economía abierta

Economía abierta: ¿Qué es y cuáles son sus principales ventajas?

Una economía abierta es una economía que interactúa con otras economías. Suele depender del comercio internacional. Las economías abiertas se definen por su apertura a la inversión extranjera y al flujo de bienes, servicios y capitales a través de sus fronteras.

Sin embargo, esto no significa que no tengan restricciones al comercio o a los flujos de capital; de hecho, la mayoría de los países tienen algunas regulaciones que protegen a las industrias locales de la competencia extranjera o garantizan que se sigan ciertas políticas antes de dejar que las empresas operen en el país.

¿Qué es una economía abierta?

Una economía abierta es un tipo de modelo económico que garantiza el libre flujo de servicios y bienes entre países individuales.

Con una economía abierta, los empresarios e inversionistas pueden importar libremente mercancías al exterior, así como exportarlas desde fuera del territorio de su país de origen.

En consecuencia, los consumidores tienen la oportunidad de recibir exactamente los servicios y bienes con los que soñaron y, al mismo tiempo, toda la sociedad de una determinada nacionalidad está incluida en la división internacional del trabajo.

Objetivos de la Economía Abierta

Los principales objetivos que persigue una economía abierta son:

  • Reducir el riesgo de inestabilidad económica ya que busca la interacción con diferentes economías a nivel mundial, lo que le puede proporcionar mayor estabilidad
  • Reducir el desempleo, ya que al existir un mayor intercambio comercial la producción aumenta, y por consiguiente los puestos de trabajo van en ascenso.
  • Aumentar la eficiencia de la producción ya que se requiere un mayor número de producto para exportar, y al ser más eficientes mayores son las exportaciones.
  • Aumentar la eficiencia de la distribución de bienes para que lleguen al mayor número de personas posible.
  • Aumentar la eficiencia de la asignación de recursos para que un mayor número de empresas tanto de capital público como privado participen en la economía del país.

Características de la Economía Abierta

Con una economía abierta, hay una distribución del capital mundial, el intercambio de conocimientos, tecnología y personal calificado. Esto beneficia a la sociedad, así como al estado en su conjunto.

Una economía abierta tiene las siguientes características:

  • La especialización de la economía se enfoca no solo en el mercado interno, sino también en el externo.
  • Existe una comparación de precios de bienes nacionales y extranjeros, lo que finalmente conduce a una reducción del costo para los consumidores.
  • Parte de las operaciones de las entidades comerciales nacionales está orientada a la exportación.
  • Cuando se organiza la producción y el desarrollo de tecnologías, se tienen en cuenta las tendencias extranjeras.
  • Los tratados y obligaciones internacionales tienen prioridad.

Ventajas de una economía abierta

La macroeconomía de una economía abierta es un aspecto sumamente beneficioso, teniendo en cuenta los beneficios asociados a su implementación. Para un país que decide utilizar este modelo de economía, las principales ventajas son:

  • Se encuentra que los precios en una economía abierta son más bajos y la calidad del producto mejora como resultado de una mayor competencia.
  • Los consumidores también tienen más opciones de elección entre productos.
  • Tiene más posibilidades de adaptarse a los cambios en la economía mundial.
  • Contribuye a un crecimiento global más rápido y dinámico.
  • Fomenta la investigación, el desarrollo y la innovación.
  • Existe una gran variedad de productos ya que la base comercial es tan grande, que siempre hay una alternativa menos costosa y más eficiente.
  • Permite que un país tenga voz en el comercio, las decisiones y las relaciones internacionales.
  • Aumento del bienestar social de los habitantes.

Desventajas de una economía abierta

A pesar de las ventajas obvias, una economía abierta también tiene ciertas desventajas:

  • Es susceptible a riesgos globales como una desaceleración.
  • Un país con una economía completamente abierta corre el riesgo de volverse demasiado dependiente de las importaciones.
  • Los productores nacionales pueden sufrir en una economía abierta porque no pueden competir a precios internacionales bajos. Como resultado, los gobiernos pueden utilizar controles comerciales como aranceles, subsidios y cuotas para ayudar a las empresas nacionales.
  • Cualquier cambio en cualquiera de estos factores determinantes puede resultar en un movimiento internacional de fondos a gran escala.
  • Es posible que un país se vea obligado a adoptar ciertas tecnologías de producción que le impidan aprovechar al máximo su dotación de factores.
  • Alternativamente, puede verse obligado a limitar sus exportaciones. Tal situación puede ser impuesta a un país con poder de negociación limitado o que está experimentando dificultades de balanza de pagos.

Ejemplos de modelo de economía abierta

La mayoría de los países hoy en día tienen una economía abierta. Sus bienes y servicios pueden comercializarse a través de las fronteras, y la mayoría de las industrias tienden a ser de propiedad privada.

Las importaciones y exportaciones representan una gran parte del PIB. Como resultado, los ciudadanos de los países tienen acceso a una amplia gama de productos de marcas nacionales e internacionales.

Entre los países con gran apertura económica, que consolida su economía abierta están Luxemburgo, Hong Kong, Singapur, Yibuti y Malta.

No olvidemos que este concepto tiene sus ventajas y desventajas. Por un lado, los ciudadanos de dichos países tienen más oportunidades de elegir bienes y servicios e invertir sus ahorros fuera del país. Por otro lado, la interdependencia de economías abiertas y, en consecuencia, una alta probabilidad de riesgos adicionales.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.