Cotización de metales preciosos

Cotización de metales preciosos: ¿Cómo afecta su cotización a la economía?

Los metales preciosos son conocidos en el mundo por su gran valor, pero pocos saben el protagonismo que tiene la cotización de metales preciosos en la economía global. Su capacidad para mantener gran parte de su valor en situaciones adversas, los convierte en una inversión obligada para los principales actores financieros de cualquier economía. Dando paso, gracias a su cantidad limitada, a una demanda constante que genera estabilidad de precio en sus cotizaciones y un comportamiento poco volátil.

¿Cómo se determina el precio de los metales preciosos?

La cotización de metales preciosos, se determina de manera distinta a la mayoría de acciones y productos de inversión cotizados en una bolsa de valores. Según diversas fuentes, el precio de los metales preciosos está principalmente determinado por el sentimiento de inseguridad económica. Hechos como las recesiones, la posibilidad de guerra o la inestabilidad regional influyen de forma directa en un aumento de precio, a su vez ocurre lo contrario durante períodos de estabilidad causando importantes caídas de valor.

No solo la inseguridad económica influye en el cambio de precio, también interviene la oferta de los grandes inversores. Asimismo, las noticias de tratos (compras, intercambios o ventas) hechos por bancos centrales y la entrada en vigencia de diversas regulaciones pueden generar fluctuaciones de precio. La limitada volatilidad a corto plazo de estos metales, tiende a convertirlos en la selección ideal para cubrir posiciones menos estables. Además, permite protegerse de eventos inflacionarios, manteniendo gran parte de su valor aun después de graves caídas en los mercados financieros.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

¿Cómo afecta la cotización de los metales preciosos a la economía?

La cotización de los metales preciosos tiene un profundo impacto en el valor de las monedas mundiales. Aunque se haya abandonado el patrón oro, este metal, como materia prima, puede actuar como sustituto de las monedas fiduciarias y utilizarse como cobertura eficaz contra la inflación.  No cabe duda de que los metales preciosos seguirán desempeñando un papel integral en los mercados de divisas. Por lo tanto, son metales importantes de seguir y analizar por su capacidad única de representar la salud de las economías locales e internacionales.

La variación al alza en la cotización de metales preciosos puede ayudar a los países exportadores a reducir el déficit económico. Mientras que los países importadores pueden ver reducida su capacidad de crecimiento económico. Es común encontrar que las naciones mantienen reservas de metales preciosos, como medida preventiva ante situaciones macroeconómicas adversas para poder asegurar su estabilidad. Entre más saludable sea una economía, menor será su necesidad de acumular e invertir en metales preciosos, reduciendo así impactos en su economía por cambios fiduciarios adversos.

¿Qué elementos influyen en la cotización de los metales preciosos?

Los informes económicos de bancos centrales, indicadores de desarrollo, adopción de nuevas tecnologías y tratados comerciales e intercambios de reservas de metales preciosos. Así como nuevas legislaciones económicas nacionales y regionales, además del precio del petróleo, suelen ser los principales elementos que influyen en la cotización de metales preciosos. Pues la principal utilidad que han tenido a lo largo de los años ha sido la de servir como índices de riqueza y estabilidad. Aunque en la actualidad sus propiedades y características únicas han tomado mayor protagonismo.

También influyen en su cotización eventos no tan positivos, como tensiones regionales, amenaza de conflictos armados, desastres naturales, recesiones económicas, tasas de inflación y desempleo. Lo que aumenta su valor en la medida que los eventos negativos aumentan y tienen mayor impacto. Sin embargo, la tendencia puede cambiar cuando se presentan periodos de estabilidad económica y social. Aun mayor influencia tiene en la cotización de los metales preciosos la sensación de seguridad y confianza que sientan los inversionistas en la viabilidad del mercado para mantenerse estable.

 ¿Qué metales preciosos cotizan en la bolsa?

Aunque el nombre metales preciosos incluye la plata, el oro y los metales de EGP (elementos del grupo platino): platino, paladio, rutenio, rodio, osmio, iridio, entre otros. Solo los primeros tres son cotizados en bolsa, gracias a su alta demanda, versatilidad y fiabilidad. El valor por lote del oro, la plata y el platino no es tan alto como sus contrapartes no cotizadas. Pues estos metales al ser mucho más escasos y tener una demanda más especializada (industria e investigación) mantienen precios más estables.

Se estima que la adopción y desarrollo de nuevas tecnologías de energías alternas tome auge. Esto hace que la demanda de los metales preciosos de EGP se incremente de manera exponencial. Esto aumenta a su vez los valores de cotización de metales preciosos tradicionales gracias a la volatilidad generada, transformando el mercado de futuros con nuevos productos. En la actualidad la plata se cotiza en su mayoría gracias a la demanda industrial, mientras el oro requiere de la sensación de inseguridad del mercado.

¿Se puede hacer una previsión de la cotización de los metales preciosos?

Todos los productos cotizados en un mercado de valores pueden ser sujetos a la previsión de comportamiento en sus precios. La cotización de metales preciosos no es la excepción. Los métodos para predecir la cotización de cualquier metal precioso, están sujetos por la oferta y demanda actual y futura. Pues gran cantidad de inversionistas, corporaciones y grupos financieros almacenan estos materiales para proteger sus inversiones contra fluctuaciones graves en el mercado. Mientras otros actores los utilizan para rentabilizar sus inversiones al aprovechar su volatilidad natural.

Diversas entidades comerciales entregan datos sobre los valores actuales de los metales preciosos. Ya que al tener estos un mercado más definido, tienden a tener información más transparente respecto a los inventarios y producción actual. Sin embargo, la alta demanda a nivel industrial, en combinación con las reservas privadas, generan incertidumbre que se puede ver incrementada por factores macroeconómicos inesperados. Además, las entidades de análisis entregan informes periódicos de desempeño que permiten tener una idea general del movimiento futuro de estos metales.

¿Qué características tienen los metales preciosos?

Todos los metales preciosos comparten unas características particulares que los separan del resto de elementos metálicos. Tienen densidades elevadas, una resistencia a la corrosión muy buena, una excelente conductividad eléctrica, reflectividad de la luz y un coste elevado. A pesar de este último factor, su precio suele ser aceptable a nivel económico por sus propiedades y su rendimiento en servicio. Los valores de sus residuos son significativos en comparación con otros metales, siendo que el reciclaje es muy común debido a su alta demanda.

Además, los metales preciosos son químicamente menos reactivos que la mayoría de los elementos y tienen un punto de fusión más alto que los metales normales, lo que significa que requieren grandes cantidades de calor y electricidad para ser fundidos y luego moldeados. Esto contribuye a que la cotización de metales preciosos sea muy alta, en especial aquellos pertenecientes al EGP (elementos del grupo platino). Cabe destacar que los más utilizados en los procesos industriales y por tanto más comercializados son oro, plata y platino.

LANTANIA: el futuro en construccion tren-300
LANTANIA: el futuro en construccion campo solar-300
Royo-group-coleccion
ECO3-octubre-2021

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.