Sede de Ferrovial

¿Por qué Ferrovial se ha disparado en Bolsa desde que anunció su cambio de sede?

El pasado 28 de febrero la multinacional Ferrovial, todavía española, referencia mundial en el sector de las infraestructuras de transporte y movilidad anunciaba su intención de trasladar su sede fiscal a Países Bajos.

De este modo, la constructora española -fundada en 1952 por Rafael del Pino– comunicaba su firme intención de ‘abandonar’ España, después de más de 70 años de historia ubicada en nuestro país. Con la conversión de su filial neerlandesa en la matriz del grupo Ferrovial pretende empezar a cotizar en la Bolsa del Ámsterdam para posteriormente dar el gran salto a Wall Street.

Desde entonces, la compañía no ha dejado de acaparar titulares y polémicas -especialmente políticas- en la prensa económica nacional e internacional. No obstante, desde su comunicado los títulos de Ferrovial no han parado de revalorizarse.

En Economía 3 analizamos las claves de por qué esta ‘fuga’ empresarial -que de confirmarse sería histórica- cuenta con el beneplácito de los inversores.

Ferrovial se dispara mas de un 5% en una semana

Desde el anuncio de su cambio de sede los títulos de Ferrovial acumulan una subida del 5,37%. Así, si hace una semana las acciones del gigante de la construcción cotizaban a 25,87 euros, actualmente se sitúan por encima de los 27 euros. Una progresión espectacular en apenas 7 días.

Si ampliamos el análisis de la acción a lo que llevamos de ejercicio, la progresión se incrementa por encima del doble dígito, hasta el 11,21%. En este sentido, merece la pena resaltar los resultados presentados por la compañía -correspondientes al ejercicio 2022- el pasado 28 de febrero.

De este modo, los estados financieros del grupo Ferrovial reflejaron un incremento de los ingresos del 9,28%, alcanzando estos los 7.551 millones. No obstante, las ganancias de constructora fueron de 186 millones. Un 84% menos, con relación al ejercicio anterior, motivado por una importante caída de los beneficios extraordinarios.

No es solo una cuestión de impuestos

El traslado a Países Bajos de Ferrovial ha caído como una auténtica bomba dentro del tejido empresarial de nuestro país. Más aún en el seno del Gobierno. Acto seguido a la comunicación de sus intenciones de mudanza, la constructora no ha dejado de estar la diana de la opinión pública.

Desde hace una semana, las acusaciones de que Ferrovial se reubicaba en Ámsterdam motivada por una rebaja fiscal no han dejado de sucederse. Pero ¿es real que los motivos de traslado de la compañía atiendan a un  dumping fiscal de los Países Bajos?

El ahorro fiscal de Ferrovial por su cambio de sede ascendería, según un análisis del Banco Sabadell, a 40 millones. Una cifra nada desdeñable, pero tampoco crítica, si tenemos en cuenta las dimensiones de Ferrovial. Además, los costes de mudanza, mientras mantiene, también, su cotización en España, serían de unos 20 millones.

La razón del ahorro fiscal estaría motivada en que mientras en España los dividendos de filiales tienen una bonificación del 95%, en los Países Bajos se encuentran completamente exentos. Por tanto, no parecen diferencias ‘insalvables’. También, hay que reseñar que el tipo impositivo del impuesto de sociedades en ambos países es idéntico (25%).

Financiación más barata y mayor visibilidad en EE.UU.

El cambio de sede a Países Bajos le está sentando muy bien a Ferrovial en el parqué bursátil. La evolución de la cotización de una empresa está principalmente ligada sus los beneficios y las expectativos sobre estos. Por tanto, una rebaja fiscal siempre debería favorecer al precio de una acción.

Sin embargo, y cómo acabamos de ver en el apartado anterior, no aparece que este motivo -ahorro fiscal potencial- sea el único para que Ferrovial esté volando en Bolsa.

Con la reubicación de su sede, la constructora multinacional se trasladaría a un país de máxima calidad crediticia (AAA). Esto le reportaría a la compañía mejores condiciones de financiación. Teniendo en cuenta la dimensión de las necesidades financieras de Ferrovial y  su recurrencia en los mercados de capitales la reducción de estos costes implicaría unos beneficios potenciales enormes.

Por otro lado, cotizar en Ámsterdam allanaría el camino para que los títulos de Ferrovial tuvieran una futura admisión en la Bolsa de Nueva York. Valorando la presencia estratégica de la constructora en el país norteamericano (92% de las inversiones comprometidas de Ferrovial pará el próximo lustro están en EE.UU.) , su posicionamiento en Wall Street resultaría clave en su plan de crecimiento.

Pamesa marcas
consum-crecimiento
Fundacion Vicente Ferrer
Sadival Cestas de Navidad

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.