Invertir en futuros de bolsa

Futuros en bolsa: ¿Qué son y cuál es la ventaja de invertir en ellos?

Invertir en el mercado bursátil es muy apasionante, pero requiere de conocimientos para poder tener éxito. Uno de los conceptos más importantes es el de futuros en bolsa, que ofrece rendimientos interesantes si sabes lo que estás haciendo. Básicamente se trata de un acuerdo entre dos partes, en él fijan una fecha para comprar y vender un determinado activo subyacente.  El precio debe ser fijado en el momento de establecerse el documento, así que desde un primer momento sabes en cuánto se vende o se compra esa acción.

¿Qué son los futuros en la Bolsa?

Los futuros en bolsa pertenecen a los derivados financieros y deben tomarse con mucha precaución para proteger tu patrimonio. Es una alternativa que te permite acordar el momento y el precio por el cual comprar o vender un activo financiero. Sin embargo, debes tener en cuenta que ese valor se fija cuando se realice el contrato y hay un arbitraje que marcará la diferencia de precios.  También puedes liquidar el contrato sin tener que esperar a que llegue a la fecha establecida siempre y cuando pagues al precio del mercado.

A pesar de que suena un poco complicado, realmente su funcionamiento es bastante sencillo. Suele utilizarse para comprar materias primas e índices bursátiles, ya que aprovechan la fluctuación que tienen estos activos en el tiempo. En este sentido, es una especie de compra a crédito, porque pagarás en un tiempo determinado por ese bien que estás adquiriendo. Por ende, requiere mucho conocimiento tanto del mercado como del producto que vayas a invertir, debido a que cada uno tiene un comportamiento diferente.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Características de los futuros

La característica principal de los futuros en bolsa es que se concretan mediante contratos que representan un compromiso. Las condiciones se fijan en ese documento y deben ser cumplidas al 100% para poder obtener los rendimientos esperados. A su vez, estos contratos pueden liquidarse antes de la fecha, lo que le da una estabilidad muy alta al inversionista. Otra de sus características es que una vez que llegue la fecha acordada, ese futuro tiene que liquidarse en el precio fijado.

De este modo, aquí participan principalmente empresas de inversión, bancos, agentes e intermediarios financieros. Por otro lado, están los arbitrajistas, que buscan obtener ganancias mediante la fluctuación de precios de los activos bursátiles. Los inversionistas también pueden apostar a la baja o al alza, así que compran ese activo con la expectativa de que llegue a un determinado precio. Este es el atractivo principal de los futuros en bolsa, y si conoces bien el mercado podrás predecir su comportamiento en un determinado plazo.

¿Por qué operar con futuros en la bolsa?

Los futuros en bolsa son unos instrumentos que cada vez ganan más aceptación debido a los beneficios que otorgan. Además de darle liquidez al mercado te permiten operar con mucho apalancamiento y con poco riesgo, ya que tienes un contrato que te da una garantía. De este modo, las ganancias son muy altas y puedes multiplicar en muy poco tiempo tu capital inicial, aunque las pérdidas también son elevadas. Por lo que se recomienda tener asesoría profesional para aumentar las probabilidades de éxito.

Otra de las razones por las cuales deberías operar con futuros en bolsa es porque tienes un gran número de opciones a tu disposición. Desde acciones, índices bursátiles hasta materias primas como el oro, plata u petróleo. A su vez, los bróker han mejorado sus plataformas para que puedas definir cuál es tu perfil de inversionista y así puedas operar en el momento adecuado. La Cámara de Compensación es el intermediario que vigila que las condiciones del contrato se cumplan con ambas partes, así que tendrás mayor tranquilidad.

 Tipos de operaciones con futuros

Una de las grandes ventajas y características de los futuros es que puedes hacer múltiples operaciones. La primera operación que puedes hacer es de cobertura, y que puedes reducir las pérdidas que se van a producir en el comportamiento negativo de un precio. A su vez, la especulación es otra de las operaciones con futuros y busca obtener una ganancia de las diferencias en el precio en las siguientes cotizaciones. Esto puede hacerse tanto comprando como vendiendo, dependiendo si presagias que habrá un alza o bajada en el valor.

También está el arbitraje, que aprovecha las imperfecciones entre los precios de contado y al futuro. Generalmente existe una gran relación entre ambas, pero cuando no existe los arbitrajistas actúan para obtener ganancias. Por ende, para poder obtener beneficios debes moverte rápidamente para no perder la oportunidad ante los demás inversionistas. Cada una de estas operaciones debes pensarlas previamente, ya que el riesgo siempre está presente y aumenta dependiendo del grado de desconocimiento. Solo así podrás llegar a los resultados esperados.

¿Cómo se determina el precio de un futuro?

Una de las preguntas más importantes que todo inversionista debe hacerse es cómo se determina el precio de un futuro. Para esto, dicen los especialistas que se calcula el precio del activo a la fecha en la cual vence el contrato. Sin embargo, es necesario restarle los dividendos que recibirás hasta ese momento para tener el monto exacto. La fórmula quedaría como precio de cotización por 1 más el tipo de interés por los días restantes de la fecha de vencimiento.

Por último, debes restar los dividendos que recibirás por el tiempo que queda entre el plazo del contrato y el pago de utilidades. Es una fórmula algo complicada, pero muestra con exactitud cuál podría ser el valor en el tiempo, así que podrás determinar si es un buen momento para invertir. Por lo tanto, es indispensable que hagas este cálculo correctamente para aumentar las posibilidades de ganancia con los futuros en bolsa. Es la única manera de poder tener la seguridad a la hora de operar.

Ventajas de invertir con futuros

La principal ventaja de los futuros es que requieren una inversión inicial mucho más baja que otros instrumentos, así que tu rentabilidad será mayor. A su vez, ofrece una liquidez muy interesante y contrasta con otra clase de activos, así que el dinero lo verás rápidamente. La Cámara de Compensación te brinda esa garantía que necesitas, ya que se encarga de vigilar que el contrato se cumpla en todo momento. Además, puedes cerrar el contrato cuando lo desees sin importar la fecha de vencimiento, lo que te da un gran margen de maniobra.

Por estos motivos es que los futuros en bolsa son excelentes alternativas para invertir tu dinero. Es necesario que entiendas bien todas sus características para que las aproveches al máximo. Con ellos podrás aumentar tus ganancias, pero también si pierdes el monto es alto. Así que es importante una buena asesoría, la ayuda nunca está de más para proteger tu patrimonio. Sin embargo, con un poco de tiempo y con muchas ganas de aprender podrás obtener muchos beneficios de los futuros en bolsa. Es uno de los mejores instrumentos para que empieces tu carrera como inversionista.

IMSKE-artroscopia

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.