Base de cotización de  de la seguridad social

¿Qué es la base de cotización? Para qué sirve y cómo calcularla

Al hablar de Base de cotización nos referimos a un término usado por la Seguridad Social española. Donde se usa para realizar el cálculo de las prestaciones que le corresponden a un trabajador. Se calcula por un porcentaje específico en el salario devengado por el trabajador durante su vida laboral, sea dependiente o autónomo. No se debe confundir con la Base Reguladora, pues sirve para calcular a esta última. Sin embargo, las dos son de uso obligado para los cálculos.

La base de cotización debe ser respetada por todo empleador, pues es un requisito impuesto por la Ley General de la Seguridad Social. Toda persona que esté trabajando tanto de manera dependiente como autónoma, debe conocer la Base de cotización. Es necesario, conocer y saber diferenciar claramente este concepto, pues muchas personas, tienden a confundirlo con el de la Base Reguladora. Por eso, trataremos de explicar a profundidad este término que puede llegar a producir muchos dolores de cabeza.

¿Qué es la Base de cotización?

Para saber que es la Base de cotización, debemos remitirnos a la Ley General de Seguridad Social, en ella el legislador nos da la definición. Este concepto se puede interpretar en los artículos 19 y 147 de la mencionada Ley. A continuación, se parafrasea la intención del legislador en la Ley General de Seguridad Social, sobre este concepto.

“La base de cotización será aquella establecida por la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Independientemente de la recaudación que realice la Seguridad Social. Es una remuneración total del salario devengado”

Se debe hacer mención que el legislador, no redactó el concepto de manera directa, este se entiende cuando se hace un análisis de la Ley. Se debe recordar que las prestaciones del Seguro Social, independientemente del motivo de las mismas, son irrenunciables y obligatorias. La Base de cotización, le da a la Seguridad Social, los límites para calcular la Base Reguladora, y así establecer las cotizaciones de las prestaciones. Por lo que, es común que muchas personas tiendan a confundir una con la otra.

¿Para qué sirve?

La base de cotización es la base de cálculo de un pago frecuente y obligatorio que debe efectuar una empresa a la Seguridad Social, a nombre de su trabajador. Mientras, que el trabajador autónomo tiene que hacerlo él de manera directa. La función principal por la cual existe la Base de cotización es el acceso a las prestaciones de la Seguridad Social. Estas cotizaciones dan tranquilidad al trabajador, en caso de alguna situación imprevista en la que no pueda seguir laborando. Las prestaciones de la Seguridad Social, son garantía de tranquilidad para muchos.

En caso de ser autónomo, el trabajador debe realizar sus cotizaciones. El motivo de que los autónomos coticen, es debido a que, más allá de ser un pago obligatorio, el acceso a las prestaciones de la Seguridad Social, son un derecho. El Estado busca con esta cotización garantizar el retiro y la vejez digna de los ciudadanos. Y en caso de enfermedades o incapacidad, ayudarles así a subsistir, remunerándoles el trabajo aportado a la Nación, durante su vida laboral.

¿Cuándo se utiliza?

La base de cotización se usa, normalmente, para efectuar el cálculo de las prestaciones de la Seguridad Social. Generalmente, las personas aprenden sobre esta base, cuando pierden un trabajo y tienen que dirigirse a sus oficinas. Es importante recordar, que la base de cotización la podemos ver reflejada en el recibo de pago de nuestro salario. Por otro lado, existen diversos supuestos contemplados en la ley, en que la Seguridad Social emplea esta base de cálculo.

Entre los supuestos, en que se utiliza la Base de cotización tenemos:

  •         Determinación de deudas por cuotas.
  •         Realizar las actas de liquidación.
  •         Determinación de los topes mínimos y máximos, de las cotizaciones.
  •         Cálculo de los diferentes tipos de prestaciones.

La Base Reguladora, y la Base de cotización, son variables en la fórmula establecida por la Ley General de La Seguridad Social. Es por ello, que se hace tanto énfasis en que estas bases no son iguales, y no deben ser confundidas una con la otra.

¿Cómo se calcula la Base de cotización?

Tal y como se ha explicado previamente, la Base de cotización es sumamente importante para conocer nuestras prestaciones de la Seguridad Social. También debemos saber, que hay pagos de nuestro salario que no se pueden incluir en la base de cotización. Es fundamental, conocer los elementos con los cuales, si podemos realizar estos cálculos. Es importante tener esto claro, para no caer en confusiones o errores, veamos cuáles:

  •         Ingreso bruto de salario (no incluye bonificaciones).
  •         Horas extras.
  •         Pagas extra prorrateadas.
  •         Vacaciones retribuidas y no disfrutadas.

Los elementos que no pueden usarse para calcular la Base de cotización, son aquellos que no forman parte de nuestro salario neto. Aunque estos formen parte de la totalidad de nuestro ingreso, no lo son para el cálculo de nuestras prestaciones.

  •         Las dietas.
  •         Los gastos de transporte retribuidos.
  •         Formaciones adicionales, que pague la empresa.

Estos elementos no pueden ser calculados, porque son pagos extras o bonos, que la empresa otorga al trabajador. Es importante recordar esto al momento de calcular nuestras prestaciones.

Base de cotización de la seguridad social

La Seguridad Social calcula la Base de cotización, según lo establecido por la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Y se estima, según lo establece la Ley General de Seguridad Social, en su artículo 246. “La base de cotización a la Seguridad Social y de las aportaciones que se recaudan conjuntamente con las cuotas de aquella, será siempre mensual y estará constituida por las retribuciones efectivamente percibidas en función de las horas trabajadas, tanto ordinarias como complementarias.”

Se debe tener presente que las prestaciones de la Seguridad Social, son varias, y que cada una tiene una base de cálculo. Es decir, la Seguridad Social, al establecer diferentes prestaciones, existen diferentes bases de cotización, para cada una de estas. La base de cotización estima la cotización mínima y  máxima dependiendo del cargo laboral. No se debe olvidar que tanto los autónomos como los trabajadores del hogar cotizan en la Seguridad Social, para sus prestaciones sociales.

Porcentajes que se aplican a la base de cotización

Para el cálculo de la Base de cotización de las prestaciones de la Seguridad Social, debemos conocer que la ley. En régimen general, tiene una escala que va del 1 al 11 para aplicar el cálculo de la base en función del grupo de cotización, siendo 4.495,50€/mes la base máxima para todos.

Grupo Categoría Bases mínimas Bases máximas
1 Ingenieros y licenciados. Alta dirección 1.629,30 €/mes 4.495,50 €/mes
2 Ingenieros Técnicos, Peritos, Ay. titulados 1.351,20 €/mes 4.495,50 €/mes
3 Jefes Administrativos y de taller 1.175,40 €/mes 4.495,50 €/mes
4 Ayudantes no titulados 1.166,70 €/mes 4.495,50 €/mes
5 Oficiales administrativos 1.166,70 €/mes 4.495,50 €/mes
6 Subalternos 1.166,70 €/mes 4.495,50 €/mes
7 Auxiliares administrativos 1.166,70 €/mes 4.495,50 €/mes
8 Oficiales de primera y segunda 1.166,70 €/mes 4.495,50 €/mes
9 Oficiales de tercera y especial. 1.166,70 €/mes 4.495,50 €/mes
10 Peones 1.166,70 €/mes 4.495,50 €/mes
11 Menores de 18 años 1.166,70 €/mes 4.495,50 €/mes

Acces ETT
Informatica del Este
lantania lIderes en España en infraestructuras agua y energIas renovables
Infocif bases de datos
BBVA

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.