Fernando Roig, presidente de Grupo Pamesa

El mayor productor europeo cerámico pisa el acelerador y crecerá un 35% en 2022

«En los últimos tres años hemos aumentado un 95% las ventas», ha subrayado Fernando Roig, presidente del Grupo Pamesa, durante el encuentro que ha mantenido con los medios de comunicación para presentar los resultados de 2021.  De esta forma, la compañía ha obtenido unos beneficios de 97 millones de euros, un 47% más que en 2020 y su facturación ha alcanzado los 1.220 millones de euros, un 56% que en 2020 donde las ventas alcanzaron los 782 millones. Roig ha aclarado que en estos resultados no están integrados los datos de Azuliver. Para 2022 tiene previsto crecer entre un 35 y un 40%.

El presidente de Pamesa también ha expuesto cuál es la posición actual del grupo. En estos momentos cuenta con ocho fábricas, 64 hornos, once centros logísticos, siete centros de atomización y seis marcas comerciales –Pamesa, Ecoceramic, Geotiles, Navarti, TAU y Prismacer-.  En total,  «producimos 450.0000 metros cuadrados al día». También ha resaltado que de 2020 a 2021 han crecido un 56% en ventas y un 233% en ventas de energía.  Sus productos están presentes en 150 países y exporta el 70% de su producción. El equipo humano del grupo está integrado por 3.100 trabajadores y cuenta con 11.000 clientes.

Roig también ha resaltado que este año «es especial porque cumpliremos 50 años en noviembre. Además, estamos en la nueva sede donde están las oficinas centrales del Grupo Pamesa y  donde contamos con un nuevo showroom».

El presidente de Pamesa ha destacado que 2021 empezó siendo un gran año pero, debido a la fuerte subida en los precios del gas, principal fuente de energía del sector, acabó presentando dificultades para mantener la rentabilidad del Grupo. Los costes del gas empeoraron con la invasión de Rusia a Ucrania, por lo que el pasado mes de mayo Pamesa se vio obligado a aplicar una tasa energética desde mayo de 2022; una opción transparente para todos sus clientes y que se regula mensualmente según el precio del mismo que viene marcada por la cotización en el ámbito europeo.

En este sentido, ha incidido en que «en marzo de 2021 el costo de la energía fue el 8% de nuestras ventas y en noviembre de 2021 suponía ya el 33% de nuestras ventas». Ha reconocido también que en octubre y noviembre «el Grupo tuvo pérdidas porque no fue capaz de subir los precios para poder equilibrar la subida del precio de la energía». La subida de precios llegó finalmente a principios de enero.

Legislar pisando la tierra

Ha subrayado también que están manteniendo las ventas «pero con las últimas medidas que esta tomando el Gobierno nos lo está poniendo más complicado». El presidente del Grupo Pamesa ha expresado su malestar «porque el Gobierno ha dejado fuera del gas las cogeneraciones y nosotros somos productores de cogeneraciones». «He invitado a la ministra Ribera para que venga a conocer la cogeneración pero todavía no ha tenido fecha para venir».  Roig ha recalcado que «hay que legislar pisando la tierra».

En esta misma línea, el presidente de Grupo Pamesa ha destacado que las nuevas ayudas que han entrado en vigor sobre la electricidad conllevarán apagones de la cogeneración. Dicha medida llevará a subvencionar aun más la electricidad, ya que las plantas de ciclo combinado se verán obligadas a utilizar más gas. «El 11% de la electricidad que se produjo el miércoles y subvencionada se vendió a Portugal, Francia, Marruecos y Andorra», ha matizado.

Además, ha criticado también al Gobierno que «haya quitado el carbón antes de que llegaran las energías renovables. La gran barbaridad que hemos hecho es transformar un fósil nacional por un fósil extranjero».

En este sentido, el presidente de Pamesa ha incidido  en que «el Gobierno debería continuar con el carbón y no cerrar las nucleares porque es la energía más limpia que hay. Hay que producir más energía solar y eólica».

Hidrógeno modulable

El Grupo Pamesa firmó hace dos años un contrato con la compañía americana eComubistible «que nos propuso sustituir el gas natural por hidrógeno». Se ha comprometido en que antes de final de año «tendremos un proyecto piloto  en nuestras instalaciones  de Onda donde pretendemos que funcione el hidrogeno modulable», ha resaltado. El presidente lo ha valorado como «algo importante y si somos capaces de hacerlo cambiará el mundo. No tiene emisiones de CO2 y no dependemos de nadie«, ha incidido. Ha explicado también que se trata de «un gran proyecto donde mucha gente ha invertido dinero  y estamos muy ilusionados».

Fernando Roig, presidente de Grupo Pamesa

Fernando Roig, presidente de Grupo Pamesa

¿Y las materias primas?

El presidente del Grupo Pamesa ha manifestado que la guerra de Ucrania les ha obligado de tomar medidas. «Ucrania es el gran abastecedor de arcilla.  De hecho, el 50% el azulejo es arcilla y el otro 50% porcelánico».

