horas. La segunda es hacer el recorrido en tren y tardarás 2:35 horas en llegar. La tercera es viajar en coche, si es un coche particular o un taxi tardarás 1 hora. Además, es posible llegar en avión a Oviedo y Cantabria, que son los aeropuertos más cercanos.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.