A pesar de esta situación, Pamesa lleva trabajando desde hace cuatros años en el abastecimiento y cercanía al origen de las materias primas para no depender de minas extranjeras. Su apuesta por las minas españolas le llevaron a conseguir Mina Galve, en Teruel, en 2018. Con la compra de Grupo Azuliber, Pamesa adquirió Mina Pilón, también en Teruel. Además, a principios de año se aprobó la explotación de Mina Elena, de arcilla blanca, con una extracción estimada en 60.000 t/mes. Estas dos últimas minas, junto a la ya adquirida anteriormente Mina Valdecastillo, suponen una extracción mínima de 115.000 t de arcilla blanca al mes.  Por otra parte, el pasado mes de mayo se concedió la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) a Mina Mancilla, en Alcora, una mina de arcilla roja,  que también estaba en los activos de Azuliver. Sobre esta última ha declarado que  espera que esté en producción en poco tiempo. Sobre la mina del Puig, que no ha querido ni mencionar, ha expresado que «ya llevamos diez años desde que se inició el proceso».

Ha declarado también que para compensar la situación de Ucrania «hemos establecido acuerdos con Rumanía para traer arcilla y Marruecos y tenemos material de calidad suficiente para continuar trabajando y tranquilizar a nuestros clientes».

8,5% de las ventas para Hacienda

Roig también ha expuesto a los medios de comunicación lo que el Grupo Pamesa aporta a la sociedad. «Antes de final de año pagaremos por el Impuesto de Sociedades 20.400.000 euros, 16 millones más por compras de derechos de CO2«. Sobre este último epígrafe  ha incidido en  que no sabe «dónde va el dinero del CO2, yo pienso que habría que poner medidas correctoras en este sentido». Al final, ha reconocido que después de pagar la Seguridad Social de sus trabajadores y el IRPF , «el 8,5 de todas nuestras ventas se las lleva Hacienda».

En contra de las subvenciones

Las inversiones más significativas del ejercicio 2021 han sido la construcción de sus nuevas oficinas centrales y la adquisición de Grupo Azuliber «antes de empezar el salto de la energía». Además, todas las marcas del Grupo han ampliado y han reformado sus exposiciones y oficinas, siendo el cambio más significativo el de Pamesa Cerámica, que se trasladó de sus antiguas oficinas de Almassora a Vila-real. Un edificio sostenible que cuenta con un gran showroom de más de 3.000 m2.

Este año, Pamesa invertirá más de 95 millones de euros en la provincia de Castellón, entre otras inversiones, el Grupo apuesta por la compra de nuevos hornos; la puesta en marcha del proyecto piloto junto con eCombustible; nuevas líneas de clasificación y esmaltado; nueva tecnología de decoración digital; producción de nueva tipología de producto extrafino: XTR; la puesta en marcha de tres nuevos atomizadores (Amizalsa, Atommed y Azuliber); y las nuevas minas en Teruel (Mina Elena).

Fernando Roig ha dejado muy claro también que «todas estas inversiones se van a hacer sin ningún tipo de ayudas y de fondos europeos. No hemos solicitado ningún fondo, somos contrarios a las subvenciones y vamos a continuar reinvirtiendo».

En este punto ha recalcado que «tampoco se van a repartir dividendos porque así lo han decidido los accionistas».

Sobre posibles adquisiciones de nuevas compañías para seguir creciendo, el presidente de Pamesa ha explicado que no están pensando en comprar nuevas empresas del sector. «De momento queremos digerir lo que tenemos y estamos intentando poner orden al Grupo».

Preguntado por si la guerra de Ucrania o la situación de Argelia  ha afectado a sus exportaciones, Roig ha confirmado que «afecta pero se asume». Ha explicado también que «no hay ningún país del que dependa la viabilidad de Pamesa. Estamos hablando de que afecta a un 1% de nuestras producción», ha reconocido.

Sobre la situación de Argelia y la posición adoptada por el Gobierno, Roig ha destacado que no tiene ni idea de lo que puede pasar en Argelia, «porque tenemos el presidente que tenemos, no es fundamental para Pamesa, pero tota pedra fa paret».

¿Y para 2022?

Para el presente ejercicio, que ya entrará Azuliver en los datos, está previsto que el grupo crezca entre un 35% o un 40%. Además, «vamos a ser competitivos  porque estamos trabajando mucho con el espesor del material para que viajen más, debido al incremento del precio de los fletes que están sufriendo nuestros clientes». «Este año va bien pero a base de aumentar los precios».

Para 2023, ha manifestado Fernando Roig: «correremos para dejar de consumir gas natural y llegar al hidrogeno».

Su equipo

Desde el inicio de la pandemia no solo no se han hecho ERE ni ERTE sino que se han creado 1.039 nuevos empleos. Es decir, se ha aumentado un 48% el número de empleados desde la crisis sanitaria de la covid-19. La plantilla total del grupo asciende a 3.192 puestos de trabajo estables y de calidad. Al respecto ha señalado que la mayoría del empleo es fijo. «Hemos repartido 7.800.000 en incentivos» en 2021.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.